Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Queso rallado : Grasa y proteínas

Los quesos rallados nos permiten ahorrar tiempo y esfuerzo, pero conviene prestar atención porque podemos encontrar grandes diferencias entre ellos. A continuación, mostramos algunas claves para conocer este producto.

Grasa y proteínas

El queso es un alimento que está compuesto básicamente por grasa y proteínas. Su proporción depende del grado de maduración, ya que a medida que pasa el tiempo el producto va perdiendo agua por evaporación y los nutrientes se van concentrando. Es decir, en un queso fresco la proporción de grasa y proteínas es menor que en un queso maduro que tenga el mismo peso. Esto explica las diferencias existentes entre algunos de los productos analizados. Así, Ferrarini, Eroski Seleqtia y Eroski, que se elaboran con los quesos con mayor grado de maduración, son también los que presentan la mayor proporción de grasas y proteínas, 62% y 56%, respectivamente.

Por su parte, los quesos Millán Vicente (48%), Arla (45%) y President Especial Pizza (46%) resultan los que contienen menor proporción de estos nutrientes debido a su mayor contenido en agua, al tratarse de variedades con menor grado de maduración. En cualquier caso, los productos que presentan las proporciones más bajas de grasa y proteínas son los quesos fundidos El Caserío en polvo (40%) y El Caserío Filatto (42%), debido a que en su elaboración se utiliza agua y otros ingredientes con menor proporción de grasa y proteínas que el queso, como leche desnatada o suero lácteo.

En definitiva, por lo general la proporción de grasa y proteínas puede orientarnos acerca de la calidad del queso, ya que a menudo guarda una relación directa con su valor comercial. Los quesos maduros, que son también los más apreciados, presentan una elevada proporción de estos nutrientes, mientras que los quesos menos valorados, como los frescos y, sobre todo, los fundidos, presentan valores más bajos. Aunque este criterio no es infalible.

Esto suele entrar en contradicción con los aspectos nutricionales debido, entre otros aspectos, a la elevada proporción de grasas que habitualmente contienen los quesos maduros. Como era de esperar, los que presentan los valores más altos de grasas son Ferrarini (30%), El Caserío 4 quesos (28%), Eroski Seleqtia (29%) y Eroski (29%). Por eso son también los que tienen mayor proporción de grasas saturadas (entre un 18% y un 20%) y los que aportan más calorías, especialmente Eroski Seleqtia (398 kcal/100 g) y Ferrarini (402 kcal/100 g). Esto se traduce en unas 120 kcal por ración (30 g), es decir, una cantidad equivalente a las calorías que aportan dos manzanas o una magdalena. No todo se reduce a contar calorías (no es lo mismo comer magdalenas que comer manzanas), pero es conveniente tener en cuenta el aporte calórico del queso, sobre todo porque solemos añadirlo a platos que ya son de por sí muy calóricos, como pasta o pizza. Por ejemplo, un plato de espaguetis a la boloñesa aporta unas 500 kcal.

La sal marca la diferencia

El queso se encuentra entre los alimentos que más sal aportan a nuestra dieta, según el estudio Anibes 2015, debido a que lo consumimos con relativa frecuencia y a que contiene una cantidad considerable de esta sustancia. Para hacernos una idea, se considera que un alimento contiene mucha sal cuando supera el 1,25%. Esta cifra es superada por casi todos los quesos analizados, a excepción de President Especial Pizza (1%), President 4 quesos (1,1%) y Eroski emmental, que sorprendentemente solo contiene un 0,7% de sal. Esto es especialmente llamativo, ya que se trata de un queso maduro y son precisamente estos los que más sal suelen contener, ya que su proporción aumenta a medida que se evapora el agua durante el proceso de curación. Es lo que ocurre con Ferrarini (1,6%), Eroski Seleqtia (1,5%) o El Caserío 4 quesos (1,45%), que son los quesos que más sal contienen. Los quesos fundidos merecen mención aparte porque la cantidad de sal que se muestra en la etiqueta es desorbitada, concretamente 6,2% para El Caserío en polvo y 5,6% para El Caserío Filatto.

Estas cantidades tan elevadas se explican porque a la hora de calcular la sal que figura en la etiqueta lo que se tiene en cuenta no es la sal de mesa (cloruro sódico), sino el sodio total, que puede encontrarse en cantidades notables también en otros ingredientes, como el glutamato sódico (potenciador de sabor que está presente, por ejemplo, en El Caserío Filatto) y, sobre todo, las sales fundentes, como el citrato de sodio. Los cálculos se hacen de este modo porque es el sodio (y no solo la sal) la sustancia que se relaciona con efectos adversos cuando es consumido en exceso, concretamente con un aumento del riesgo de sufrir hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

Por eso la Organización Mundial de la Salud recomienda consumir menos de dos gramos al día de sodio, que equivale a menos de 5 g de sal al día. En España cada persona consume en torno a 10 g de sal cada día, procedente en su mayoría (el 77%) de alimentos elaborados, como embutidos, platos precocinados, conservas, pan o quesos. Cuando tomamos estos quesos normalmente no ingerimos 100 gramos, sino más bien unos 30 g, así que la cantidad de sal que consumimos no está en torno a 1,5 gramos, sino que más bien ronda los 0,5 gramos. Pero en cualquier caso, es una cifra significativa para una cantidad tan pequeña de alimento, y no digamos ya si hablamos de los quesos fundidos, en los que la cantidad de sal por ración está en torno a 1,8 gramos. Por eso en este aspecto el queso más recomendable es Eroski emmental, con un 0,7% de sal, es decir, 0,2 gramos de sal por ración.

El podio más salado*

  • El Caserío en polvo: 6,2%
  • El Caserío Filatto: 5,6%
  • Ferrarini: 1,6%
  • Eroski Seleqtia: 1,5%
  • El Caserío 4 quesos: 1,45%
  • Arla: 1,4%
  • Millán Vicente 1,1%
  • President 4 quesos: 1,1%
  • President Especial Pizza: 1%
  • Eroski emmental: 0,7%

*Contenido de sal. En los productos El Caserío, las cifras tan elevadas se explican por la presencia de citrato de sodio, que se contabiliza como sal. Se considera que un alimento contiene mucha sal cuando supera el 1,25%.

Gasto de una familia al año

  • Eroski emmenta:l 37 €
  • Millán Vicente: 66 €
  • El Caserío en polvo: 80 €
  • El Caserío Filatto: 80 €
  • President Especial Pizza: 83 €
  • President 4 quesos: 83 €
  • El Caserío 4 quesos: 84 €
  • Eroski Seleqtia Grana Padano: 99 €
  • Arla: 108 €
  • Ferrarini: 238 €

Datos de una familia de cuatro miembros con un consumo de una ración (30 g) por semana.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones