Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Análisis documental para conocer la situación de los enfermos crónicos en España y de la evolución de sus factores de riesgo : Uno de cada cuatro consumidores sufre una o varias enfermedades crónicas

Entre los factores de riesgo, se encuentran que el 45% de la población española es inactiva, un 29% no consume frutas y verduras a diario, el 27% fuma y el 10% de las personas con entre 15 y 64 años consume bebidas alcohólicas a diario

Evolución de los factores de riesgo

Malos hábitos en España

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha querido valorar cómo han evolucionado este tipo de comportamientos tan poco saludables entre la población española en la última década y, para ello, en 2014, elaboró un informe sobre la “Tendencia de los principales factores de riesgo de enfermedades crónicas. España, 2001-2011/12”.

En primer lugar, el consumo de tabaco continúa siendo la principal causa evitable de muerte y enfermedad. En España, algo más de 50.000 personas mueren cada año por afecciones relacionadas con el tabaquismo. Sin embargo, pese a estos datos, el consumo de tabaco ha disminuido: entre 2011 y 2012, un 27% de la población fumaba en España frente al 34% que lo hacía en 2001.

En segundo lugar, la inactividad física causa el 6% de las muertes en todo el mundo, según la investigación del Ministerio. El 45% de los españoles era inactiva entre 2011 y 2012, un 2% por debajo de la proporción de 2001. Sin embargo, aunque en el conjunto de la década haya disminuido, si se realiza un análisis año a año, se ha observado que ha aumentado el número de personas inactivas desde 2006.

En tercer lugar, se ha estimado que la obesidad es responsable del 80% de los casos de diabetes de adultos, del 55% de los de hipertensión arterial también en adultos y del 35% de los casos de enfermedad coronaria. Según el análisis realizado por el Ministerio de Sanidad, entre 2011 y 2012, la prevalencia de la obesidad en la población adulta española era del 17%. Esta proporción ha ido creciendo ininterrumpidamente desde 2001, año en el que un 13% de la población adulta española fue considerada obesa.

En cuarto lugar, la población consume frutas y verduras de forma insuficiente, cuando está demostrado que este tipo de productos reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular, concretamente, si se toman a diario 5 o más raciones de frutas y verduras se reduciría el riesgo de enfermedad coronaria en un 17%. En este sentido, mientras en 2001 un 30% confesaba que consumía frutas y verduras con una periodicidad inferior a la diaria, entre 2011 y 2012 esta proporción apenas cayó a un 29%.

Por último, según la OMS, la región europea es una de las zonas del mundo con mayores niveles de consumo de alcohol y también de daños relacionados con ese consumo. Además de que al alcohol se le atribuyen entre el 30% y el 50% de los accidentes de tráfico, también es responsable de la aparición de enfermedades crónicas como dolencias del hígado (fundamentalmente hepatitis alcohólica y cirrosis hepática), cardiomiopatía alcohólica y diversas localizaciones de cáncer en el tracto respiratorio superior y del aparato digestivo.

Por fortuna, la proporción de bebedores de riesgo para la salud (es decir, quienes consumen a diario una media de más de 40 gramos de alcohol en hombres y más de 30 gramos en mujeres) ha disminuido en España. Mientras que en 2003 el 4% de la población consumía alcohol en cantidad de riesgo para la salud, ese porcentaje en 2011 y 2012 era del 1,2%. Según la Encuesta Domiciliara sobre Alcohol y Drogas realizada periódicamente por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, el porcentaje de personas de 15 a 64 años que consume diariamente bebidas alcohólicas se ha reducido del 16% en 2001 al 10% entre 2011 y 2012.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones