Los de tres capas son más caros, pero no más suaves