Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Discotecas y salas de fiestas: analizados 50 locales : Sobra volumen en la música y falta seguridad

Discotecas, bares, discopubs y salas de fiestas se convierten cada fin de semana en refugio de miles de jóvenes que buscan compartir unas horas de entretenimiento con amigos, tomar unas copas o bailar al ritmo de la música de moda.

Uno de cada cuatro no cumple el horario de cierre

Uno de los más habituales motivos de queja de los vecinos es que las discotecas no respetan los horarios de cierre que las normas les imponen en función de su categoría. Técnicos de CONSUMER se informaron del horario de cierre de los 50 locales, y comprobaron que en uno de cada cuatro se incumplía este límite (entre las tres y las ocho de la mañana) de apertura al público; “seguía entrando gente” aseveran. En Vitoria, Logroño, Valencia sólo lo incumplía uno, mientras que en Alicante, Bilbao y Pamplona fueron dos. En Burgos, los cuatro incumplieron el horario, sin embargo, en todos los de San Sebastián, Barcelona, Castellón, Murcia y Santander se respetó. Cuando no figuraba en carteles específicos, se consideró como límite horario el facilitado por el personal de los establecimientos.

Por otro lado, el informe demuestra que estas discotecas no informan bien a sus usuarios. En el 80% no había carteles que explican los pasos a seguir en caso de emergencia, en el 70% no advierten de la edad mínima para acceder al establecimiento y un 88% no indican al público el horario de apertura y cierre del local.

¿De qué se quejan los vecinos?

  • El 85% de los vecinos sufre molestias motivadas por la cercanía de la discoteca.
  • Más de la mitad asegura que desde su hogar oye la música de estos locales.
  • A uno de cada tres vecinos, el alto volumen de la música le impide dormir por la noche.
  • Uno de cada diez subraya que alguien de su familia ha padecido problemas de salud motivados por la discoteca (mayoritariamente, insomnio)
  • Otras quejas son la suciedad en las calles (el 79%), gritos de la gente (78%) y frenazos y aceleraciones de los coches (53%). También (el 42%) se lamentan de la música a alto volumen de los coches y de las peleas en las inmediaciones (el 40%).
  • Las reclamaciones: uno de cada cuatro vecinos ha realizado reclamación o denuncia por problemas relacionados con estos locales. Mayoritariamente, por ruidos y alborotos.
  • Ante quién se reclama: El 42% de quienes reclamaron lo hicieron ante la policía, el 22% ante el ayuntamiento y el 12% ante ambas instancias. Casi uno de cada diez vecinos se ha quejado incluso al personal de la propia discoteca.
  • Sirve de poco reclamar: el 87% de quienes lo han hecho no ha quedado satisfecho con la respuesta recibida.
  • ¿Y hacer obras en casa para atajar las molestias? Un 15% de los vecinos ha realizado reformas en su hogar para aislarlo del ruido. Lo más común es el cambio de ventanas por otras con mejor aislamiento acústico y la insonorización del suelo de la vivienda. Y sale caro.
  • Problemas de delincuencia: uno de cada tres cree que la discoteca o disco-pub cercano sí genera estas consecuencias. El 16% se refiere a robos, otro tanto al tráfico de drogas, y un 15% al gamberrismo. El 11% entiende que estos locales favorecen las peleas entre jóvenes.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones