Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Educación > Universidad

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Universidad para Mayores : Vuelta a las aulas después de los 50

Las llamadas Aulas de Mayores congregan a más de 23.000 alumnos de entre 50 y 85 años, en programas que duran entre tres y cinco años

Más de tres décadas de experiencia

La primera Universidad de Mayores data de 1973 y se creó en Toulouse (Francia). Esta variante de la educación superior intenta dar respuesta a la Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI, de la UNESCO, que planteaba la necesidad de que la educación superior debía abrirse a los educandos adultos de manera flexible, abierta y creativa. En esta línea se inscribe también el Informe Delors (1989), que abogaba por una educación permanente, sin límites de espacio o edad, que dé respuesta a una profunda necesidad de cultura y de actualización de unos adultos que ahora disfrutan de una mayor longevidad a la que desean sacar el máximo aprovechamiento.

En nuestro país, esta acción formativa se ampara en lo establecido por la Ley Orgánica de Universidades (LOU) en su Título Preliminar, artículo 1, apartado d) que considera que es misión de la universidad la difusión del conocimiento y la cultura a través de la extensión universitaria y la formación a lo largo de toda la vida, y el Título VI, artículo 34.3, que señala que las universidades podrán establecer enseñanzas conducentes a la obtención de diplomas y títulos propios, así como enseñanzas de formación a lo largo de toda la vida.

Por el único placer de estudiar

Bajo el nombre de Aulas para Mayores, Aulas de la Experiencia o Universidad de los Mayores, entre otras denominaciones, los programas confeccionados para los alumnos senior tienen unas características muy especiales. La primera diferencia con otro tipo de estudios es que para acceder a estas “aulas” no se exige ninguna titulación ni requisito académico previo, aunque en algunas universidades el candidato debe superar una prueba de selección o una entrevista. La iniciativa está abierta a toda persona con inquietudes y deseos de abrirse a nuevas vivencias, tanto humanas como universitarias.

En cuanto a sus objetivos, estos no son la consecución de una titulación oficial ni la incorporación al mercado laboral. Su enfoque se orienta al enriquecimiento personal, a cultivar la mente, propiciar la reflexión sobre la cultura y los valores, fomentar el desarrollo de la persona en sus dimensiones individual y social, incentivar las relaciones intergeneracionales o facilitar a los mayores nuevos conocimientos para poder a desenvolverse en una sociedad tan cambiante como la actual.

Por lo que respecta a los contenidos, su estructura difiere bastante de los programas de cualquier carrera universitaria, ya que cada centro cuenta con su propio plan de enseñanza, con sus asignaturas troncales, obligatorias y optativas. De cualquier modo, casi todos ellos contemplan materias similares, como Historia, Ciencia, Medioambiente, Arte, Geografía, Literatura, Filosofía, Nuevas Tecnologías, Nutrición, Idiomas, o Economía. En la mayoría de los cursos, la formación se complementa con visitas culturales, asistencia a foros, audiciones musicales, obras teatrales, actividades deportivas.

Razones que justifican los programas universitarios para:

  • La sociedad actual está en deuda con las personas que no tuvieron posibilidades de estudiar en su juventud.
  • Se ha de dar respuesta a los sectores de la población que no desean un título profesional sino acceder a un tipo de formación permanente que contribuya a su desarrollo personal.
  • Se debe conseguir una sociedad más culta, crítica y participativa.
  • Debido al envejecimiento de la población, especialmente relevante en el caso español, las personas mayores de más de 50 años desempeñarán en los próximos años un papel fundamental en las estructuras económicas y de financiación.
  • Se debe fomentar el desarrollo de actividades de formación científica y cultural que favorezcan el encuentro y el intercambio generacional.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones