Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Medio ambiente > Energía y ciencia

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Energías renovables : Una pobre y muy desigual implantación en las diversas zonas del país

La potencia eléctrica instalada en Navarra mediante energías renovables es 20 veces la de Murcia, 10 veces la de Valencia, 7 veces la de País Vasco y La Rioja y 5 veces la de Madrid.

El Libro Blanco de las Energías Renovables

El Libro Blanco de las Energías Renovables adoptado por la Comisión Europea a finales de 1997 tiene por objetivo que las energías renovables lleguen a aportar al balance energético el 12% en el 2010.

El conjunto de las energías renovables en la Unión Europea aportaba a finales de 1997 (según los últimos datos de que se disponen) el 5,8% de la energía total consumida. Las fuentes de energía renovable de mayor importancia en términos de contribución al consumo energético son en primer lugar la biomasa, incluidos los residuos sólidos urbanos, que supone el 64% de la energía renovable, y en segundo lugar la energía hidráulica con una contribución del 32%.

Una parte esencial de la estrategia diseñada para conseguir el objetivo del 12% es la denominada Campaña de Despegue, que pretende acelerar el desarrollo de la estrategia global en los primeros años, hasta el 2003. Focalizada en determinados sectores, diseña un marco de actuación que ponga de manifiesto oportunidades de negocio para el capital privado, que debe cubrir la mayor parte de las inversiones previstas. La campaña también pretende incrementar el gasto público en los sectores objetivo, complementando a su vez las inversiones previstas. Se estima que las inversiones necesarias son 30 billones de euros, de los cuales el 75-80% serán recursos privados.

Esta medida es una planificación que recoge las principales orientaciones para lograr que el crecimiento de cada una de las áreas de energías renovables pueda cubrir al menos el 12% del consumo de energía primaria en España en el año 2010, que es el objetivo que recoge la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico.

Lo que supone prácticamente duplicar la participación de 1998 de este tipo de energías (6,2%), y en términos absolutos significa generar recursos suficientes para multiplicar por 2,3 veces la aportación actual, pasando de 7,1 millones de toneladas equivalentes de petróleo (Mtep) a 16,6 Mtep.

La planificación se enmarca dentro de la liberación creciente hacia un Mercado Unico de la energía. El Plan pretende movilizar una inversión de 1,6 billones de pesetas en el periodo 1999-2006, de los que el 70% será aportado por financiación privada ajena a través de entidades y fórmulas ya utilizadas en el sector energético; el 17% por los propios promotores, y el 13% restante por ayudas públicas de procedencia nacional y comunitaria. Según el Gobierno, se podría establecer en más de 1.000 el número de empresas que hasta el año 2006 pueden surgir para el aprovechamiento directo de las energías renovables, lo que contribuirá de forma efectiva a la creación de empleo.

Los mecanismos de apoyo que desde la administración se aplican para su desarrollo serán: los incentivos económicos y fiscales (deducciones del Impuesto de Sociedades por inversión en determinados proyectos de renovables) y la obligatoriedad de ser adquiridas por el sistema eléctrico. Para hacer atractivas determinadas tecnologías, además de las ayudas públicas movilizadas para inversiones e incentivos a explotación, se añadirán las primas derivadas del régimen especial que gozan las producciones eléctricas con renovables, con lo que la aportación pública para asegurar la viabilidad económica de este tipo de instalaciones podría alcanzar los 800.000 millones de pesetas. El ahorro de emisiones de dióxido de carbono CO2 derivado de la ejecución del Plan se ha estimado entre 19,5 y 41,5 millones de toneladas en el año 2010, según las fuentes de energías renovables sustituyan, respectivamente, al gas natural o al carbón para la producción de energía eléctrica. Este plan permitirá importantes reducciones de las emisiones de gases contaminantes y concretamente un ahorro de 13% de las emisiones de gases efecto invernadero incluido en el protocolo de Kyoto.

Las energías y áreas técnicas que considera el plan son: biomasa, eólica, hidráulica, solar y fotovoltaica, así como la valorización energética de residuos urbanos (biogas, sólidos). Algunos de los proyectos que ya están en marcha, como la promoción del uso de biocombustibles, el desarrollo de autogeneradores eólicos o las conexiones masivas a red de instalaciones solares fotovoltaicas de colegios o centrales minihidráulicas. Los expertos aseguran que la biomasa y la energía eólica son las que tienen mayor desarrollo futuro.

El Secretario de Estado, que presentó el Plan el pasado mes de marzo, junto con la directora del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), Carmen Becerril, y el director general de la energía, Antonio Gomis, destacó la necesidad de apoyar las energías renovables por sus ventajas medioambientales de competitividad industrial y de investigación. Sin embargo, reconoció que “no existe ninguna energía absolutamente perfecta” y que “hoy por hoy las renovables no son competitivas con las convencionales por su elevado precio”. Becerril, quien detalló el plan, advirtió que España importa el 70% de la energía primaria que consume y que en los últimos 25 años se ha duplicado el consumo de energía eléctrica, por lo que es necesario fomentar las renovables.

Como su nombre indica, será de carácter nacional y se ubicará en Navarra por ser esta comunidad pionera en el desarrollo de este sector: cuenta con el 28,5% de la potencia eólica instalada en el país y produce con este sistema el 22% de su demanda eléctrica. Se ha constituido la Fundación de Desarrollo Tecnológico de Energías Renovables, desde donde la Administración Foral de Navarra y la Administración estatal impulsarán el Centro Nacional de Energías Renovables, que se construirá en Pamplona. El presupuesto de gastos de 3.000 millones de pesetas hasta el año 2003 se sufragarán con las aportaciones de los organismos que la integran.

La consejera de Industria de Navarra, Nuria Iturriagagoitia, asegura que también tendrán cabida en la Fundación las empresas europeas dado que Navarra es a nivel internacional puntera en este tipo de energías. “Exportamos a todo el mundo y el último contrato que firmó una empresa Navarra de este sector con una empresa americana supuso una subida de acciones de más de un 25% en un solo día”, indicó la consejera Iturriagagoitia. La idea del centro nacional de Energías Renovables se viene trabajando desde hace tiempo en la Comunidad Foral de Navarra, que ha sido impulsora de este sector desde hace seis años.

Aunque será la energía eólica una de las principales materias del centro, no faltarán tampoco los desarrollos sobre la energía solar fotovoltaica, la biomasa, los cultivos energéticos.

A la construcción del centro Nacional en Pamplona, la empresa EHN, Energía Hidroeléctrica de Navarra contribuirá con un laboratorio de ensayos de campo en el polígono Montes del Cierzo de Tudela. En este lugar se ubicarán aerogeneradores para la realización de pruebas así como la mayor estación de energía solar de toda España, para experimentar y ensayar en todas las fuentes de energías renovables y homologar sistemas y componentes de este sector. Para mantener este programa de investigación se aportarán 350 millones de pesetas anuales.

Energía solar fotovoltaica

Toda la producción que un particular obtenga con paneles solares puede venderla a la red eléctrica de baja tensión. Estos son los pasos a dar:

  • Contactar con un instalador.
  • Acudir a la oficina territorial de Industria para tramitar la solicitud de ingreso en el régimen especial de productores eléctricos.
  • Acudir a la compañía distribuidora de la electricidad que esté operando en su comunidad para solicitar un punto de conexión en la red eléctrica.
  • Acudir al ente o institución encargado de la energía en su comunidad para solicitar una subvención, que según establece el Boletín Oficial del Estado cubre entre el 35% y 40% del gasto, sin contar el IVA.
  • Conseguir de la compañía distribuidora la firma del contrato de compra-venta de la electricidad por un mínimo de cinco años, según estipula la ley.
  • Con el boletín de la empresa instaladora y el contrato de compra-venta acudir a la compañía distribuidora de electricidad para tramitar la solicitud real de la conexión a la red.

Con la solar térmica y solar fotovoltaica para consumo propio

  • Contactar con un instalador.
  • El cliente autoriza el proyecto que le presenta el instalador.
  • Acudir a la institución de energía en su comunidad para solicitar una subvención, que cubre entre el 35 y 40% del gasto, sin contar el IVA.
  • Una vez construida la instalación, recibirá del instalador el boletín de uso y mantenimiento

Con los residuos sólidos urbanos

  • Separe en su domicilio los residuos domésticos y deposítelos en sus contenedores específicos.

Con la biomasa

  • Si reside en zona rural, póngase en contacto con empresas de energías renovables, que le comprarán la biomasa que ha almacenado.
  • Cuando encienda la chimenea de su hogar, sustituya el carbón y los leños por briquetas, biomasa compactada.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones