Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Si deseas que resolvamos tu caso en la revista EROSKI CONSUMER ponte en contacto con nosotros. Sólo serán respondidas y publicadas las consultas que desde la revista EROSKI CONSUMER consideremos más interesantes.

: Las joyas depositadas para su arreglo ya no están

Mi madre llevó unas cadenas y un sello de oro a una relojería para arreglarlos hace aproximadamente un año y olvidó pasar a recogerlos, hasta que hace pocos días lo recordó. Cuando acudió a buscarlos, el dueño de la joyería le explicó que los habían tirado, que no era la primera vez que lo hacían y que en varias ocasiones ya habían regalado relojes porque los dueños no pasaron a recogerlos. ¿Qué podemos hacer?

/imgs/20051001/consultorio01.jpg Cuando se realiza la entrega de un bien mueble en un establecimiento para su reparación se generan varias obligaciones y derechos para las partes. Además del contrato relativo al servicio de reparación, hay un depósito de las cosas. Este contrato de depósito es gratuito, salvo pacto en contrario. El depositario, de acuerdo con el artículo 1.766 del Código Civil, está obligado a guardar la cosa y restituirla cuando se la pida el depositante y no puede servirse de ella sin permiso expreso del depositante. En caso contrario, responderá de los daños y perjuicios. Según el Código Civil la cosa depositada debe devolverse (art. 1775 CC) cuando lo reclame el depositante.

Entendemos que la conducta del comercio, regalando o desprendiéndose de las cosas sin comunicación alguna con el consumidor, es contraria a las normas reguladoras del depósito y a sus obligaciones. Aunque la inactividad y demora del consumidor pudiera hacer presumir un incumplimiento de contrato y la pérdida de la expectativa de ganancia por la reparación, el comercio podía requerir al cliente o informarle del cobro de gastos de estancia y otros daños y perjuicios. El afectado debería acudir al comercio, solicitar una hoja de reclamaciones y reclamar la entrega o alcanzar un acuerdo con el establecimiento para ser indemnizado. Puede acudir a arbitraje de consumo, si se somete el establecimiento. Y, muy importante, debe comprobar si conserva el resguardo de entrega.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones