Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Vivienda > Comunidades de vecinos, seguros y legislación

Si deseas que resolvamos tu caso en la revista EROSKI CONSUMER ponte en contacto con nosotros. Sólo serán respondidas y publicadas las consultas que desde la revista EROSKI CONSUMER consideremos más interesantes.

: El ruido del ascensor no deja dormir

Resido en un vivienda de protección oficial en Vitoria. A resultas de los molestos e incómodos ruidos provenientes del ascensor que no nos dejan dormir, presenté denuncia en el Gobierno Vasco y en el Ayuntamiento de Vitoria. Los ruidos son molestos y me producen alteraciones nerviosas. Después de las mediciones oportunas, el Gobierno Vasco me ha comunicado que la normativa sobre condiciones acústicas en los edificios como el mío tan sólo habla de valores recomendados, por lo que, aunque ha quedado probado que el nivel de ruido está muy por encima de dichos valores recomendados, no pasan de ser eso, valores recomendados. Y archivan las actuaciones. ¿Esto significa que no puedo hacer nada?.

Dice la legislación de Viviendas de Protección Oficial (VPO) que si en el transcurso de cinco años desde la calificación definitiva se manifestasen vicios o defectos en la construcción que hiciesen necesarias obras de reparación, podrá imponerse su ejecución al promotor o realizarlas a su costa. En este caso, el plazo para recurrir la resolución administrativa ha vencido así que recomendamos olvidar la vía administrativa y pensar en buscar abogado y en los tribunales civiles. Desde un punto de vista civil, el vendedor tiene obligación de entregar la vivienda en las condiciones de habitabilidad adecuadas a un régimen de calidad de vida mínimo.

Es decir, el vendedor debe entregar la vivienda al comprador en condiciones de plena utilidad, siendo "exigible la condición o cualidad elemental del descanso reparador, perturbado por los ruidos y vibraciones" (sentencia del Tribunal Supremo de 10 de marzo de 1993). Hay que requerir al promotor-vendedor a realizar las obras conducentes a la eliminación de los ruidos. Si no responde, parece conveniente acudir a los tribunales. Como posiblemente este problema afecte a más vecinos y, en todo caso, como se trata de un defecto de un elemento común de la comunidad, se puede plantear el asunto al administrador para que sea tratado en la Junta de Propietarios. No se podrá efectuar una demanda basándose en los vicios ocultos (artículos 1.484 y siguientes del Código Civil) por haber caducado ya el plazo de seis meses para ello. Deberán elegirse otras vías: responsabilidad por vicios en concepto de ruina, incumplimiento de contrato de compraventa, etc.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones