Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Un caso similar puede merecer sentencia distinta. Esta página recoge sentencias de nuestros tribunales que, por su contenido, afectan a los consumidores y usuarios de todo tipo de productos y servicios. No olvide que ante hechos similares, las cuestiones de prueba, las circunstacias concretas de las partes implicadas e incluso el tribunal que sea competente en la causa puede determinar fallos distintos.

: Un médico no informa de todos los riesgos de una operación de cirugía estética

/imgs/20060301/sentencias02.jpgUna mujer fue sometida a un tratamiento dermoabrasador por láser, para hacer desaparecer unas pequeñas cicatrices en el rostro, que le produjo otras cicatrices en el labio inferior y en el mentón y un trastorno de angustia. La demanda contra el médico se desestimó en primera y segunda instancia, pero el Tribunal Supremo, en sentencia de 21 de octubre de 2005, falló a favor de la demandante. El Alto Tribunal señaló que el deber de información en la cirugía estética está dirigido a obtener un consentimiento válido del usuario. La información debe ser objetiva, veraz, completa y asequible, comprende el pronóstico de las probabilidades de resultado y la advertencia de cualquier tipo de secuelas o riesgos que se puedan producir, temporales o permanentes, muy frecuentes o excepcionales. Sólo quedan excluidos los riesgos desconocidos por la ciencia médica en el momento de la intervención. Como el médico conocía además el riesgo por experiencia profesional propia y era un riesgo previsible, aunque improbable, debió haber informado y, por no hacerlo, infringió sus deberes. Por ello, se le condenó a indemnizar a la usuaria con 60.101 euros, sin imponerle las costas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones