Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Vivienda > Alquiler

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Mercado de alquiler : Una opción muy poco atractiva

Mercado de alquiler de vivienda: escaso, caro y alejado de las necesidades de los ciudadanos

Los nuevos seguros para el alquiler

Ante el temor de algunos propietarios a que sus inquilinos no les paguen, las compañías aseguradoras han lanzado al mercado pólizas que cubren riesgos de impago de los alquileres y de desperfectos que puedan causar los inquilinos.

Además, dentro de las ayudas (de hasta 6.000 euros) del plan para fomento del alquiler del Ministerio de Vivienda, se exigen para su concesión la contratación de estos seguros.

Entre las garantías que cubren estos seguros, las compañías ofrecen:

  • pago de hasta 12 rentas mensuales de alquiler con un importe máximo de 1.400-1.500 euros/mes, una vez la sentencia de desahucio sea efectiva
  • compensación de los daños ante el posible deterioro del inmueble por parte del inquilino
  • compensación por el robo de objetos hasta 3.000 euros
  • en caso de desahucio, cobertura legal de un abogado especializado con un límite de gastos de hasta 1.000 euros, con el fin de que el propietario recupere su vivienda lo antes posible, y
  • mejora de las condiciones de la póliza en el caso de que se contrate el seguro para un colectivo de alquileres.

La prima o coste de estas de pólizas de seguro de alquiler oscila entre 180 y 200 euros anuales.

Consejos para alquilar

  • Visitar la vivienda y comprobar que nuestras necesidades se verán cubiertas (tamaño del piso, ubicación, estado, servicios de la vivienda y del entorno, etc.).
  • /imgs/20041101/tema03.jpgFormalizar un contrato escrito con el arrendatario es beneficioso tanto para el propietario (tendrá cierta protección jurídica en caso de impago) como para el inquilino (en caso de incumplimiento podrá reclamar. Además, se beneficiará de las desgravaciones fiscales).
  • En los contratos legales es obligatoria una fianza, en metálico, que también suele utilizarse en los acuerdos verbales. La fianza suele equivaler a un mes de arrendamiento, aunque en ocasiones los propietarios exigen más de un mes de fianza o incluso un aval bancario.
  • Entre los derechos de quien decide alquilar una vivienda destaca la obligación que tiene el propietario de conservar y reparar la vivienda cuando sea necesario, a no ser que el desperfecto lo haya causado el inquilino. Sin embargo, éste deberá hacer frente a los gastos derivados del uso habitual de la vivienda.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones