Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Salud y psicología > Atención sanitaria

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Trasplante de órganos : Solidaridad que regala vida

La mejora en la lucha contra el rechazo y la disminución de los efectos secundarios marcan la evolución de los trasplantes de órganos donados, campo en el que España es líder mundial

Respuestas a las dudas más frecuentes

¿Quién puede ser donante de órganos y tejidos? Cualquier persona sana es donante potencial, siempre que en vida no se haya manifestado en contra de la donación. No hay límite de edad, pero en caso de menores de edad y discapacitados se tiene que respetar la voluntad de las personas que tengan la patria potestad (Ley 30/1979). Las condiciones clínicas en el momento de la muerte determinan los órganos y tejidos que son válidos para el trasplante. No obstante, los donantes no pueden padecer ni haber padecido cáncer ni otras enfermedades infecciosas o de causas poco claras que se puedan transmitir con la donación.

¿Qué hay que hacer para ser donante? Deben comunicar su decisión a la familia y los amigos más íntimos, ya que ellos son los primeros en ser consultados en caso de fallecimiento del donante. También se puede cumplimentar una tarjeta de donante, gratuita y altruista, que se puede encontrar diferentes lugares: Organización Nacional de Trasplantes, hospitales, consejerías de Sanidad/Salud… . Tener el carné de donante no compromete a nada si se cambia de opinión.

¿Qué ocurre si la familia se opone a la donación? En nuestro país siempre se cumple la voluntad de los familiares, independientemente de si el fallecido es donante o no.

¿Se puede hacer un trasplante de donante vivo? Puede donarse un órgano o parte de él, normalmente de médula ósea, riñón y segmentos de hígado y de pulmón, cuya extracción sea compatible con la vida y cuya función pueda ser compensada por el organismo del donante de forma adecuada y suficientemente segura. El donante debe ser mayor de edad, gozar de plenas facultades mentales y un estado de salud adecuado. Además, deberá ser informado previamente de las consecuencias derivadas de su decisión, debiendo otorgar su consentimiento de forma expresa, consciente y desinteresada. Salvo en casos excepcionales, estas donaciones sólo son admitidas entre familiares directos (padres, hermanos, hijos,…).

¿Cómo y dónde se ha de producir el fallecimiento del donante? Es necesario que la muerte cerebral (cese irreversible de todas las funciones cerebrales) del donante se produzca en el hospital, en una UCI móvil o SAMU, para poder realizar todas las pruebas y conservar adecuadamente los órganos. El diagnóstico médico legal de la muerte cerebral o muerte encefálica está actualmente regulado en el anexo 1 del Real Decreto 2070/1999, de 30 de diciembre de 1999, y exige, entre otros aspectos, que el diagnóstico sea realizado por tres médicos distintos a los que van a intervenir en la extracción y en el trasplante.

¿Por qué en algunos casos el organismo del receptor rechaza el órgano trasplantado? El efecto de rechazo se produce por un hecho muy simple: todo organismo vivo defiende su integridad física y bioquímica destruyendo cualquier agente vivo extraño que haya sido introducido en él. El organismo, al verse invadido por antígenos (sustancias proteicas), reacciona con un movimiento natural de defensa, rechazando el trasplante. Para evitar dicho rechazo, es necesario aplicar al paciente fármacos (inmunosupresores) y tratamientos, con la desventaja de que el paciente pierde toda su inmunidad. No obstante, con el fin de minimizar el efecto de rechazo, en los trasplantes se tiene en cuenta la compatibilidad entre donante y receptor, teniendo en cuenta el grupo sanguíneo y el sistema HLA (antígenos leucocitarios humanos).

¿Qué es el Modelo Español? Es un conjunto de medidas adoptadas en nuestro país para mejorar la donación de órganos. Dicho modelo ha sido recomendado por la OMS y se está aplicando en diferentes partes del mundo con resultados muy similares a los obtenidos aquí. El éxito del Modelo Español sólo es comprensible desde un enfoque multidisciplinar, que engloba aspectos legales, económicos, políticos y médicos.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones