Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Deporte aventura : Mal en seguridad y en calidad de servicio

Se estudió la información proporcionada por un centenar de empresas de deporte aventura del todo el país. Los precios difieren mucho de unas a otras.

Seguridad: queda mucho por mejorar

/imgs/20050301/tema02.jpg
Sólo 5 de los 13 de los deportes estudiados aprueban de media en seguridad; son submarinismo, hidrospeed, rafting, descenso de barrancos y alpinismo.

Requisitos exigidos: el 18% de las empresas no pide requisito alguno a los clientes para asegurarse de que se encuentran en buenas condiciones físicas y psicológicas (edad, estado físico, titulación o cursos realizados, certificados médicos…) y un 55% lo hacen de forma excesivamente básica. Las 13 modalidades deportivas analizadas suspenden este apartado.

Examen físico y psicológico a los clientes: el 21% de las empresas no evalúan si el cliente está preparado para participar en la actividad deportiva. Sólo el 23% impone un control exhaustivo, exigiendo certificados médicos o alguna titulación relacionada con la actividad. El resto se limita a preguntar y observar por el estado físico del cliente, sin realizar una valoración objetiva y completa: el 21% de ellas se conforma con una evaluación visual, mientras que el 35% hablan con los clientes al respecto.

Entrenamiento previo: sólo el 53% de las empresas realiza un entrenamiento previo con los clientes antes de disponerse a la práctica del deporte. Flysurf o kitesurf consiguen la mejor nota, seguido por caída libre, descenso de barrancos e hidrospeed. Los deportes que peor parados quedan son espeleología, escalada, parapente y piragüismo: menos de la mitad de las empresas que ofrecen estas actividades hacen un entrenamiento previo.

Monitores: en el 14% de las ocasiones los monitores no acompañan a los clientes cuando a realizan las actividades. Sin embargo, sólo en un 6% de los casos los monitores no cuentan con la titulación y preparación necesarias. Las actividades en las que más carencias de titulación se detectaron entre los monitores fueron caída libre y flysurf o kitesurf, seguidas por la espeleología. El puenting alcanzó el aprobado y el resto de actividades superaron holgadamente este apartado.

Control meteorológico: sólo el 14% de las empresas cuentan con los servicios de una entidad especializada que les facilite información metereológica concreta y relacionada con su actividad y que afecte a la zona geográfica en que se realiza. Seis de cada diez se limitan a un primario control (consultan la previsión del tiempo en la televisión o en Internet) y casi una de cada diez ni siquiera se informan sobre esta materia, según reconocieron a esta revista. Todos los deportes aventura suspenden en este elemento de prevención, si bien puenting, ala delta, flysurf y parapente son los que lo hacen de modo menos generalizado.

Material de emergencia: aunque en 9 de cada 10 empresas se lleva a las actividades un botiquín, sólo seis de cada diez incluyen en su equipaje algún elemento de comunicación, como teléfono móvil o walkie-talkies. En cuanto a otros aspectos de seguridad, sólo el 18% portan material de rescate, el 7% dispone de alimentos energéticos, el 5% de brújula, el 4% de mapas y el 3% de prismáticos y de manta térmica. Las actividades en las que más se descuida este apartado son caída libre, ala delta, flysurf, parapente y submarinismo, que suspenden con un mal. El resto de deportes aventura analizados se queda a las puertas de aprobado.

Seguro de responsabilidad civil: todas aseguran contar con este seguro, obligatorio en este tipo de actividades, pero sólo 3 de cada 4 dicen ofrecer un seguro de asistencia sanitaria para accidente, no obligatorio pero muy recomendable. Por actividades, la peor nota en este apartado fue para el flysurf, que aprueba con un discreto aceptable. Caída libre, ala delta y parapente llegaron al bien, y el resto consiguió un “muy bien”.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones