Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación > Aprender a comer bien > Alimentos a debate

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

: Por calóricas y saladas, mejor un consumo ocasional y moderado

Una a una, siete bolsas de patatas fritas

Lays "Patatas fritas lisas"

/imgs/20051001/lays.jpg200 gramos.
Salen a 4,95 euros el kilo. Con aceite de maíz.
La mejor relación calidad-precio.
Etiquetado incorrecto: no indica la cantidad de sal (que es elevada), ingrediente resaltado en el envase. Pocas unidades defectuosas (16%). Más saladas (el 1,8% es sal) que casi todas las demás no light. El perfil más saludable en la grasa (el 98,5% es insaturada).
En cata, con 7,1 puntos, las mejores: elogiadas por su punto de sal, por crujientes y por su apariencia.

Santa Ana "Patatas fritas"

/imgs/20051001/santa.jpg 300 gramos
Salen a 5 euros el kilo. Con aceite de girasol alto oleico.
Las más saladas (1,9% de sal) de las no light.
En cata, 5,7 puntos: gustan por "crujientes", por su "apariencia" y por estar "en su punto de aceite", pero son criticadas por "poco sabor", "duras" y "tamaño pequeño".

Vicente Vidal "Patatas fritas"

/imgs/20051001/vicente.jpg 250 gramos.
Salen a 5,14 euros el kilo. Con aceite de girasol.
Aunque por no mucha diferencia, son las menos calóricas y las menos grasas de las no light. Además, su contenido de sal es moderado (0,8%).
En cata, 5,3 puntos: gustan su "grado de sal", que sean "crujientes" y su "aspecto", pero son criticadas por "poco sabor", "algo rancias", "muy aceitosas", "pequeñas" y "el sabor que dejan".

Celigüeta "Patatas fritas churrería"

/imgs/20051001/celigueta.jpg 150 gramos.
Salen a 5,8 euros el kilo. Con aceite de girasol.
Muy grasas, son las más calóricas (593 calorías/100 g), pero también las menos saladas (0,6%). Muchas (el 54%) unidades rotas.
En cata, 5,6 puntos: gustan por "crujientes" y reciben críticas por "pequeñas" y "demasiado aceitosas".

Sarriegui "Patatas fritas"

/imgs/20051001/sarriegui.jpg 150 gramos.
Salen a 13,20 euros el kilo, las más caras.
Las únicas fritas con aceite de oliva (el resto usan aceite de semillas).
Las más grasas (43%) y de las más calóricas (579 calorías/100 g), pero también de las menos saladas (0,8%). Las patatas con mayor proporción de defectos (56%).
En cata, 5,8 puntos: gustan su "punto de sal", su textura crujiente y su color" pero son criticadas por "muy aceitosas", "muy pequeñas" e insípidas.

Lays Light "Patatas fritas lisas"

/imgs/20051001/lays2.jpg 170 gramos.
Salen a 7 euros el kilo.
Con aceite de girasol alto oleico.
Entre las dos lights analizadas, la mejor elección.
Etiquetado incorrecto: no indica la proporción de sal, ingrediente destacado en su denominación. Comparación con las Lays "normales": un 40% menos de grasa, un 14% menos calóricas y un 40% más saladas.
En cata, con 7,2 puntos, las mejores: gustan por su "punto de sal", por ser "muy crujientes" y por su apariencia, aunque algunos consumidores las consideraron "algo grasientas".

Celigüeta Light "Patatas light"

/imgs/20051001/celigueta2.jpg 125 gramos.
Salen a 7,60 euros el kilo.
Con aceite de girasol alto oleico.
No emplea rodajas de patata, sino una masa de harina y fécula de patata. Por ello, incurre en un etiquetado incorrecto: denominación de venta inadecuada. Comparación con las Celigüeta "normales": la mitad de grasa, un 20% menos de calorías y cuatro veces más saladas. Las únicas con proporción cero de unidades defectuosas y las de menos unidades rotas (10%)
En cata, con 5,8 puntos, gustan por su "punto de sal", su tamaño y su textura crujiente, pero son criticadas por "falta de sabor" y "poco color".

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones