Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Economía doméstica > Servicios y Hogar

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Vacaciones escolares navideñas : Navidades y niños: Algo más que regalos y televisión

Las vacaciones navideñas son una alegría para los niños y una preocupación para muchas familias con dificultades en la conciliación de la vida laboral y familiar

Videojuegos, el regalo estrella de cada Navidad

Ni muñecas, coches de carreras, películas de DVD o libros. Los videojuegos son el producto más demandado como regalo; por estas fechas, se distribuye el 40% de las ventas anuales de todo el sector, en su mayoría de fabricación japonesa y norteamericana. En Europa, España mantiene el cuarto lugar en ventas de software interactivo y venta de consolas, por detrás de Reino Unido, Alemania y Francia, hasta el punto de que el consumo de videojuegos supone en nuestro país el 54% del total del ocio audiovisual, por encima del volumen de taquilla de las salas de cine, las ventas de grabaciones de música o de las películas de DVD. La variedad de formatos en los que se han comercializado los videojuegos, para todas las edades, gustos, circunstancias y bolsillos lo convierte en uno de los productos más utilizados y más deseados por los más pequeños.

Como con la televisión, el uso de los videojuegos precisa de la adopción de un conjunto de pautas responsables:

  • No los demonice. Los videojuegos tienen un alto valor pedagógico porque pueden ayudar a la asimilación de conceptos abstractos, geométricos o matemáticos. Además constituyen un estímulo para desarrollar el interés intelectual, musical o estético.
  • Deben comprar aquellos que sean acordes al contenido y la edad de los niños.
  • Familiarícese con las clasificaciones de los juegos y las declaraciones de privacidad, y revise los términos de uso aceptable de los sitios de juego en red.
  • Controle el contenido de los videojuegos que demandan sus hijos para conocer los mensajes a los que se exponen, porque pueden ser violentos, sexistas o racistas
  • Observe quiénes son sus compañeros de juego. Coloque el equipo o la consola de juegos en un lugar desde el que pueda supervisar fácilmente la actividad.
  • Fomente el uso de videojuegos que permitan la participación de más de un jugador. Intente que el niño no juegue nunca solo, ya que ésta es una manera de socializarlo con los amigos, padres y hermanos.
  • Limite el tiempo del uso de los videojuegos. Es recomendable que no se juegue más 30 a 60 minutos por día, descansando cada 20- 30 minutos.
  • Vigile el intercambio de videojuegos entre amigos y los programas que se pueden bajar de Internet.
  • En caso de alquiler, como los videojuegos se entregan sin carátulas, hay que disfrutar del juego con los hijos para poder valorarlo, puesto que todas las indicaciones acerca del contenido no se entregan con el juego.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones