Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Si deseas que resolvamos tu caso en la revista EROSKI CONSUMER ponte en contacto con nosotros. Sólo serán respondidas y publicadas las consultas que desde la revista EROSKI CONSUMER consideremos más interesantes.

: Obras en el tejado común

Resido en una casa antigua que en su día se tabicó por la mitad haciéndose dos viviendas independientes. El tejado es común para las dos viviendas y tiene las vigas de madera. El problema es que el propietario de una de las viviendas quiere arreglar el tejado, cortando vigas y poniendo estructura de hierro. ¿Puede este señor cortar las vigas?. Y, si puede ¿a qué distancia del tabique común puede cortarlas?

Por lo que se indica, se trata de dos viviendas físicamente independientes, que mantienen elementos comunes como el tabique de separación, el tejado, cimientos, etc., a consecuencia de la división material de lo que inicialmente era una sola vivienda. No están, por tanto, sometidas a ley de propiedad horizontal, existiendo una comunidad de utilización o aprovechamiento sobre esos elementos que, según el Tribunal Supremo (sentencia del 4 de abril de 1990), no puede impedir que cada propietario haga dentro de su propia casa las obras que desee. Sin embargo, en su caso, la obra que pretende su vecino, cortar las vigas de madera para sustituir en una de las vivienda la estructura de madera por otra de hierro, podría afectar a la seguridad de su casa y del edificio.

Una cosa es que su vecino pueda realizar en su casa las obras que le convengan y otra cosa muy distinta es que pueda realizar obras que perjudiquen a la casa vecina o, incluso, a todo el edificio. Le recomendamos hable con su vecino para, en primer lugar, solicitar un informe imparcial a un arquitecto o aparejador sobre la seguridad y consecuencias para el edificio y para su casa de tales obras. En función de tal informe, lleguen a acuerdos. Plantéese si da su consentimiento a las obras, haciendo constar por escrito, en caso de que lo diese, que cualquier problema que pudiese surgir en el futuro derivado de las obras será asumido por el vecino. Pero si lo considera conveniente o necesario, por la inseguridad que pudiesen acarrear, opóngase a las obras.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones