Respetar los plazos, primera condición