Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Motor > Educación y seguridad vial

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizadas sobre el terreno 300 líneas de autobús urbano de 18 ciudades. Además, opinan 3.000 usuarios : Puntualidad e información, principales deficiencias de los buses urbanos

El servicio que prestan ha mejorado mucho en cuatro años. La frecuencia media es de 16 minutos y el precio del viaje comprando un bono de varios viajes, 0,55 euros

La parada, un lugar para esperar

El trayecto de un viajero comienza desde que llega a la parada de autobús. Casi ocho de cada diez puntos a los que han acudido los técnicos de CONSUMER EROSKI estaban limpios y bien cuidados. Sin embargo, en la mitad de los apeaderos visitados en Barcelona y en Murcia, y de tres de cada diez de A Coruña, Málaga y Vitoria, se detectó suciedad, pintadas o incluso cristales rotos. El 83% de las paradas cuentan con marquesina y banco, una situación similar a la de 2003, aunque en algunas ciudades una de cada tres paradas no contaba con ninguno de estos elementos (casos de A Coruña, Alicante, Barcelona, Córdoba, Murcia y Vitoria).

En la inmensa mayoría de los apeaderos se hallaron carteles con las rutas de los urbanos y con las frecuencias y los horarios (las excepciones: Granada y Sevilla). Hasta la mitad desciende el número de paradas que informan sobre las tarifas (en ninguna de las visitadas en A Coruña, Córdoba, Logroño, Murcia, Oviedo, Sevilla y Zaragoza) y sobre los diferentes servicios de atención al usuario.

Las frecuencias, la puntualidad y el precio del billete, principales quejas de los usuarios

Los técnicos de CONSUMER EROSKI realizaron un cuestionario a diez usuarios de cada una de las 300 líneas analizadas, es decir, se encuestaron a 3.000 pasajeros habituales. Los resultados muestran una satisfacción relativa de los usuarios, que tienen en las frecuencias, la puntualidad y el precio del billete sus principales motivos de queja.

De hecho, únicamente el 44% de los usuarios encuestados piensa que los autobuses son puntuales y el 17% se quejó de que casi nunca llegan a la hora. A ello se suma que más de la mitad de los encuestados aseguró que las frecuencias de los autobuses no eran las adecuadas (ocho de cada diez en Málaga y siete de cada diez en Barcelona y Zaragoza). Respecto al precio del billete, casi seis de cada diez usuarios del país afirmaron sentirse descontentos con el importe.

Por el contrario, ocho de cada diez usuarios calificaron como bueno el estado de conservación y limpieza de los autobuses. El 63% catalogó como correcto el manejo de estos vehículos por sus conductores, aunque el 37% manifestó que es muy mejorable. Para concluir, tres de cada cuatro usuarios de autobuses urbanos a nivel nacional describió el trato ofrecido por los conductores de los autobuses urbanos como bueno o muy bueno.

Casi siete de cada diez usuarios consideraron que las zonas y barrios de las diferentes capitales están correctamente conectados a través de las líneas de autobuses urbanos en funcionamiento. Los usuarios más satisfechos se hallaron en Sevilla y Málaga, mientras que los más disconformes se encontraron en A Coruña y Vitoria, especialmente por el número de líneas y lo limitado de sus frecuencias .

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones