Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Vivienda > Compra

Si deseas que resolvamos tu caso en la revista EROSKI CONSUMER ponte en contacto con nosotros. Sólo serán respondidas y publicadas las consultas que desde la revista EROSKI CONSUMER consideremos más interesantes.

: El derecho a recuperar una vivienda alquilada o a actualizar la renta al inquilino

Poseo un piso que alquilé hace más de 25 años con renta antigua, insuficiente para pagar los gastos que origina la vivienda. Además yo me veo en la obligación de vivir en un piso alquilado desde hace 24 años. Mis preguntas son: ¿hay alguna forma de subirle el alquiler? ¿puedo echar al inquilino para entrar a vivir yo?

Respecto a la primera pregunta, la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994 establece la facultad del propietario de actualizar la renta en los contratos de arrendamiento celebrados con antes del 9 de mayo de 1985. Para ello, ha de requerir fehacientemente (burofax con acuse de recibo) al inquilino sobre la actualización de la renta, reglas de actualización e índices. El inquilino podrá oponerse, comunicándolo fehacientemente al arrendador dentro de los treinta días naturales siguientes a la recepción del requerimiento. En tal caso, el contrato se extinguirá a los ocho años del requerimiento y la renta sólo podrá actualizarse anualmente con el Índice General Nacional de sistema de Índices de Precios de Consumo. Si el inquilino no ejerce oposición a la actualización, la renta actualizada será la renta inicial del contrato más un índice corrector (puede solicitar ayuda profesional para su calculo).

En cuanto a la segunda pregunta, para recuperar la vivienda habrá de acreditarse la necesidad de ella. Al respecto sigue vigente la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964: el arrendador que necesite la vivienda para sí o para sus ascendientes o descendientes, podrá requerir al inquilino para que la desaloje en el plazo de un año a partir del requerimiento. El inquilino tiene derecho a ser indemnizado por el dueño con dos anualidades de renta si desaloja la vivienda dentro de los seis meses siguientes a la fecha del requerimiento, o con una anualidad si la desaloja dentro del año. En todo caso, habrá de acreditarse la necesidad de la vivienda y probar que se da una de estas situaciones: que el propietario o los familiares antedichos residan fuera del término municipal en que se halla la finca y necesiten domiciliarse en él (por ejemplo, por motivos laborales); que, aún residiendo en la misma población en que radique la vivienda, ésta resulte insuficiente por aumento de las necesidades familiares del dueño; que el propietario o un hijo contraigan matrimonio y necesiten la vivienda por tal motivo, o que el propietario, domiciliado en el lugar en que se encuentre la vivienda, se vea obligado a desalojar su residencia por causas absolutamente ajenas a su voluntad.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones