Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Ayuda domiciliaria : Profesionales para los mayores

El 80% de los cuidadores de ancianos trabajan sin contrato y cuentan con una formación deficiente

Proveedores del servicio

La ayuda a domicilio es competencia de las administraciones públicas, por regla general de los ayuntamientos, que la prestan con sus propios servicios o de forma concertada. En este caso, los conciertos se firman con empresas privadas, cooperativas de trabajo asociado y organizaciones no gubernamentales como Cáritas y Cruz Roja. Para solicitar este servicio lo habitual es recurrir al ayuntamiento de la localidad de residencia, donde facilitan información sobre las condiciones en que se presta el servicio y sobre los requisitos que es preciso reunir para tener derecho a él. Condiciones que tienen que ver con la situación económica, el grado de dificultad para valerse por sí mismo, la existencia o no de familiares que puedan prestar la ayuda, etc. En ocasiones el servicio se facilita de forma gratuita, pero en otras el beneficiario debe pagar una cantidad variable, dependiendo de la cuantía de su pensión o situación económica. Si se recurra a una empresa privada se paga una tarifa fija por hora de asistencia.

La prestación de este servicio parte tanto de las entidades públicas como de empresas privadas. En el caso de éstas últimas, por el hecho de ser un servicio orientado a personas mayores, deben estar en posesión de la autorización administrativa otorgada por la comunidad autónoma correspondiente.

A pesar de la regularización y control del servicio, son muchas las personas que por intentar ahorrarse un dinero contratan los servicios de particulares que le son, en la mayoría de los casos, desconocidos. Estos se suelen ofertar para cuidar del anciano y hacerle compañía bajo la apariencia de asistencia domiciliaria. Los datos son contundentes: se calcula que el 80% de los cuidadores de ancianos trabajan sin contrato y sin cualificación profesional.

Un sector en continuo crecimiento

El mercado de servicios asistenciales a domicilio ha experimentado en los últimos años un fuerte crecimiento, paralelo al aumento del número de personas mayores dependientes y al creciente interés de las administraciones públicas en incrementar el grado de cobertura de los servicios de ayuda a domicilio y teleasistencia.

Según el estudio “Servicios Asistenciales a Domicilio”, realizado en 2006 por DBK, empresa especializada en la elaboración de estudios de análisis sectorial y de la competencia, el valor del mercado de los servicios asistenciales a domicilio alcanzó los 740 millones de euros, lo que supuso un aumento del 16% con respecto al año anterior, favorecido por el incremento en el número de usuarios. Por tipo de servicio, el de ayuda a domicilio registró un crecimiento del 16%, alcanzando un valor de 655 millones de euros. Este segmento continuó siendo el de mayor importancia, con una participación del 88% del mercado total. Por su parte, el de teleasistencia representó el 12% restante, con una cifra de 85 millones de euros en 2006. Este segmento mostró el mayor dinamismo y registró un crecimiento del 21%.

A finales de 2006 el sector se encontraba integrado por unas mil empresas, en su mayoría de pequeño tamaño con un ámbito de actuación provincial o local, y organismos sin ánimo de lucro. Los cinco primeros operadores en términos de facturación -Cruz Roja, Eulen Servicios Sociosanitarios, Mapfre Quavitae, Clece y ASISPA- registraron una cuota conjunta del valor del mercado del 30%.

Para 2008 se prevé un incremento del número total de usuarios situado en torno al 16-17%, lo que permitirá acercarse a la cifra de 985.000 usuarios de servicios asistenciales a domicilio.

Consejos para contratar la mejor ayuda

  • Consulte varias empresas para poder establecer comparaciones, y dar con el mejor servicio.
  • Plantéeles cuantas cuestiones considere oportunas.
  • No dude en acudir a los especialistas en materia de asuntos sociales y tercera edad para que le asesoren y le indiquen las alternativas de las que dispone en materia de asistencia domiciliaria (tanto públicas como privadas). Pida asesoramiento al trabajador social de su distrito o centro de salud sobre las empresas de ayuda a domicilio que figuran en los registros.
  • Tenga en cuenta que la ayuda a domicilio no es un servicio de hogar. Su principal función es atender al mayor. No obstante, algunas empresas ofrecen ambas opciones. Consulte todos estos detalles para dejar claro qué tipo de servicio necesita.
  • Asegúrese de que el personal está cualificado y tiene la experiencia suficiente para atender a una persona mayor. Si duda de la profesionalidad del auxiliar, exija su título de capacitación.
  • Verifique que la empresa que va a que le va a prestar sus servicios está autorizada y registrada por la consejería de Servicios Sociales de su comunidad autónoma.
  • Desconfíe de empresas que no faciliten una dirección y/o teléfono fijo.
  • Lea con detenimiento el contrato para evitar problemas posteriores. Compruebe qué prestaciones concretas están incluidas en el servicio y cuáles no. Insista para que le estipulen por escrito los servicios a prestar, con horarios y presupuestos.
  • Exija una factura que incluya su número, CIF y domicilio social de la empresa.
  • Desconfíe de los particulares que se ofrecen para vivir con un mayor para atenderle y hacerle compañía bajo la apariencia de asistencia domiciliaria. Tenga en cuenta que la ayuda a domicilio requiere una preparación profesional. No se puede dejar en manos de cualquiera. Está en juego que los mayores se encuentren a gusto y protegidos dentro de su hogar.
  • Sepa que los auxiliares de ayuda a domicilio no pueden administrar inyecciones, hacer curas ni manipular sondas.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones