Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Economía doméstica > Servicios y Hogar

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Parques infantiles: estudiados 739 aparatos de juego de 132 áreas de recreo de uso público ubicadas en 18 ciudades españolas : El mantenimiento de uno de cada tres elementos de juego es insuficiente

La seguridad de las zonas de juego es buena, aunque precisa mejoras

/imgs/20100401/tema1.jpg
Arriba, abajo, arriba, abajo… Los parques infantiles han adquirido en los
últimos años un aspecto futurista, con intrincados aparatos y un diseño,
cuando menos, llamativo. Pero la esencia de su estilo no ha cambiado:
arriba, abajo, arriba, abajo… Niños y niñas que suben, niños y niñas
que bajan. En esta demostración constante de los efectos de la ley
de la gravedad, es fundamental que estas zonas se encuentren en las
mejores condiciones para evitar los sustos y los vuelcos de corazón de
muchos padres cuando ven que sus hijos ‘aterrizan’ demasiado rápido
o de forma poco ortodoxa. A tenor de los resultados de la investigación
realizada por EROSKI CONSUMER, el servicio que ofrecen las zonas
infantiles de nuestro país aprueba, pero por los pelos. Su valoración
es un pobre ‘aceptable’, idéntica a la obtenida en un estudio similar
elaborado hace cinco años. Aunque se han observado mejoras, distan
de ser las deseables. Entre las razones de esta calificación, sobresalen
el deficiente mantenimiento registrado en uno de cada tres elementos
de juego (falta de pintura, partes oxidadas, astilladas, rotas o sueltas)y
el hecho de que más de la mitad de las áreas de recreo no cuenten con
carteles que informen del grupo de edad al que están destinados los
juegos. Sí se ha registrado una mejora en seguridad: en siete de cada
diez áreas de recreo las superficies son de caucho reciclado y el 84%
de las zonas de juego están delimitadas.

EROSKI CONSUMER analizó entre finales de enero y principios de febrero un total de 739 aparatos de juego de 132 zonas públicas de juego infantil ubicadas en 18 ciudades: A Coruña, Alicante, Barcelona, Bilbao, Cádiz, Córdoba, Granada, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo, Pamplona, San Sebastián, Sevilla, Valencia, Valladolid, Vitoria y Zaragoza. Se valoró la seguridad, estado de mantenimiento, información y accesibilidad de un total de 40 balancines, 50 toboganes, 129 estructuras multijuego, 254 asientos de columpios y 262 muelles. La mitad de estas zonas infantiles se encontraban en el centro de las ciudades y la otra en la periferia o en barrios no céntricos. Asimismo, se solicitó información a los ayuntamientos sobre el número de parques infantiles y presupuesto destinado a su mantenimiento.

Las zonas infantiles visitadas con mejores calificaciones han sido las de Cádiz, Barcelona, Córdoba, Vitoria, Pamplona y Granada (con un ‘bien’). Bilbao, Madrid, Murcia, San Sebastián, Valencia, Zaragoza, A Coruña, Alicante y Málaga han recibido un ‘aceptable’. El suspenso recae en las zonas infantiles estudiadas en Oviedo, Sevilla y Valladolid (‘regular’).

Saber comportarse

Los parques infantiles atraen a niños y niñas por su combinación de diversión y riesgo. Sin embargo, los más pequeños no son realmente conscientes de los peligros a los que se pueden enfrentar. De ahí que para que estas zonas sean seguras, no sólo sea importante el mantenimiento y buen estado de cada elemento de juego, sino la educación de los padres y las normas de comportamiento que deben transmitir a sus hijos:

  • Respeto. Los niños y niñas no deben empujarse mientras juegan con los equipos de juego. Lo conveniente es que lo disfruten sin prisa y, en la medida de lo posible, con orden.
  • Cuando utilicen los juegos, deben hacerlo correctamente: por ejemplo, al lanzarse por el tobogán, tienen que hacerlo sentados, con los pies hacia delante y no se recomienda ponerse de pie en los columpios.
  • Hay que tener cuidado con la ropa: no es conveniente llevar ropa muy holgada, con cordones o cuerdas cuando se juegue en un parque infantil. Puede convertirse en un serio peligro, ya que se pueden quedar enganchados en el aparato y causar lesiones al menor.
  • Es recomendable avisar a niños y niñas de que tienen que fijarse en las superficies que pisan y agarrarse firmemente en las estructuras de trepar. Se evitarán así resbalones y sustos.
  • Los niños menores de tres años deben ir acompañados constantemente de un adulto, que no les dejaran solos en ningún momento.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones