Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

: Obesidad infantil: el gran desafío en el hogar

La familia es fundamental para extender los hábitos saludables entre los más pequeños. Sin embargo, con una sociedad cada vez más estresada y con largas jornadas laborales, a los progenitores no les queda mucho tiempo para planificar menús, hacer la compra o cocinar. Analizamos los principales obstáculos y retos con los que se encuentran los padres para combatir el sobrepeso y la obesidad de sus hijos.

Decálogo nutricional para padres

Animarles a participar en su alimentación. Hacer la lista de la compra, ir al mercado, ayudar en la cocina… Se trata de actividades educativas y que, además, favorecen una alimentación más saludable.

Cocinar en casa con los menores. Es una buena oportunidad para que los niños prueben diferentes alimentos y así aumentará su interés por los platos que ellos mismos han hecho.

Comer (o cenar) en familia. Existe numerosa evidencia científica acerca de que este hábito es beneficioso en diferentes sentidos; entre ellos, reduce la probabilidad de padecer obesidad a lo largo de la infancia.

Es un niño, hay que vigilar sus raciones. Las raciones que se ofrecen a los niños son cada vez mayores, lo que contribuye a que coman en exceso y aumente el riesgo de sufrir sobrepeso u obesidad.

Es mejor la recompensa que el castigo. Castigar por no haber comido fruta puede hacer que termine generando rechazo hacia ese alimento. Es preferible darles un refuerzo positivo cuando se toman la comida saludable.

Ver la tele, los canales de Youtube y las redes sociales con ellos. Hay que ayudarles a identificar los productos insanos, a detectar los mensajes que utiliza la publicidad. Por ejemplo, si usan para atraer su atención personajes de dibujos animados o deportistas.

Construir límites. Los límites son necesarios a lo largo del desarrollo y hacen que la población infantil crezca de forma segura y confiada. Los adultos son los que deciden lo que van a comer o cenar según sus necesidades, no los menores según sus apetencias.

Aprender a pedir consejo. Es esencial que los padres y madres sepan recibir el consejo de especialistas, nutricionistas o pediatras como un asesoramiento que les ayuda en su papel educador.

Ser un buen ejemplo. La familia cercana actúa como modelo de referencia en el que constantemente los niños se reflejan, comparan para aprender actitudes, comportamientos y estilos de vida.

Enseñarles a leer la información nutricional. Así elegirán los ingredientes más saludables.

Fuente: Estudio sobre la situación de la obesidad infantil en España.

Cuestión de cantidad: ración recomendada para cada edad

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el tamaño de las raciones ha aumentado de manera notable en los últimos 20 años. Esta pequeña guía puede servir de orientación para ajustar las cantidades de los distintos grupos de alimentos.

Edad: 3-6 años

  • Verduras. Plato principal: 120-150 g (un bol) // Guarnición: 60-75 g (medio bol)
  • Legumbres. Plato principal: 30 g (5 cucharadas soperas ya cocidas) // Guarnición: 15 g (3 cucharadas soperas ya cocidas).
  • Patatas. Guarnición: 90-100 g
  • Arroz o pasta. Plato principal: 50-60 g (7-8 cucharadas soperas ya cocido) // Guarnición: 20-25 g (4 cucharadas soperas ya cocido)
  • Pan integral. Acompañamiento: 1 rebanada o una pieza de 3 dedos de ancho (30 g)
  • Yogur natural. Media o 1 unidad
  • Pescado. Un filete mediano (70-80 g)
  • Huevos. Media o una unidad
  • Carne. Un filete pequeño (50-60 g) Un filete mediano (80-90 g).

Edad: 7-12 años

  • Verduras. Plato principal: 120-150 g (un bol) // Guarnición: 60-75 g (medio bol).
  • Legumbres. Plato principal: 60 g (10 cucharadas soperas ya cocidas) // Guarnición: 30 g (5 cucharadas soperas ya cocidas
  • Patatas. Guarnición: 90-100 g
  • Arroz o pasta. Plato principal: 60-80 g (8-10 cucharadas soperas ya cocido) // Guarnición: 20-25 g (4 cucharadas soperas ya cocido)
  • Pan integral. Acompañamiento: 1 rebanada o una pieza de 3 dedos de ancho (30 g)
  • Yogur natural. 1 unidad (125 g)
  • Pescado. Un filete grande (100-120 g)
  • Huevos. 1-2 unidades
  • Carne. Un filete mediano (80-90 g)

Fruta (al menos, tres raciones al día). Una ración: 2 piezas de frutas pequeñas, como kiwis, mandarinas o ciruelas // 1 pieza de frutas medianas, como manzana, naranjas o plátanos // 1 rodaja de 2 dedos de ancho de sandía o melón.

Fuente: Acompañar las comidas de los niños, Agencia de Salud Pública de Cataluña, y elaboración propia.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones