Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizadas las zonas escolares que rodean 100 centros educativos de 10 ciudades : Seguridad vial en los colegios: aceptable

La ausencia de señales de limitación de velocidad, la falta de señalización en accesos específicos para el alumnado y las retenciones de tráfico son las principales carencias

En transporte público

Los usuarios de los centros educativos deben poder elegir la alternativa de transporte que les vaya mejor: a pie, en bicicleta o utilizando el transporte escolar, público o privado (el coche). Sin embargo, según aumenta la distancia, se van restringiendo las posibilidades de ir a pie y se van imponiendo otros.

En primer lugar, se prestó atención a los medios de transporte urbano públicos. En casi una de cada cinco zonas escolares estudiadas no se hallaron paradas ubicadas cerca de las inmediaciones del colegio: ocurría en cinco casos en Logroño, cuatro en Barcelona y Valencia respectivamente, tres en Sevilla, uno en Pamplona y otro de Vitoria. Por el contrario, en las 82 zonas escolares visitadas donde sí se hallaron dominaban las de autobús urbano: se contabilizaron una media de 2 paradas de este modo de transporte muy próximas al colegio en cuatro de cada cinco ocasiones. Asimismo en un 15% de las ocasiones se vieron paradas de tranvía (en Bilbao, Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia) y en un 10% de metro (en las capitales vitoriana, madrileña, barcelonesa, bilbaína y valenciana).

A este respecto, la seguridad de los más pequeños se debe contemplar también desde el momento en el que esperan en la parada. Se quiso comprobar si las paradas se ubicaban en carriles rectos en los que hubiese suficiente visibilidad para los peatones. En el 97% de los casos así era, pero no en paradas ubicadas cerca de dos centros de Madrid y de San Sebastián.

A dos y cuatro ruedas

La movilidad se compagina también con el transporte en bicicleta. Disponer de una buena red de bicicarriles ayuda a potenciar una movilidad sostenible. Sin embargo, en dos de cada tres zonas cercanas a centros estudiantiles no se ofrecía esta posibilidad. Destacaban de forma negativa todas las inmediaciones escolares analizadas en A Coruña y en Madrid. Por el contrario, esta infraestructura se halló en ocho de las diez zonas analizadas en Vitoria.

Por otro lado, la mayor presencia de coches privados en zonas escolares es un hecho. Aun así, durante el estudio se comprobó que solo en el 66% de las zonas observadas había plazas de aparcamiento gratuitas, no así en el resto donde el estacionamiento era zona regulada. Sin embargo, en este último caso se hallaron lugares donde se ofrecía la posibilidad de aparcar 15 minutos gratis: en Bilbao, Logroño, San Sebastián (solo en calles comerciales) y Vitoria.

Por último, también se quiso saber si había aparcamientos reservados para el transporte privado y escolar colectivo. Se observaron apenas en una de cada cinco ocasiones: en siete entornos escolares de Pamplona, cinco de A Coruña, cuatro de San Sebastián, dos de Vitoria y una respectivamente de Bilbao y Sevilla.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones