Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Motor > Educación y seguridad vial

Si deseas que resolvamos tu caso en la revista EROSKI CONSUMER ponte en contacto con nosotros. Sólo serán respondidas y publicadas las consultas que desde la revista EROSKI CONSUMER consideremos más interesantes.

: Accidente de bicicleta por el mal estado de la calzada

Mi hijo sufrió un accidente en bicicleta debido al mal estado de la calzada (grietas y baches), y como consecuencia de ello ha estado ingresado en un hospital varios meses y le han quedado secuelas y cicatrices. Desearía saber a dónde dirigirme y si hay justicia gratuita.

Conforme al Reglamento General de Circulación para la aplicación y desarrollo de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, el conductor de cualquier vehículo de tracción animal, vehículo especial con peso máximo no autorizado superior a 3.500 kilos, ciclo (bicicleta), ciclomotor o coche de minusválido, en el caso de que no exista vía o parte de la misma que le esté especialmente destinada, circulará por el arcén de su derecha si fuera transitable y suficiente, y si no lo fuera, utilizará la parte imprescindible de la calzada. Teniendo en cuenta lo anterior, sugerimos que se recopilen todos los informes médicos en los que consten días de ingreso y de baja, daños o lesiones tratadas y curadas, secuelas, etc. Después, se puede acudir al cuerpo policial que se personó en el lugar del accidente y solicitar por escrito (mediante una instancia que facilitan al efecto) copia literal del atestado. Tras estos pasos, procede plantearse una reclamación por responsabilidad patrimonial de la Administración Pública. Si los ingresos del demandante son inferiores al doble del salario mínimo interprofesional, podrá dirigirse al Colegio de Abogados de su provincia o al Servicio de Orientación Jurídica de los juzgados de capital de provincia, para solicitar abogado y procurador de oficio.

De todos modos, hay que plantear con carácter previo una reclamación administrativa frente a la entidad responsable de esa carretera (ayuntamiento, diputación, comunidad autónoma o Administración central) para que, en caso de que sea desestimada la petición de indemnización, se pueda acudir a la vía judicial contencioso-administrativa. En la reclamación previa se acreditará la relación de causa-efecto entre el accidente y el mal estado de la calzada, y se especificarán las lesiones y secuelas, la presunta relación de causalidad entre estas y el funcionamiento de un servicio público, la evaluación económica de los daños (días de ingreso hospitalario, días de baja, facturas, indemnización por secuelas, etc.) y si fuera posible, el momento en que se produjo la lesión y todas las alegaciones, documentos e informaciones oportunos. Además, se aconseja solicitar proposición de prueba y alegar la Ley 30/1992 de Responsabilidad Patrimonial de la Administración Pública y el Reglamento de los Procedimientos de las Administraciones Públicas en materia de responsabilidad patrimonial.

El plazo para reclamar es de un año desde que los daños son cuantificables definitivamente (en este caso, desde el alta médica). El Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en sentencia de 1 de abril 1998, señaló que las lesiones sufridas en un caso similar tuvieron su causa en el mal estado de una carretera de titularidad autonómica, correspondiendo a dicha administración su mantenimiento y conservación, sin que pudiera eludir su responsabilidad.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones