Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación > Guía de los alimentos > Hortalizas y verduras

Guía de compra: verduras en conserva : Dos tipos de conservas muy distintos

Sus cualidades nutritivas apenas difieren de las verduras frescas e incluso en este formato, mantienen de forma estable sus nutrientes durante mucho más tiempo

Dos tipos de conservas muy distintos

Un grupo de alimentos, dos semáforos nutricionales

La ración habitual de algunas hortalizas -como las acelgas, las espinacas o las judías- iguala o supera los 200 gramos, por lo que podrían constituir incluso un plato principal. En cambio, la ración de otras conservas vegetales -como los palmitos, los champiñones o los pimientos- es menor: en algunos casos, de hecho, no llega a los 30 gramos. Las diferencias de lo que se entiende por una ración son significativas. Por tanto, si queremos conocer qué aportan las hortalizas en conserva a nuestra dieta, es necesario utilizar dos semáforos nutricionales distintos. En el primero, se incluyen los vegetales cuya ración ronda los 200 gramos, mientras que el segundo abarca aquellas conservas cuya ración es más pequeña (ver tabla en la página 17).

Conservas vegetales cuya ración habitual de consumo supera los 200 gramos

Destacan por ser una notable fuente de fibra dietética (cuya ingesta es deficitaria en la población española) y por su bajo aporte en calorías y grasas. No obstante, la cantidad de azúcares en algunas de ellas es significativa. También lo es la cantidad de sal, algo que debemos considerar si estos alimentos se consumen a menudo. Si comparamos, por ejemplo, el aporte de sal de 200 gramos de espinacas en conserva con el de las espinacas congeladas o frescas, constataremos que la adición de sal en el proceso de elaboración de la conserva es muy importante. De hecho, puede llegar a ser hasta diez veces mayor.

  • Sal en una ración de espinaca en conserva: 1 gramo (14% de las Cantidades Diarias Orientativas).
  • Sal en una ración de espinaca congelada o fresca: 0,1 gramos (0,14% de las Cantidades Diarias Orientativas).

Conservas vegetales cuya ración no supera los 200 gramos

En estas otras conservas vegetales, también vemos, en general, un notable aporte de fibra dietética y una muy baja cantidad de calorías o grasas. Algunas de ellas, como el pimiento morrón o la remolacha, contienen una presencia mayor de azúcares simples, aunque no es algo alarmante. En cuanto a la sal, como la ración de ingesta es menor, estos alimentos no supondrán una preocupación, salvo si se toman muy a menudo. Las dos excepciones son el champiñón y la patata, que nos aportan más sal que el resto de vegetales en conserva. A modo de comparación, una patata difiere mucho en cuanto a su contenido en sal en función de si ha sido o no sometida a un proceso de conservación:

  • Sal en una ración de patata en conserva: 0,7 gramos (12% de las Cantidades Diarias Orientativas).
  • Sal en una ración de patata cruda: 0,07 gramos (0,12% de las Cantidades Diarias Orientativas).

¿Las verduras en conserva se pueden desalar en casa?

Las verduras en conserva contienen más cantidad de sal que las verduras frescas y las congeladas. En algunos casos, como las espinacas o las patatas, el aporte de sal puede llegar a ser diez veces superior. Es importante tener esto en cuenta en todos los casos -no solo cuando se padece hipertensión-, ya que el consumo de sal en España duplica los máximos recomendados por la Organización Mundial de la Salud. Así, si utilizamos con frecuencia hortalizas en conserva, podemos reducir su contenido en sal de manera doméstica. Para quitar una parte de la sal (pero no toda) de las conservas vegetales, se puede remojar el alimento bajo un chorro de agua fría. No obstante, ello también arrastrará determinadas vitaminas (como las del grupo B), además de suponer un gasto de agua potable.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones