Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Economía doméstica > Finanzas

Si deseas que resolvamos tu caso en la revista EROSKI CONSUMER ponte en contacto con nosotros. Sólo serán respondidas y publicadas las consultas que desde la revista EROSKI CONSUMER consideremos más interesantes.

: Sustracción de un talonario de cheques

Hace un mes me sustrajeron del bolso el talonario de cheques sin que yo me percatase de ello. Al día siguiente a media mañana, al ir a buscarlo, me di cuenta de que me faltaba. Llamé por teléfono a mi caja de ahorros para avisar del hecho y puse la correspondiente denuncia en la policía. Más tarde, al comprobar el saldo de la cuenta faltaban 175.000 pesetas que la caja de ahorros se niega a devolverme. El director de la sucursal me dice que no es responsabilidad suya que me hayan robado el talonario y que yo no les comuniqué la sustracción hasta transcurrido un día.

Según la Ley Cambiaria y del Cheque (artículo 156), en los casos de pagos de cheques falsos el daño es imputado al banco o caja de ahorros, a no ser que el usuario haya sido negligente en la custodia del talonario de cheques. A priori, la responsabilidad es de la caja, pudiendo desplazarse ésta al usuario si se acredita que no custodió con diligencia y cuidado el talonario.

Si el usuario hubiese sido negligente en la custodia, la responsabilidad sería compartida. En este caso, la responsabilidad es de la caja, y por el total del importe. No se puede considerar negligente el comportamiento del usuario, ya que al día siguiente, nada más percatarse del extravío o sustracción del talonario, lo denuncia a la policía y avisa a la caja de ahorros. El consumidor tendría que llegar a una solución amistosa con la caja a través del Defensor del Cliente, si lo hubiera. Si esto no funciona, puede recurrir al Servicio de Reclamaciones de Banco de España. O acudir a un juicio. Si la caja no devuelve voluntariamente el dinero, el asunto podría ponerse en manos de una asociación de consumidores u oficina municipal de consumo. O de un abogado. Como consejo general, es recomendable comunicar también por escrito a la entidad bancaria la pérdida o sustracción de talonarios y tarjetas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones