Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Salud y psicología > Atención sanitaria

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizados los centros de salud de Atención Primaria en 12 provincias del país y la duración de la consulta, el tiempo de espera y la satisfacción de 960 pacientes : Usuarios muy satisfechos con sus centros de salud, pese a las demoras en las consultas

El 86% de los pacientes tuvo que esperar una media de 22 minutos

Información sí, opinión no

En cuanto a la información y servicios disponibles en el centro, también se calificaron como ‘buenos’, aunque se hallaron deficiencias más destacables que en el apartado anterior. La parte positiva es que en prácticamente todos los centros visitados había una parada de transporte público cercana (normalmente de autobús urbano), las instalaciones estaban correctamente identificadas con su nombre, había recepción de atención al público con personal, en cada consulta se indicaba el nombre del médico y en las salas de espera había suficientes bancos y/o sillas para los pacientes.

Por el contrario, la parte negativa se centraba casi exclusivamente en la falta de herramientas para que el paciente plasmara su opinión. Y es que casi en tres de cada cinco centros de salud visitados el buzón de sugerencias no estaba visible (ocurría en A Coruña, La Rioja, Murcia, Navarra, Cantabria, Sevilla, Álava, Barcelona, Madrid y Valencia). Es más, en tres de cada cuatro ambulatorios visitados no se vio ninguna indicación sobre la existencia de libro de reclamaciones a disposición del usuario. Faltaba también información en el exterior de los complejos visitados. Por ejemplo, en tres de cada diez centros de salud analizados no se observó un cartel con el horario, ni tampoco otro que informase del teléfono y ubicación de los servicios de urgencia (en este sentido, destacaban positivamente los visitados en Álava y La Rioja). Asimismo, en uno de cada cinco ambulatorios no estaban todas las dependencias bien señalizadas y en la mitad, las consultas del médico no indicaban su horario.

Ambulatorios seguros y accesibles

La seguridad y la accesibilidad de los ambulatorios se valoraron con un ‘bien’. La gran mayoría de centros de salud visitados mostraron un buen nivel de accesibilidad: tres de cada cuatro contaban con plazas de aparcamiento exclusivas para personas con algún tipo de discapacidad y en el 35% se observó que pese a haber escaleras para acceder al centro se habían instalado rampas para facilitar la entrada a todos.

Sin embargo, es menos positivo que en el 42% de los casos estudiados el mostrador no esté situado a una altura adecuada y sin obstáculos para que las personas en silla de ruedas puedan hacer sus consultas sin ninguna dificultad o que en otro 12% falten aseos convenientemente señalizados. En este sentido, los ambulatorios madrileños estudiados fallaban en varios aspectos: tres de ellos no contaban con plazas de aparcamiento cercanas reservadas para personas con alguna discapacidad ni tampoco tenían mostradores situados a baja altura. Además, en dos de ellos únicamente se podía acceder a la segunda planta por las escaleras y tampoco se vieron aseos convenientemente señalizados para personas con alguna discapacidad.

Por último, en materia de seguridad, casi el 90% de los centros de salud estudiados cuentan con iluminación de emergencia en todas las dependencias del complejo, así como extintores a la vista. Sin embargo, uno cada seis no contaban con una salida de emergencia correctamente señalizada y, entre las que sí la tenían, en un 15% la puerta estaba cerrada o bloqueada con algún objeto.

Salud 2.0

En plena ebullición de las nuevas tecnologías, también podemos servirnos de ellas para cuidar de nuestra salud. Solo el 46% de las asociaciones de pacientes en España cuenta con herramientas de la Web 2.0. Aunque todas ellas cuentan con página web, menos de la mitad mantiene un blog en activo o participa en redes sociales (en especial, Facebook y Twitter), según un estudio del ‘I Sondeo Pfizer 2.0 Asociaciones de Pacientes’. Pero ¿existen redes sociales exclusivamente creadas para los pacientes? Aquí hay algunos ejemplos:

  • www.kronikoensarea.net/ Es una red vasca social de intercambio emocional que busca compartir los estados de ánimo, intercambiar experiencias y ofrecer apoyo psicológico a los enfermos crónicos de Osakidetza (Sanidad Pública vasca) . Se trata de una plataforma que actúa como una comunidad en la que pacientes, familiares, cuidadores no profesionales y amigos ofrecen sus experiencias sobre la enfermedad y plantean dudas a otros usuarios de la red.

  • www.personasque.com/ Se trata de crear una cuenta con una identidad virtual para tener conversaciones con otras personas que conviven con la misma enfermedad, solucionar preguntas y respuestas y crear grupos y asociaciones.

  • www.esperanzae.com/ Es un diario virtual para personas con problemas de salud en el que colaboran instituciones, asociaciones y especialistas. Tiene el propósito de ser una herramienta de comunicación para aquellas personas que pasan por un momento delicado.

  • www.vivu.es/ Ayuda a los usuarios a comunicarse y compartir sus vivencias con los profesionales de la salud. Entre sus múltiples herramientas, han puesto en marcha una red social que el propio paciente puede crear y gestionar. Cuenta con el apoyo del Ministerio de Industria.

  • www.puedoser.es/ Se trata de un proyecto que se sirve de las redes sociales para acercar a profesionales y pacientes con trastorno bipolar, así como a cualquier otra persona interesada en esta patología, con el objeto de convertirse en un punto de encuentro y en una fuente de información on line fiable.

  • Proyecto Procura/ El objetivo del proyecto PROCUR@, en el que participan las universidades de Sevilla y Zaragoza, entre otros, es desarrollar e implementar una plataforma para la prevención, teleasistencia y telerehabilitación, dirigida a pacientes de enfermedades neurodegenerativas y su entorno. El objetivo es proporcionarles una atención integral e interdisciplinar, así como promover una comunidad virtual donde puedan contactar los distintos profesionales socio-sanitarios implicados, otros usuarios, cuidadores, amigos o familiares.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones