Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Si deseas que resolvamos tu caso en la revista EROSKI CONSUMER ponte en contacto con nosotros. Sólo serán respondidas y publicadas las consultas que desde la revista EROSKI CONSUMER consideremos más interesantes.

: Un periódico quiere instalar una antena sin permiso de la comunidad de propietarios

Un periódico que tiene sede en los bajos de mi edificio quiere colocar una antena, pero la comunidad de vecinos no ha dado permiso para que la instale. El abogado del periódico ha enviado un listado de fundamentos jurídicos y afirma que, por la Ley 19/1983, un propietario singular puede colocar la antena sin permiso de la comunidad. Según ese abogado, la jurisprudencia es clara a su favor. ¿Qué podemos hacer?

/imgs/20060201/consultorio01.jpgLa antena que el periódico quiere instalar en el edificio es una antena de radioaficionado y debe contar con la oportuna licencia de la Dirección de Telecomunicaciones. Esta licencia se concede en el marco de un procedimiento en el que debe ser oída la comunidad de propietarios y su concesión puede ser recurrida por la comunidad.

La instalación no estaría amparada por la Ley 19/1983 en caso de que no se hubiera solicitado y concedido la licencia. Los afectados pueden informarse en la Dirección de Telecomunicaciones y en el periódico sobre el estado de solicitud de la licencia y sobre las características de la instalación. Si ya se ha presentado la solicitud, se pueden consultar con un técnico en telecomunicaciones las repercusiones y molestias que podría ocasionar la instalación de la antena de radioaficionado. De este modo, los afectados estarán preparados para cuando la Administración notifique al presidente la solicitud de licencia y les dé un plazo de dos meses para oponerse o hacer sus alegaciones. Si al final se concede en términos que los afectados consideren perjudiciales, deben recurrir la licencia.

Las antenas de radioaficionados y sus elementos ajenos se deben instalar de forma que no produzcan molestias, peligro o daño a personas o bienes. Además, la responsabilidad del titular de la licencia de estación de radioaficionado, derivada de su instalación, conservación y desmontaje, debe estar cubierta con una póliza de seguro que incluya su responsabilidad civil. La comunidad tiene derecho a recibir una copia. Si no hay seguro o no se actualiza, la autorización debe ser cancelada. Además, la comunidad, por acuerdo adoptado por mayoría simple, puede designar un lugar alternativo para la antena.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones