Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Economía doméstica > Finanzas

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Derecho sucesorio : Para evitar situaciones desagradables, lo mejor es testar

La elaboración de un testamento precisa de una tramitación sencilla, que cuesta entre 36 y 60 euros, y permite eludir problemas añadidos al fallecimiento de un familiar

La legítima

  • /imgs/20060901/img.informe.03.jpg¿En cuántas partes se divide una herencia? El caudal hereditario se divide por disposición legal en tres tercios: la legítima, la mejora y el tercio de libre disposición. La legítima es la parte de los bienes de la herencia de la que el testador no puede disponer libremente, aunque desee hacerlo, porque por ley se reserva a determinados herederos llamados forzosos, salvo que el testador decida desheredarlos expresamente. El alcance de la legítima esta en función de las personas que participen en la herencia. Por su parte, el tercio de mejora puede emplearse para favorecer en especial a alguno o algunos hijos o descendientes; si no se dispone sobre él de manera explícita, se entiende que incrementa la cuantía de la legítima. Con el tercio de libre disposición el testador podrá hacer lo que crea conveniente.
  • ¿Por qué y cuándo hay que hacer la partición de la herencia? Se puede dar el caso de que el testador no se haya limitado a nombrar herederos en el testamento, sino que también haya realizado un reparto o partición de los bienes entre los herederos por los que les asigna bienes concretos en pago de su cuota hereditaria. Es el llamado testamento particional. En este caso, los herederos deberán ajustarse a lo ordenado por el testador en su testamento en orden al reparto de los bienes, cuando no perjudique a la legítima de los herederos forzosos. También es posible que el testador, en atención a la conservación de la empresa o en interés de su familia, quiera preservar indivisa una explotación económica o bien mantener el control de una sociedad de capital o grupo de éstas. En este caso, puede usar esta facultad, disponiendo que se pague en metálico su legítima a los demás interesados.

La herencia no es libre

El contenido de la herencia se divide por norma en tres tercios: la legítima, la mejora y el tercio libre de disposición

¿El testador es libre de dejar sus bienes a quien quiera? No. Hay una obligación legal de dejar algo -la legítima- a los descendientes, ascendientes y cónyuge, según los casos, denominados por ello herederos forzosos. Pero hay que tener en cuenta que las normas no son iguales para toda España. En determinados territorios rigen unos derechos especiales, históricos, llamados Derechos Forales, que regulan de modo diferente todo lo relativo al testamento y a las herencias.

¿Cuánto hay que dejarles a los herederos forzosos?

  • A los hijos y descendientes (nietos, bisnietos, etc.), dos tercios de la herencia. Uno de los tercios se debe dividir en partes iguales entre los hijos, y el otro tercio (el llamado de mejora) se puede distribuir libremente entre ellos o dejárselo a uno solo de los descendientes.
  • Si no se tienen hijos ni descendientes, los ascendientes (padres, abuelos, etc.), heredando en primer lugar los progenitores, tienen derecho a la mitad del haber hereditario de los hijos y descendientes, salvo el caso en que concurrieren a la herencia con el cónyuge viudo del causante, en cuyo supuesto la legítima de los padres o ascendientes será de una tercera parte de la herencia.
  • El cónyuge viudo o viuda también es uno de los herederos forzosos del fallecido, teniendo derecho al usufructo del tercio destinado a mejora si concurre a la herencia con hijos o descendientes; si no contara con descendientes, pero sí ascendientes, tendrá derecho al usufructo de la mitad de la herencia. Si no hay descendientes ni ascendientes, el cónyuge tendrá derecho al usufructo de los dos tercios de la herencia.

¿Pueden los padres desheredar a un hijo? El testador no puede desheredar sin más a su capricho. En la ley se establecen cuáles son las causas de desheredación, y fuera de estas causas no se puede dar dicha desheredación. Si aun así, la desheredación se realiza, y no se expresa su causa, no se prueba la misma o es distinta de las que se establecen legalmente, puede ser anulada por los tribunales.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones