Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Educación > Escolar

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Guarderías : No todas son iguales: desde 5 hasta 24 niños por cada educador

Hoy, padres y educadores coinciden en que el cuidado que recibe un niño o niña en sus primeros meses de vida juega un importante papel en su formación y socialización

Horarios muy diversos

La disponibilidad horaria media en las escuelas privadas es de 11 horas y 15 minutos por cada día, casi 2,5 horas más de media que en las públicas. Las máximas posibilidades, por ciudades, se ofrecen en Málaga, con un horario de apertura media de más de 11 horas. La mínima disponibilidad media se da en Valencia y Pamplona (9 horas y media), y en Alicante, con 8 horas y 45 minutos.

Por otro lado, no todos los centros admiten en sus aulas a bebés que no saben gatear. Uno de cada cuatro no los aceptan, pero en San Sebastián, Madrid y Bilbao todos los visitados admiten a estos bebés. En Vitoria y Castellón sólo lo hacen el 63%, mientras que en Valencia y Logroño se quedan en un pobre 50%. También es destacable que el sector privado, con un 84% de admisión de bebés que no gatean, aventaja en este apartado al público (sólo el 68% los aceptan).

Conocer la evolución de los niños durante el aprendizaje es, de otro lado, una preocupación para algunos padres. Hoy, los educadores comunican fluidamente sus impresiones a los progenitores que así lo solicitan, pero parece recomendable que estas observaciones queden recogidas en informes escritos para que el seguimiento sea más minucioso. Sin embargo, sólo un 33% de las guarderías (el 26% de las públicas y el 37% de las privadas) lo hace al menos una vez al mes, a no ser que los padres lo demanden expresamente. Sólo en Barcelona y San Sebastián se informa con esta periodicidad en todos los centros visitados. Este atención se reduce en Vitoria y Valencia al 14% de las guarderías y en Madrid al 9%, aunque el resultado menos satisfactorio se ha recogido en Santander y Málaga, donde ninguna de las guarderías testadas entrega información escrita a los padres sobre los avances de sus hijos con una periodicidad al menos mensual.

Predominio de la comunicación monolingüe

La enseñanza en castellano predomina claramente en las escuelas públicas de educación infantil sobre los modelos bilingüe y trilingüe, sólo aplicados en el 23% y el 3% del total de los centros. La comunicación alumno-educador se da únicamente en español en todas las guarderías públicas visitadas en Castellón, Pamplona, Logroño, Madrid, Málaga y Santander, mientras que en las de Vitoria y Bilbao se utiliza también el euskara. Respecto a la enseñanza privada, los centros de Pamplona y Málaga imparten las clases exclusivamente en castellano.

Se opta, sin embargo, por un método de comunicación bilingüe en el 63% de las guarderías privadas visitadas de Bilbao y en el 60% de las en San Sebastián y Valencia. Cabe destacar las escuelas infantiles privadas inspeccionadas por CONSUMER en Barcelona: en un 60% son bilingües y en un 40%, trilingües (catalán, castellano e inglés).

¿Tienen comedor?

La alimentación que reciben los niños en sus primeros años de vida resulta decisiva en su crecimiento, y si bien la mayoría de las guarderías cuentan con servicio de comedor, en Vitoria, Alicante, Valencia, Logroño, Bilbao y Santander no todos los centros visitados ofrecen esta opción. Salvo en las capitales vizcaína y riojana (donde todas las guarderías públicas cuentan con comedor), esta carencia se da fundamentalmente en las públicas. No es así en San Sebastián, Castellón, Pamplona, Madrid, Málaga y Barcelona, donde todos los centros inspeccionados en la red pública y privada disponen de este servicio.

En San Sebastián, Castellón, Málaga y Barcelona, todas las guarderías visitadas ofrecen meriendas. En Vitoria y Valencia sólo lo hacen la mitad.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones