Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Los españoles pagamos 265 euros de impuestos al año para tratar los problemas de salud generados por la obesidad y el sobrepeso, según datos de la OCDE. Un coste para nuestros bolsillos que seguirá creciendo si no se reducen las alarmantes cifras de obesidad infantil. : ¿Cuánto nos cuesta la obesidad?

¿Qué se hace en otros países? 

Fuera de nuestras fronteras existen diversos ejemplos de estrategias para combatir la obesidad infantil. En Europa, la Organización Mundial de la Salud ha puesto en marcha una serie de estrategias de actividad física, alimentación y nutrición destinadas tanto a adultos como a niños para educar y detener el aumento de sobrepeso, obesidad y malnutrición. Sin embargo, estos planes no son obligatorios, sino que reconocen y respetan la libertad de acción de los estados.

A pesar de la no exigencia, muchos gobiernos cuentan con sus respectivos planes para abordar los problemas de la obesidad, según el estudio Euro Health. El primer país en incluir la obesidad dentro de su programa de salud nacional con el objetivo de detener su aumento fue Moldavia, en el 2014. Dos años después, Reino Unido puso en marcha su plan de acción contra la obesidad infantil. También en Reino Unido, la Ofcom (el organismo independiente que regula la televisión, la radio y las telecomunicaciones) prohibió la emisión de toda clase de publicidad de alimentos azucarados para menores de 16 años. Polonia también ha hecho lo propio y puso en el foco de su estrategia la alimentación en el sistema educativo. Su objetivo, aún vigente, es el de promover una dieta saludable entre los más pequeños.

Similar al caso español es el de Malta, donde la obesidad y el sobrepeso infantil también rondan el 40%. Por ello, el país ha implementado una serie de medidas legislativas para reducirlo. En 2016, se aprobó la Ley de Promoción de Estilo de Vida Saludable y Atención de Enfermedades No Transmisibles, que tiene como objetivo la promoción a través de distintas acciones de la actividad física y una dieta saludable. Este país también cuenta con un Consejo dedicado a asesorar en materia de obesidad. Entre otras cuestiones que han conseguido han estado la de implementar un programas de hábitos de vida saludable en las escuelas y regular los alimentos que se venden a los niños en los colegios. Para comprobar que se cumplen, el gobierno lleva a cabo inspecciones periódicas.

En cuanto a la figura del dietista-nutricionista, tan importante en la prevención, países como Canadá, Estados Unidos y algunos de la Unión Europea como Portugal ya incorporan esta figura en sus sistemas sanitarios. Canadá, por ejemplo, estableció en 2009 un ratio mínimo de un dietista por cada 50.000 habitantes, pero posteriormente lo cambió a uno por entre 16.000 y 29.000 pacientes. Desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas cuentan con un manifiesto en el que piden la inclusión de estos especialistas en el Sistema Nacional de Salud. Según su propuesta consideran necesario un experto por cada 100 camas en Atención Especializada, uno por cada 50.000 tarjetas sanitarias en Atención Primaria y uno por cada 500.000 habitantes en Salud Pública. “Los dietistas-nutricionistas que ejercen en Atención Primaria pueden ahorrar al sistema de salud de 5,8 a 105 euros por cada euro invertido en los tratamientos. En los hospitales se ha visto que la intervención del dietista-nutricionista reduce la estancia hospitalaria (una inversión de 76 euros genera 1 día menos de ingreso) y disminuyen los casos de reingreso.

El coste sanitario del sobrepeso y de las enfermedades asociadas

2.500 millones. Esta cifra se reparte así:

  • Obesidad: 65%
  • Enfermedades cardiovasculares: 22,6%
  • Diabetes tipo 2: 9%
  • Dislipemias (colesterol, triglicéridos o ambos): 2,4%
  • Enfermedades musculoesqueléticas: 1%

Fuente: Costes sociales y económicos de la obesidad y patologías

Dietistas-nutricionistas en la atención primaria 

Incluir a estos profesionales en los servicios de Atención Primaria supondría un ahorro del 500% del gasto sanitario. Por cada euro invertido en los tratamientos nutricionales:

  • 56 € de ahorro en términos de mejora de la salud
  • 3 € de ahorro en costes sanitarios (medicación e ingresos hospitalarios)
  • 4 € de ganancias de productividad (menos absentismo laboral)

Fuente: Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Cataluña (Codinucat).

Porcentaje de gasto en salud relacionado con el sobrepeso y enfermedades asociadas

Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el 9,7% del gasto sanitario español se dedida a tratar la obesidad y sus enfermedades asociadas. Un porcentaje superior al 8,4% de la media en la OCDE.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones