Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación > Aprender a comer bien

Guía de compra: pasta : Nuestra selección

Es un alimento básico por sus beneficios en nuestra dieta (puede consumirse casi todos los días), de precio asequible pero que también admite ahorros considerables

Nuestra selección

A menudo, cuanto mayor es la oferta de productos menor es la capacidad de decisión del consumidor. Muchas veces optamos por zanjar el asunto comprando la misma pasta de siempre, sin salirnos del esquema encorsetado compuesto por macarrones, espaguetis y fideos para la sopa. Para abrir un poco el objetivo, intentar facilitar la compra e incluso descubrir nuevas opciones, la que sigue es una pequeña colección con sugerencias de compra adaptadas a distintos usos y perfiles de consumidor.

Para los más prácticos

Habrá quien tenga gustos sencillos o carezca de grandes pretensiones en la cocina y se conforme con propuestas más clásicas, las de toda la vida. En ese caso, conviene tener presente un detalle que nos permitirá sacar más jugo y sabor a las preparaciones. Las pastas se pueden elaborar con sémolas, semolinas o harinas procedentes de trigo duro, semiduro, blando o de sus diversas mezclas. Cuando están elaboradas exclusivamente con sémola o semolina de trigo duro (Triticum durum) se califican, según la legislación española, como de calidad superior. Este aspecto aparentemente secundario tiene sus beneficios tanto en el plato como en nuestra salud: el trigo duro aporta mejores propiedades culinarias, mayor consistencia en la cocción y una riqueza en proteínas ligeramente superior a las de pastas elaboradas a partir de otras sémolas. La pasta EROSKI Basic, también el resto de sus gamas, y la de Gallo por ejemplo, es de calidad superior. Así, un modesto plato de espaguetis preparados simplemente con tomate pueden dejar mejor sabor de boca si tenemos en cuenta este aspecto en el momento de compra.

  • Precio por paquete ( 500g): entre 0,49 y 0,78 euros
  • Precio por kilo: entre 0,98 y 1,56 euros
  • Precio por ración (80g): entre 0,07 y 0,12 euros

Para ensaladas

Tomar una ensalada de pasta es una de las formas más sencillas de cumplir con dos recomendaciones básicas para llevar una dieta equilibrada y saludable: la de consumir verduras y hortalizas tanto en la comida como en la cena (al menos una de ellas ha de ser en forma de ensalada) y la de tomar pasta al menos 6 días a la semana. Una ensalada compuesta de verduras y hortalizas crudas, que por lo general se come fría, puede que resulte poco apetecible con las bajas temperaturas del invierno. Recurrir a las preparaciones templadas es una manera de no renunciar a este plato. La pasta puede ser el ingrediente cocinado y templado que dé temperatura al plato. En este caso, es preferible decantarse por formas de pasta de tamaño medio y grande, como los farfales vegetales de EROSKI o las normales de Barilla, de esta manera se integran y mezclan mejor con el resto de elementos que componen la ensalada. Además de originalidad y color, las primeras están elaboradas con verduras (tomate, zanahoria y espinacas, principalmente) lo que otorga al plato un sabor diferente. Conviene recordar que aunque lo “verde” esté presente en esta pasta, su contenido nunca va a sustituir ni asemejarse al de un plato de verduras.

  • Precio por paquete (500g): entre 1,05 y 1,29 euros
  • Precio por kilo: entre 2,10 y 2,58 euros
  • Precio por ración (40g): entre 0,08 y 0,10 euros

Para los más pequeños

La pasta tiene el honroso título de ser uno de los alimentos que más “tirón” tiene entre los pequeños. De hecho, fue elegida por los niños españoles de entre 6 y 14 años como su comida favorita en una reciente encuesta elaborada por una canal de televisión infantil. Por una vez, gustos y recomendaciones dietéticas coinciden. Si la pasta es una alimento fundamental en la dieta de un adulto, pasa a la categoría de imprescindible en la de un niño. Este alimento es rico en hidratos de carbono, el principal combustible del organismo. Es el elemento del que el cuerpo se vale para moverse, pensar y trabajar. Todas ellas acciones capitales en las etapas de crecimiento y desarrollo por la que atraviesan los más pequeños. Para que degustar el plato de pasta sea aún más divertido, en el mercado hay propuestas ideadas específicamente para el público infantil con formas llamativas, como las bicicletas y las tradicionales letras de Gallo, auque en el capítulo de la alimentación infantil la imaginación es lo que cuenta. Clavar unos tradicionales espaguetis en los extremos de una salchicha y cocerlo todo es una manera de crear una receta curiosa e irresistible para los peques. También es útil emplear la pasta de vegetales que con sus vivos colores atrae su atención. Todo para educarles en nuevos sabores y presentaciones.

  • Precio por paquete ( (500g): entre 0,88 y 0,92 euros
  • Precio por kilo: entre 1,76 y 1,84 euros
  • Precio por ración (80g): entre 0,14 y 0,15 euros

Para una gran ocasión

Como se ha mencionado antes, la clase de trigo de la que proviene la sémola con la que se realiza la pasta es un elemento determinante para fijar la calidad del producto. El propio proceso de elaboración también le transfiere unas determinadas cualidades organolépticas a este alimento. Aunque hoy en día la mayoría de la pasta se elabora de manera más industrial, hay quienes aún emplean usos más propios de otros épocas más como la pasta SeleQtia de EROSKI, elaborada con molde de bronce, tal y como manda la tradición italiana o cortes más propios del país transalpino, por ejemplo, los plumaconi de Garofalo.

  • Precio por paquete (500g): entre 2,45 y 2,75 euros
  • Precio por kilo: entre 4,90 y 5,50 euros
  • Precio por ración: (80g): 0,39 y 0,44 euros

Para cuidar aún más la dieta

Tomar a menudo cereales integrales (pan, pasta o arroz integral) en vez de cereales refinados puede disminuir el riesgo de padecer una larguísima lista de enfermedades: diabetes tipo 2, hipertensión, cardiopatía y algunos tipos de cáncer. Resulta interesante destacar que refinar el trigo (o cualquier otro cereal) hace perder aproximadamente la mitad de las vitaminas, de los minerales o de la fibra que contiene y que genera la pérdida de entre 200 y 300 veces su contenido en unas sustancias protectoras de la salud llamadas fitoquímicas. Para comenzar a apostar por la alimentación integral, un buen punto de partida puede ser la pasta rica en fibra. Su sabor suele ser muy similar al de la tradicional pero su aporte en fibra es mayor y contribuye, como se ha mencionado, al correcto funcionamiento del organismo y al bienestar físico. Dos propuestas: la pasta fibra EROSKI Sannia y la integral de Barilla.

  • Precio por paquete (500g): entre 0,99 y 1,49
  • Precio por kilo: entre 1,98 y 2,98 euros
  • Precio por ración (80g): entre 0,15 y 0,23 euros

Para gente especial

La pasta contiene gluten, por lo que su consumo está totalmente contraindicado para quienes sufren celiaquia o intolerancia al gluten, salvo aquellas variedades elaboradas expresamente sin gluten. Y las hay: Gallo tiene varios productos (espaguetis, macarrones y fideos) con estas características elaborados con arroz en lugar de trigo (lo que le confiere un tono blanquecino a la pasta) por lo que la ausencia de gluten está garantizada. Asimismo, se ha de vigilar la composición y el etiquetado nutricional de las pastas alimenticias, pues aquellas que llevan huevo entre sus ingredientes no las pueden consumir quienes tienen alergia a este alimento.

  • Precio por paquete (500 g): 2,35 euros
  • Precio por kilo: 4,70 euros
  • Precio por ración (80 g): 0,37 euros

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones