Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Economía doméstica > Servicios y Hogar

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizadas la seguridad, accesibilidad, limpieza, puntualidad y la información que proporcionan 31 líneas de metro y 23 de tranvía de nuestro país : Metro y tranvía: cumplen con su frecuencia y ofrecen un buen servicio de información

Destacan de manera positiva los suburbanos de Sevilla y Bilbao, una calificación que también comparte el tranvía de la capital vizcaina

Un universo de tarifas y tablas comparativas

La diversidad de las tarifas y tipos de tarjetas y abonos de los metros y los tranvías hace muy difícil establecer comparaciones entre ciudades. Aun así, el billete sencillo y el bono de 10 viajes son los dos títulos de transporte que se repiten en una y otra ciudad. ¿Cuánto se puede ahorrar un usuario comprando un tipo de billete u otro? Para saberlo, EROSKI CONSUMER ha tomado como referencia el precio más económico de ambos tipos de billetes en el metro y tranvía de cada ciudad.

En el caso del metro, los mayores ahorros entre ambos tipos de títulos de transporte se hallaron en Valencia (un 53%) y en Barcelona (un 43%), mientras que en la capital vizcaína la proporción disminuye hasta un 29%. Donde el consumidor apenas nota un cambio en su bolsillo es en Madrid, solo un 10% de ahorro. Sevilla y Palma de Mallorca no disponen de un bono de 10 viajes.

Con respecto al tranvía, el usuario de Valencia, Sevilla, Barcelona y Alicante notará las mayores diferencias en ambos tipos de billete (sencillo y bono de 10 viajes): entre un 53% y un 41% de ahorro. Hay que tener en cuenta que en la capital valenciana y catalana los precios del tranvía son los mismos que en el metro. Después, se encuentran Vélez-Málaga y Parla, donde se han hallado diferencias de entre un 20% y un 36%, respectivamente. De nuevo, el lugar en el que apenas hay cambios entre el bono de 10 viajes y el billete sencillo es en Madrid, solo un 10% (las tarifas son las mismas para los metros ligeros que para el metro).

Ciudad por ciudad

Madrid:

  • Metro: El servicio de metro de la capital destaca de forma más que positiva (‘muy bien’) en casi todos los capítulos analizados (información y servicios, seguridad y limpieza de las instalaciones); sin embargo, su accesibilidad es mejorable (‘aceptable’). Dos de sus líneas de metro no disponen de un dispositivo (acústico y luminoso) que avise de la apertura y cierre de puertas del vagón y además, falta pavimento de una textura diferente en la mitad de las paradas
  • Tranvía: En la visita al tranvía madrileño lo más destacado corresponde a la información y servicios facilitados al viajero mientras que la accesibilidad es el apartado peor valorado por los técnicos de la revista (por ejemplo, cerca de la mitad de las líneas de tranvía visitadas no resulta del todo accesible ya que el espacio interior de los vagones no es lo suficientemente ancho para una persona en silla de ruedas).

Barcelona

  • Metro: La cara negativa del servicio de metro de la ciudad condal reside en el capítulo de seguridad; y es que en prácticamente la mayoría de las estaciones de metro visitadas en la ciudad condal, el espacio entre el andén y el vagón es tan amplio que resulta peligroso si una persona mete accidentalmente el pie o queda anclada una silla de ruedas. Con todo, destaca de forma más que positiva en lo que a la limpieza de las instalaciones se refiere.
  • Tranvía: Los capítulos mejor valorados tras la visita al tranvía de Barcelona corresponden a la limpieza de las instalaciones e información que se facilita a los usuarios. Como ejemplo: en los vagones se informa visual y acústicamente de las posibles conexiones de cada parada y el mobiliario urbano esta en correcto estado de mantenimiento. Sin embargo, la accesibilidad de este medio de transporte no logra más que una nota de ‘aceptable’.

Bilbao

  • Metro: Los técnicos de EROSKI CONSUMER han valorado de forma muy positiva el suburbano de la capital vizcaína. Así, todos los capítulos analizados (información y servicios al usuario, limpieza de las instalaciones, accesibilidad y seguridad) comparten una nota de ‘muy bien’.
  • Tranvía: La parte más negativa de la visita realizada al tranvía de Bilbao corresponde con la limpieza de las instalaciones, concretamente en el caso de las paradas donde se observaron restos de colillas de cigarros y papeles en abundancia. El resto de apartados analizados (información y servicios, accesibilidad y seguridad) logran una valoración más que satisfactoria.

Sevilla

  • Metro: La cara negativa del metro de la capital hispalense se refleja en la información y servicios disponibles para usuarios, aunque no baja de un ‘bien’. Por su parte, se comprobó, de forma más que positiva, que este servicio de transporte es accesible, seguro y que se encontraba en buen estado de mantenimiento.
  • Tranvía: La información que se facilita a los usuarios del tranvía de Sevilla resulta insuficiente (no hay un plano de la red de tranvía ni se informa del horario de funcionamiento dentro de los vagones). Sin embargo, no se encontraron apenas carencias respecto a la seguridad y limpieza de las instalaciones.

Valencia

  • Metro: El apartado más positivo se refiere a la información que se facilita al usuario (en los vagones no faltan carteles con la red de metro, horario de funcionamiento, tarifas o cómo actuar en caso de emergencia). No obstante, el capítulo de seguridad se revela como el más negativo de la visita hecha por EROSKI CONSUMER; lo demuestra que en la mitad de las estaciones no se observaron luces de emergencia en todas las dependencias.
  • Tranvía: La información al usuario, al igual que pasa en el análisis del metro de la capital valenciana, coincide como el apartado mejor valorado; sin embargo, el resto de capítulos analizados no logra más que un aceptable. Bastan algunos ejemplos de estas carencias: en la mitad de los vagones estudiados, la climatización no era la adecuada; no se observaron cámaras de seguridad en ninguna parada y tampoco se encontraron botones de apertura de puertas en relieve.

Palma de Mallorca

  • Metro: La accesibilidad y limpieza del metro de Palma de Mallorca destaca de forma más que positiva; no obstante, las carencias son destacables en el caso de la información y servicios que se ofrece a los viajeros (por ejemplo, en ninguno de los vagones de metro analizados en la capital mallorquina se observó información alguna sobre tarifas, horario de funcionamiento del suburbano, frecuencia de paso de cada convoy, cómo actuar en caso de emergencia o posibles sanciones en caso de no haber pagado el correspondiente billete).

Vitoria

Tranvía: El apartado peor valorado del tranvía de Vitoria corresponde a la limpieza de las paradas. Con todo, la nota más positiva recae en la información y servicios ofrecidos a los usuarios así como la accesibilidad del tranvía.

Alicante

Tranvía: La valoración de todos los apartados estudiados en el caso del tranvía alicantino es más que positiva. No obstante, no ocurre lo mismo en el caso de la accesibilidad de este medio de transporte (la nota se mantiene entre el ‘aceptable-bien’). Como muestra de esta baja valoración, en dos de las seis paradas visitadas no había pavimento diferente para las personas invidentes.

Tenerife

Tranvía: Todos los capítulos analizados por la revista EROSKI CONSUMER obtienen una correcta valoración (‘bien’), nota que empeora una vez comprobadas las medidas de accesibilidad habilitadas en el servicio de tranvía de la ciudad canaria. Y es que no se observó, en ningún vagón, que hubiese habilitado un botón para que el conductor sepa que en ese momento viaja una persona discapacitada.

Vélez Málaga

Tranvía: La valoración del tranvía de la localidad malagueña se reparte a partes iguales entre lo más positivo (seguridad y limpieza de las instalaciones), y lo más negativo que es la información al usuario y la accesibilidad. En estos últimos casos destaca, por ejemplo, el hecho de que no aparezca información de tarifas o de frecuencias de paso en las paradas y que no se haya observado ningún botón de apertura de puertas en relieve.

Parla

Tranvía: Los aspectos más positivos en el caso del tranvía de Parla son la información que se facilita a los usuarios y a la limpieza de las instalaciones; al contrario que la accesibilidad, que ostenta la valoración más negativa del análisis.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones