Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación > Aprender a comer bien > Curiosidades

Guía de Compra: turrones : Cómo ahorrar más de un 50% en la compra de turrones

Hay propuestas para todos los gustos; anticiparse y planificar la compra según las necesidades son claves para poder ahorrar más de un 50% en su compra

Cómo ahorrar más de un 50% en la compra de turrones

Hacer las compras navideñas con antelación supone un ahorro importante por varias razones. La más evidente es que se evitan las subidas de precios de los últimos días del año. Pero hay otras. Anticiparse a la vorágine comercial permite planificar con calma qué productos se van a adquirir, comparar los precios y los artículos con tranquilidad, evitar las compras impulsivas, escalonar el gasto e, incluso, diseñar una lista y un presupuesto acorde a nuestras posibilidades. Este razonamiento, que se repite una y otra vez cuando se acerca fin de año, también es válido para la compra de turrones.

Para comprobarlo (y cuantificarlo), EROSKI CONSUMER ha realizado un ejercicio comparativo entre dos familias tipo y tres clases de cestas. La familia A está compuesta por una pareja y un niño. La familia B está representada por una pareja, tres niños y un abuelo. Para determinar las cantidades de turrón de cada cesta (equivalentes en todos los casos) se han tenido en cuenta las recomendaciones de consumo (30g por persona), la temporada en que los turrones se consumen a diario (dos semanas: del 22 de diciembre al 6 de enero) y las ocasiones en que se sirve este dulce en mayor cantidad (cinco: Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo y Reyes). Para estos días señalados, se ha calculado el doble de consumo por persona (es decir, dos bocaditos en lugar de uno). Asimismo, al confeccionar las cestas navideñas, se ha incluido “turrón de más” (en concreto, dos barras por familia) para tener en cuenta situaciones habituales (invitados a cenar, una visita inesperada, un consumo algo mayor que la cantidad recomendada, etc.).

En función de estos parámetros, la Familia A comprará unas 8 barras de turrón (cuatro para los adultos, dos para los niños y dos para las visitas), mientras que la familia B -más numerosa-, comprará 14 (seis para los adultos, seis para los niños y dos para las visitas). Lo interesante es que, sin variar esas cantidades, es posible modificar el gasto de manera significativa y lograr un ahorro de hasta un 59%; esto es, unos 40 euros menos. ¿Cómo? Eligiendo las marcas blancas o combinándolas con otras más reconocidas. Para ilustrarlo, a continuación se ofrecen varios ejemplos de cestas con su coste estimado y el ahorro que supone.

Familia A: Dos adultos y un niño, 8 turrones

  • Cesta 1 (38 euros)

    • Adultos y visitas: un turrón de Alicante 1880, un turrón de Jijona, un praliné de crema catalana Delaviuda, un praliné de brownie La Casa, un turrón EROSKI Sannia de yema tostada, un turrón de frutas EROSKI calidad suprema. Niño: un turrón de Lacasitos y un turrón Suchard con galletas Oreo.
  • Cesta 2 (27 euros)

    • Adultos y visitas: un turrón SeleQtia duro, un turrón SeleQtia blando, un praliné de crema catalana Delaviuda, un praliné de trufa La Casa, un turrón tres chocolates EROSKI calidad suprema, un turrón de yema EROSKI calidad suprema.
    • Niño: un turrón Suchard clásico y un turrón EROSKI de chocolate con galleta. Comparado con la cesta 1, el ahorro es de 11 euros (un 29% menos).
  • Cesta 3 (18 euros)

    • Adultos y visitas: un turrón EROSKI Basic duro, un turrón EROSKI Basic blando, un praliné de crema catalana EROSKI calidad suprema, un praliné de nata y fresa Delaviuda, un turrón de yema EROSKI calidad suprema, un turrón de frutas EROSKI calidad suprema.
    • Niño: un turrón EROSKI Basic con chocolate crujiente, un turrón EROSKI de chocolate con galleta. Comparado con la cesta 1, el ahorro es de 20 euros (un 53% menos).

Familia B: Tres adultos y tres niños, 14 turrones

  • Cesta 1 (68 euros):

    • Adultos y visitas: dos turrones de Alicante 1880, dos turrones de Jijona 1880, un praliné de crema catalana Delaviuda, un praliné de brownie La Casa, un turrón EROSKI Sannia de yema tostada, un turrón de frutas EROSKI calidad suprema.
    • Niños: dos turrones de Lacasitos, dos turrones Suchard con galletas Oreo, dos turrones Suchard clásico.
  • Cesta 2 (46 euros):

    • Adultos y visitas: dos turrones SeleQtia duro, dos turrones SeleQtia blando, un praliné de crema catalana Delaviuda, un praliné de trufa La Casa, un turrón tres chocolates EROSKI calidad suprema, un turrón de yema EROSKI calidad suprema.
    • Niños: dos turrones Suchard clásico, dos turrones EROSKI de chocolate con galleta, dos turrones de Lacasitos. Comparado con la cesta 1, el ahorro es de 22 euros (un 32% menos).
  • Cesta 3 (28 euros):

    • Adultos y visitas: dos turrones EROSKI Basic duro, dos turrones EROSKI Basic blando, un praliné de crema catalana EROSKI calidad suprema, un praliné de nata y fresa Delaviuda, un turrón de yema EROSKI calidad suprema, un turrón de frutas EROSKI calidad suprema.
    • Niños: dos turrones Suchard clásico, dos turrones EROSKI Basic con chocolate crujiente, dos turrones EROSKI de chocolate con galleta. Comparado con la cesta 1, el ahorro es de 40 euros (un 59% menos).

La selección de turrones incide en el precio final y el ahorro. Por esa razón, es tan importante hacer las compras con tiempo. Es interesante recordar que, a diferencia de otros productos -como el marisco, por ejemplo-, el precio de los turrones no se dispara hasta el punto de ser prohibitivo en muchos hogares cuando llega fin de mes. Y, si bien son productos de consumo estacional, su prolongada vida útil favorece que estén disponibles durante más tiempo: casi siempre son los primeros en aparecer y los últimos en marcharse de la tienda.

A la hora de comprar, esto significa que es posible adquirir los turrones con antelación, elegir unos u otros sin prisas, encontrar los que más gustan (y convienen) y conservarlos en casa sin necesidad de ocupar espacio en la nevera. De hecho, quienes gustan de lo dulce pueden considerar la posibilidad de comprar algún turrón de más para disfrutarlo en otros momentos del año. La gran ventaja de este tipo de productos es que se mantienen en perfecto estado durante largos periodos de tiempo.

Por otra parte, cuando comienzan las campañas de ventas es habitual encontrar ofertas, descuentos y promociones que desaparecen al acercarse la Navidad. Así, con algo más de tiempo se pueden leer mejor las etiquetas y ponderar diferentes parámetros: calidad, precio, ingredientes, métodos de elaboración, denominaciones de origen… Y, por supuesto, la cantidad real de turrón que se va a necesitar.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones