Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación > Aprender a comer bien > Curiosidades

Guía de Compra: turrones : Gramo a gramo

Hay propuestas para todos los gustos; anticiparse y planificar la compra según las necesidades son claves para poder ahorrar más de un 50% en su compra

Gramo a gramo

La base del turrón se compone de azúcar, almendras y miel, aunque también hay múltiples versiones que incluyen el chocolate entre sus principales ingredientes. No es de extrañar, ya que el turrón de chocolate ha irrumpido con fuerza en los hogares españoles y, a día de hoy, es el más vendido (esta variedad supone el 43% de las ventas globales).

El turrón -tradicional o innovador- es un dulce; un alimento cuyo aporte calórico es muy elevado, incluso en sus versiones light o sin azúcares añadidos. Los valores oscilan entre las 500 y las 590 calorías por cada 100 gramos. Es decir, una barra de turrón al uso (300g) contiene de media unas 1.700 calorías. Los hidratos de carbono ocupan la mitad de su composición nutricional, aunque también es importante destacar la presencia de grasas vegetales procedentes de las almendras o de algún otro fruto seco. Este es un tipo de grasa saludable que aporta beneficios al organismo. Ahora bien, no hay que olvidar que el turrón también contiene grasas saturadas (alrededor de un 8%), lo que hace que este dulce se deba comer con moderación.

Así que no hay por qué asustarse, ya que el turrón se suele comer en pequeñas cantidades, con lo que el aporte de final de calorías no es tan elevado cuando se disfruta con mesura. Es decir, el turrón se puede comer siempre y cuando se haga con prudencia. Para no cometer excesos, conviene tener presente las siguientes recomendaciones:

  • Es conveniente no comer turrón entre horas.
  • Se aconseja tomar algo de fruta después de la comida o la cena y antes de los postres en los que predomina el turrón, ya que así comeremos menos cantidad.
  • Se recomienda evitar los turrones que contengan numerosos ingredientes (chocolate, coco, yema, etc.), ya que aportan muchas más calorías.
  • Hay también una gran variedad de turrones sin azúcar que contienen, en su defecto, edulcorantes artificiales. Son más light y aportan menos calorías, pero son menos naturales.
  • El turrón tradicional menos calórico es el blando, de Jijona.

Resulta más laborioso elaborar turrón blando que duro, aunque ambos están compuestos de frutos secos

Para hacerse una idea de las calorías que contiene el turrón – 30 gramos es la cantidad recomendada como ración- resulta muy útil conocer las siguientes equivalencias.

  • 100 gramos de turrón aportan unas 500 calorías y 30 gramos aportan 150 calorías.
  • La misma cantidad (100 gramos) de:

    • hamburguesa con queso aporta 540 calorías.
    • bacon frito, 300 calorías.
    • espaguetis con mantequilla, 210 calorías.
    • mermelada light, 120 calorías.
    • brócoli, 30 calorías.
    • espárragos frescos, 20 calorías.

En otras palabras, media barra de turrón equivale a dos kilos y medio de brócoli. No obstante, esto no significa que debamos privarnos de este manjar; tan solo que es importante comerlo con moderación y disfrutarlo al máximo.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones