Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Motor > Educación y seguridad vial

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Sillas de seguridad infantil para coches : Su utilización y buen uso, asignatura pendiente

Un niño que viaja sin ninguna sujeción multiplica por 5 las posibilidades de sufrir lesiones mortales

Pautas para un viaje seguro

La mejor compra

  • No permita que un niño viaje en su vehículo sin utilizar un sistema de retención adecuado, ni siquiera en los trayectos más cortos o para acercarle hasta el colegio.
  • Antes de adquirir un sistema de retención de bebés compruebe que cumple con la normativa vigente ECE R 44/03. Si el producto está homologado llevará un distintivo que así lo certifique y una etiqueta en la que aparecerá la ya mencionada normativa, la categoría del dispositivo (universal, etc.), peso del bebé al que se adecua, letra del país (E), número de homologación y número concreto de identific
  • Antes de comprar, pruebe la silla en el asiento en su coche. Si no se lo permiten, infórmese sobre la política de la tienda en cuanto al cambio o devolución de la silla.
  • Deje que su hijo la pruebe. Una que le resulte demasiado estrecha o muy ancha, o en la que el respaldo sea muy bajo, hará que el pequeño no viaje con la misma tranquilidad.
  • Cuidado con las sillitas heredadas. Revise que están en perfectas condiciones de uso.
  • No dude en reemplazar la silla de seguridad por una nueva en el caso de haber sufrido violentas tensiones después de un accidente.

Una correcta instalación

  • Las estadísticas señalan el asiento trasero derecho como la ubicación más segura para las sillitas infantiles. En ella viaja el 21,2% de los niños, con una tasa de mortalidad del 14,3%. La más insegura, asiento delantero derecho, la ocupaba el 4,1% de los niños, pero en dicha ubicación el índice de mortalidad fue del 9,5%.
  • Si la instalación le resulta complicada, solicite en la tienda que lo hagan por usted. No dude en desmontarla y volver a instalarla para conocer bien el mecanismo.
  • El asiento de seguridad infantil debe quedar firmemente sujeto al asiento del vehículo, de modo que se elimine casi totalmente cualquier movimiento entre ambos, tanto lateral como longitudinal.
  • Sepa que las zonas más vulnerables del bebé son la cabeza, el cuello (debido al latigazo producido por el peso de la cabeza) y la cara. Por este motivo es importantísimo colocar a los bebés menores de 10 kilos en sentido contrario a la marcha ya que la cabeza, cuello y espalda, quedan protegidos por el respaldo de la silla de seguridad que a su vez absorbe equilibradamente gran parte de la energía producida en el choque.
  • No coloque el portabebé en el asiento delantero si está equipado con airbag, a no ser que en su vehículo se pueda desactivar el sistema. Si su automóvil no le permite esta posibilidad, instale el asiento infantil en la parte trasera del coch
  • Si su bebé viaja en capazo, coloque éste de manera que el extremo de la cabeza esté enfrentado a la parte media del vehículo. De este modo, puede evitarse un golpe directo en la cabeza del niño en un choque lateral.
  • Si el niño es muy pequeño y la madre conduce el vehículo, sitúe el asiento infantil en la plaza delantera. Podrá estar pendiente del bebé sin tener que
  • El paso al cojín elevador sólo debe hacerse cuando, en primer lugar, el cinturón de seguridad del vehículo queda correctamente situado sobre el niño y cuando ya se hayan excedido el peso o la altura máxima indicada por el fabricante
  • Si su hijo utiliza cojín elevador, preste atención al recorrido del cinturón de seguridad del vehículo por encima de su cuerpo. La banda torácica o superior debe pasar por encima de la clavícula. Si pasa por encima del cuello del niño, esto quiere decir que éste no es todavía lo suficientemente alto como para usar este sistema. El peligro de resultar ahogado por aplastamiento de la tráquea es demasiado elevado.
  • El niño sólo podrá usar el cinturón de seguridad para adultos, sin elevador, cuando pueda apoyarse en el respaldo del asiento del coche y sus rodillas alcancen el borde de éste. Observe que la correa que va sobre la cintura se ciña bien a sus caderas y que la que cruza el hombro haga contacto con el pecho y la clavícula.
Sillas de seguridad infantil para coches
Grupo 0 (de 0 a 10 kilogramos)
0-9 meses*
Grupo 0+ (de 0 a 13 kilogramos)
0-18 meses*
Grupo 1 (de 9 a 18 kilogramos)
9 meses-3 años*
Capazo para recién nacido: : Es rígido y lleva red o arneses para evitar que el bebé salga despedido. Se coloca en el asiento trasero, en posición transversal, y se engancha a los cinturones de seguridad. El bebé viaja acostado, sujeto por un cinturón ventral. Silla-cesta de seguridad: Algo más grande, esta categoría, añadida recientemente, es una alternativa que puede sustituir al grupo anterior. Silla de seguridad: El principal cambio para el niño es que se puede colocar en el sentido de la marcha, lo que le permite una mayor visibilidad. Se coloca preferiblemente en los asientos traseros del coche.
A tener en cuenta: Aunque ocupa mucho espacio, el niño viaja cómodo, en un habitáculo que le es familiar. A tener en cuenta: Colocada en el sentido contrario a la marcha puede evitar lesiones en el cuello y en la cabeza, en caso de colisión, sin embargo puede ser incómodo para el pequeño.
Silla-cesta de seguridad: Es una silla pequeña, ligeramente inclinada, envolvente y adaptada al cuerpo del bebé. El pequeño viaja en posición semiacostada sujetado a la cesta mediante arneses. Debe ir siempre en sentido contrario a la marcha, delante o detrás.
A tener en cuenta: Algunos modelos pueden usarse también como portabebés o hamacas, accesorios útiles fuera del automóvil.
Sillas de seguridad infantil para coches
Grupo 2 (de 18 a 25 kilogramos)
3-6 años*
Grupo 3 (de 22 a 36 kilogramos)
6-12 años*
Asiento con ajuste del cinturón: Tanto el niño como la silla van sujetos por el cinturón del vehículo. Incluye una guía para pasar el cinturón entre las piernas o retener al niño por la cadera y no por el abdomen, evitando lesiones, y otra para impedir que el cinturón pase por el cuello. Cojín elevador: Es un suplemento que se coloca sobre el asiento y eleva al niño para que pueda utilizar el cinturón de seguridad del adulto.
A tener en cuenta: Al fijarse con el cinturón del vehículo, no puede usarse si los asientos traseros del coche no lo incorporan. A tener en cuenta: Ocupa muy poco espacio por lo que, de no necesitarse, se puede guardar sin dificultad en el maletero de cualquier vehículo.
Cojín elevador con respaldo: Similar al anterior, pero el cojín y el respaldo son dos piezas que pueden separarse.
A tener en cuenta: Al poder separar las dos piezas, permite usar sólo el cojín cuando el niño es mayor.

* Orientativo.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones