Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

: Las embarazadas no pueden fumar, pero sí vapear / Falso

NACIÓ CON LA IDEA DE AYUDAR A DEJAR DE FUMAR, PERO HA CONVERTIDO EN ADICTOS A MUCHOS QUE NUNCA HABÍAN FUMADO. SEGÚN UNA ENCUESTA DEL MINISTERIO DE SANIDAD, LA MITAD DE LOS ADOLESCENTES LO HA PROBADO Y EL 92% LO CONSIDERA UNA ALTERNATIVA SALUDABLE AL TABACO. PERO LA CIENCIA CUESTIONA SU INOCUIDAD Y ALGUNOS PAÍSES YA PROHÍBEN SU VENTA. DESMONTAMOS LOS MITOS DETRÁS DE ESTOS DISPOSITIVOS.

Las embarazadas no pueden fumar, pero sí vapear / Falso

El vapeo tiene un efecto dañino sobre los embriones, y es muy parecido al provocado por el cigarrillo tradicional. Un estudio del científico Jan Tesarik publicado en la revista Journal of Gynecology and Womens’ Health, tras analizar el ADN libre que se encuentra en la circulación sanguínea materna, mostró daños en los embriones de mujeres vapeadoreas. Un informe elaborado por el Instituto Cardiovascular de Stanford (EE UU) reveló que la nicotina que contiene el tabaco, los cigarrillos electrónicos y los parches sustitutivos, afectan considerablemente al desarrollo del embrión, ya que su exposición interfiere en la comunicación entre las células, disminuye el crecimiento celular y altera el trabajo de genes que regulan funciones tan importantes como el latido del corazón.

Los que llevan nicotina son más nocivos / Verdadero

No todos los cigarrillos electrónicos contienen nicotina, pero la mayoría sí. Los efectos de este alcaloide que se encuentra de manera natural en el tabaco también se producen al utilizar los cigarrillos electrónicos que lo contienen; es decir, efectos negativos sobre sistema nervioso central, sistema endocrino, sistema cardiovascular, aparato músculo-esquelético, sistema respiratorio, aparato gastrointestinal y metabolismo en general. Además, se necesitan más caladas para consumir el vapeador que un pitillo convencional. Cuando se fuma tabaco se capta aproximadamente 0,7 mg de nicotina –depende de la marca–, y un cigarrillo convencional necesita una media de ocho succiones para ser consumido en su totalidad. Para consumir totalmente un cartucho o recambio de cigarrillo electrónico, se necesita un mayor número de caladas, lo que en extrapolación se correspondería con más pitillos de tabaco convencionales. Algunas marcas necesitan 360 succiones/cartucho, otras 220 y otras 100, que se corresponderían con 45, 25 y 12,5 cigarrillos convencionales, respectivamente.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones