Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

: Nutri-Score, un escudo contra las noticias falsas

EN UN CONTEXTO EN EL QUE SE ESTUDIA IMPLANTAR UNA ETIQUETA NUTRICIONAL ÚNICA PARA TODOS LOS PAÍSES DE LA UNIÓN EUROPEA, NO DEJAN DE APARECER BULOS Y MENTIRAS QUE AFECTAN A NUTRISCORE. RESPONDEMOS A LAS CRÍTICAS MÁS EXTENDIDAS SOBRE ESTE ETIQUETADO.

Respuesta a las críticas

LA POSICIÓN DEL ACEITE DE OLIVA

Polémica. Una de las controversias más extendidas se centra en las imágenes en las que aparecen el aceite de oliva con la letra D y la Coca-Cola Zero en la letra B. Se intenta desvirtuar Nutri-Score defendiendo que su valoración favorece a un refresco edulcorado frente a un producto de indiscutible alta calidad nutricional, como el aceite de oliva.

Respuesta. Su clasificación bajo la letra D es debida a su contenido en calorías, grasas totales y grasas saturadas. Al tener un solo ingrediente, las autoridades sanitarias estudian cómo adaptar Nutri-Score a este producto para evitar malinterpretaciones en los consumidores. Nutri-Score es una herramienta para comparar, pero dentro de un contexto donde los alimentos pertenezcan al mismo momento de consumo (nadie aliña una ensalada con un refresco), a la misma cantidad (no aliñamos la ensalada con 100 ml de aceite), al mismo tipo de producto (como cereales de desayuno o galletas) o un mismo artículo entre marcas. Además, que un alimento sea clasificado con la letra D o E no significa que no deba consumirse; en una alimentación equilibrada un consumidor más informado sabrá si desea elegir una alternativa de mejor calidad nutricional o si decantarse por un alimento D o E, ya que tendrá en cuenta que conviene consumirlo en cantidades más pequeñas y con menos frecuencia.

 

LA LETRA DEL JAMÓN SERRANO

Polémica. Alimentos bien percibidos como los envasados de jamón serrano pueden aparecer en la categoría E.

Respuesta. Existen grandes diferencias de calidad nutricional en función de la marca y de la preparación del producto; es decir, según su contenido en grasas saturadas y sal. Así, el jamón serrano envasado puede aparecer bajo diferentes letras y colores: D o E.

 

EL BULO DE LOS FRESCOS

Polémica. Muchos comentarios se han basado en el fundamento de Nutri-Score como sistema pensado para productos envasados, no frescos. Los críticos argumentan que este etiquetado podría inducir al consumidor a no decantarse por frutas y verduras no envasadas, alimentos básicos en una dieta saludable.

Respuesta. Un estudio elaborado por investigadores franceses sobre comportamiento del usuario de Nutri-Score, tanto en supermercados online como en las tiendas convencionales, indica que los consumidores que utilizan este logotipo como guía hacen una compra con protagonismo destacado de frutas y verduras, y con escasa presencia de productos clasificados en D o E.

 

EL CASO DE LAS SARDINAS

Polémica. Un alimento saludable como las sardinas en conserva fi gura calificado como D.

Respuesta. El ejemplo de las sardinas está siendo ampliamente utilizado para cuestionar la utilidad de Nutri-Score. Es falso que las latas de este producto estén sistemáticamente clasifi cadas en la letra D. En función de la composición nutricional, las sardinas pueden aparecer con letra B,C o D. Las conservas de pescado se pueden presentar con diferentes preparaciones (al natural, en aceite, en escabeche, en salsas diversas…) que afectan a la clasificación nutricional.

 

PATATAS CONGELADAS PARA FREÍR

Polémica. Un producto aparentemente tan perjudicial como este preparado aparece en A.

Respuesta. Las refl exiones sobre las patatas aluden a su relación con la comida basura y no atienden al verdadero papel de Nutri-Score. Los etiquetados frontales son una traducción de los alimentos tal y como son vendidos. Nutri-Score no tiene en cuenta las calorías y otros nutrientes que el producto adquiere a la hora de ser cocinado en casa: la grasa del aceite empleado si se fríe, la cantidad de sal que se añada…

 

PRODUCTOS CON PRIVILEGIOS

Polémica. ¿Francia modificó el algoritmo para que los quesos franceses puntuasen mejor?

Respuesta. No. En un principio, todos los quesos franceses eran calificados en E, sin distinción entre frescos, curados o poco salados. La Agencia Francesa de Seguridad Alimentaria consideró que debía hacerse una serie de modificaciones mínimas para que el algoritmo tuviese en cuenta el contenido en proteínas. Con la modifi cación, la mayoría de los quesos se clasifican en D; los frescos poco salados, en C, y los quesos curados salados, en E.

Paginación dentro de este contenido

Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

: Respuesta a las críticas

EN UN CONTEXTO EN EL QUE SE ESTUDIA IMPLANTAR UNA ETIQUETA NUTRICIONAL ÚNICA PARA TODOS LOS PAÍSES DE LA UNIÓN EUROPEA, NO DEJAN DE APARECER BULOS Y MENTIRAS QUE AFECTAN A NUTRISCORE. RESPONDEMOS A LAS CRÍTICAS MÁS EXTENDIDAS SOBRE ESTE ETIQUETADO.

Respuesta a las críticas

LA POSICIÓN DEL ACEITE DE OLIVA

Polémica. Una de las controversias más extendidas se centra en las imágenes en las que aparecen el aceite de oliva con la letra D y la Coca-Cola Zero en la letra B. Se intenta desvirtuar Nutri-Score defendiendo que su valoración favorece a un refresco edulcorado frente a un producto de indiscutible alta calidad nutricional, como el aceite de oliva.

Respuesta. Su clasificación bajo la letra D es debida a su contenido en calorías, grasas totales y grasas saturadas. Al tener un solo ingrediente, las autoridades sanitarias estudian cómo adaptar Nutri-Score a este producto para evitar malinterpretaciones en los consumidores. Nutri-Score es una herramienta para comparar, pero dentro de un contexto donde los alimentos pertenezcan al mismo momento de consumo (nadie aliña una ensalada con un refresco), a la misma cantidad (no aliñamos la ensalada con 100 ml de aceite), al mismo tipo de producto (como cereales de desayuno o galletas) o un mismo artículo entre marcas. Además, que un alimento sea clasificado con la letra D o E no significa que no deba consumirse; en una alimentación equilibrada un consumidor más informado sabrá si desea elegir una alternativa de mejor calidad nutricional o si decantarse por un alimento D o E, ya que tendrá en cuenta que conviene consumirlo en cantidades más pequeñas y con menos frecuencia.

 

LA LETRA DEL JAMÓN SERRANO

Polémica. Alimentos bien percibidos como los envasados de jamón serrano pueden aparecer en la categoría E.

Respuesta. Existen grandes diferencias de calidad nutricional en función de la marca y de la preparación del producto; es decir, según su contenido en grasas saturadas y sal. Así, el jamón serrano envasado puede aparecer bajo diferentes letras y colores: D o E.

 

EL BULO DE LOS FRESCOS

Polémica. Muchos comentarios se han basado en el fundamento de Nutri-Score como sistema pensado para productos envasados, no frescos. Los críticos argumentan que este etiquetado podría inducir al consumidor a no decantarse por frutas y verduras no envasadas, alimentos básicos en una dieta saludable.

Respuesta. Un estudio elaborado por investigadores franceses sobre comportamiento del usuario de Nutri-Score, tanto en supermercados online como en las tiendas convencionales, indica que los consumidores que utilizan este logotipo como guía hacen una compra con protagonismo destacado de frutas y verduras, y con escasa presencia de productos clasificados en D o E.

 

EL CASO DE LAS SARDINAS

Polémica. Un alimento saludable como las sardinas en conserva fi gura calificado como D.

Respuesta. El ejemplo de las sardinas está siendo ampliamente utilizado para cuestionar la utilidad de Nutri-Score. Es falso que las latas de este producto estén sistemáticamente clasifi cadas en la letra D. En función de la composición nutricional, las sardinas pueden aparecer con letra B,C o D. Las conservas de pescado se pueden presentar con diferentes preparaciones (al natural, en aceite, en escabeche, en salsas diversas…) que afectan a la clasificación nutricional.

 

PATATAS CONGELADAS PARA FREÍR

Polémica. Un producto aparentemente tan perjudicial como este preparado aparece en A.

Respuesta. Las refl exiones sobre las patatas aluden a su relación con la comida basura y no atienden al verdadero papel de Nutri-Score. Los etiquetados frontales son una traducción de los alimentos tal y como son vendidos. Nutri-Score no tiene en cuenta las calorías y otros nutrientes que el producto adquiere a la hora de ser cocinado en casa: la grasa del aceite empleado si se fríe, la cantidad de sal que se añada…

 

PRODUCTOS CON PRIVILEGIOS

Polémica. ¿Francia modificó el algoritmo para que los quesos franceses puntuasen mejor?

Respuesta. No. En un principio, todos los quesos franceses eran calificados en E, sin distinción entre frescos, curados o poco salados. La Agencia Francesa de Seguridad Alimentaria consideró que debía hacerse una serie de modificaciones mínimas para que el algoritmo tuviese en cuenta el contenido en proteínas. Con la modifi cación, la mayoría de los quesos se clasifican en D; los frescos poco salados, en C, y los quesos curados salados, en E.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones