Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Un caso similar puede merecer sentencia distinta. Esta página recoge sentencias de nuestros tribunales que, por su contenido, afectan a los consumidores y usuarios de todo tipo de productos y servicios. No olvide que ante hechos similares, las cuestiones de prueba, las circunstacias concretas de las partes implicadas e incluso el tribunal que sea competente en la causa puede determinar fallos distintos.

: Telefónica devolvió un cobro indebido

Telefónica facturó a un usuario unas 150.000 pesetas en concepto de llamadas y de instalación de un equipo complementario. Según el usuario, estas cantidades no se correspondían con servicios que él hubiese utilizado. Planteado el asunto ante la Audiencia Provincial de Las Palmas de Gran Canaria, en sentencia del 1 de septiembre de 1998, ésta considera que en casos como el presente en que se da una situación de monopolio, si no legal, sí de “facto”, y en la que el usuario firma un contrato de adhesión, corresponde a la empresa probar que el importe de la factura no se ha fijado de forma arbitraria.

El usuario, claro está, no tiene medios para probar que se ha producido un error en la facturación, por lo que le basta con señalar la diferencia entre la factura de los meses precedentes y la que se reclama. Para la Audiencia, el recibo de Telefónica debe reflejar los servicios prestados, desglosando las llamadas, lo que permite probar que la cantidad reclamada no es arbitraria. Este documento no puede considerarse una cortesía de Telefónica sino como el cumplimiento de una imprescindible obligación de información al consumidor, más aún cuando sucede, como reconoció la propia Telefónica, que las facturas son tan farragosas que pueden inducir a la incomprensión de su sistema de facturación. Aunque en la actualidad se acompañe este desglose en la factura, en la fecha de los hechos, no y tampoco fue aportado tal desglose en el juicio. No habiendo probado Telefónica la realidad del servicio por el que pretendía cobrar, es condenada a devolver lo indebidamente cobrado, más intereses.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones