Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Primera Comunión : Una boda en miniatura

Una celebración para 25 invitados puede costar entre 1.200 euros y 5.300 euros en función del menú, el atuendo y los regalos para los pequeños protagonistas

Cómo salir airoso del evento y tabla comparativa

  • Elabore un presupuesto razonable, acorde con las posibilidades económicas familiares, y cíñase a él todo lo posible. Evitará excesos y endeudamientos innecesarios.
  • Además de los gastos previstos, incluya en el presupuesto un margen para posibles añadidos.
  • Intente no dejarse influir por los reclamos publicitarios ni por el consumismo desmedido, cada vez más hegemónico en este tipo de celebraciones.
  • Tenga en cuenta que no es necesario un gran despliegue de medios para que el niño o niña se lo pase bien.
  • Reduzca la lista de invitados (el banquete es el apartado más oneroso de la celebración) a los más allegados y organice con posterioridad una fiesta infantil (más económica) con los amiguitos de su hijo. A fin de cuentas, los protagonistas de la celebración son los niños.
  • Solicite información en varios establecimientos para comparar precios y condiciones, así como horario de salida.
  • Anime a su hijo/a a ir vestido “de calle” o recicle los trajes de familiares o amigos, puede personalizarlos con adornos nuevos para el pelo, en el caso de las niñas y corbatas diferentes en el de los niños.
  • Reserve el banquete con antelación. Pida presupuesto y contrato por escrito, con indicación del precio por persona, menú detallado y ofertas si las hubiera.
  • Solicite menús infantiles para el homenajeado y los invitados más pequeños.
  • Elija un restaurante que disponga de jardín o parque de juegos. De esta manera los niños podrán jugar y no tendrá que contratar un servicio de animación infantil, al mismo tiempo que los mayores podrán disfrutar de una tranquila y agradable sobremesa.
  • En el caso de que la parroquia o el salón donde vayan a celebrar la ceremonia y el banquete quieran imponer al fotógrafo, tenga en cuenta que la elección de quien realiza las fotos del acto depende en exclusiva del usuario que ha contratado el servicio, y dicha conducta incumple la Ley de Defensa de la Competencia. Se trata de una cláusula impuesta abusiva.
  • Una vez seleccionado el fotógrafo, tras comprobar la calidad y precio de sus servicios, informe de ello por escrito a la iglesia y al restaurante.
  • Si tras el banquete, o durante el mismo, disfrutan de la música o de un baile (cada vez es más frecuente en las comuniones), sepa que la factura se incrementará, directa o indirectamente, por el canon que cobra la SGAE. La tarifa por acto es de 112,43 euros, siempre que los comensales sean menos de 75. Si se sobrepasa esta cantidad, el montante a pagar se incrementará en 0,45 euros por cada comensal.
  • Conserve todas las facturas, la publicidad -tiene valor contractual- y el resto de la documentación para efectuar reclamaciones posteriores si fueran necesarias.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones