Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación > Aprender a comer bien > Alimentos a debate

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

: Los cubitos deshidratados son similares a los caldos líquidos y salen mucho más baratos

Uno por uno, siete caldos de ave

Caldos deshidratados (cubitos, pastillas) Knorr "Caldo deshidratado de pollo con verduras"

  • Alegaciones nutricionales: "-30% sal", "Sin conservantes" 12 pastillas, 120 gramos.
  • El litro de caldo (se necesitan dos pastillas) sale a 0,23 euros. Mejor relación calidad-precio.
  • Es uno de los de menos sal (sólo el 0,7%; hay dos que llegan al 1,1%). Añade azúcar. Contiene gluten, pero lo advierte en su etiqueta.
  • Usa almidón de patata y extracto de levadura como espesantes. Añade aromas.
  • Aditivos: tres potenciadores del sabor, entre ellos el glutamato (0,11 g/ml, diez veces menos de lo admitido). El único con ácido cítrico.
  • En cata logró 6,5 puntos, el que más, y fue uno de los dos más preferidos. Gusta por su "color" pero es criticado por "mucha grasa" y "poca consistencia".

Maggi "Caldo de pollo deshidratado"

  • 24 pastillas, 252 gramos.
  • El litro de caldo (dos pastillas) sale a 0,13 euros. El más barato. Una opción interesante. Peca de exceso de aditivos.
  • Es uno de los dos con más sal (1,1%; un alimento es demasiado salado cuando el 1,5% de sal) y el de menos grasa (0,1g/100 ml). En sodio (0,4%), contenido de los más altos.
  • Usa maltodextrina como espesante. Añade aromas.
  • Aditivos: cuatro potenciadores del sabor, entre ellos el glutamato (0,10 g/ml, diez veces menos de lo admitido por la norma). Él único con antioxidantes (BHA y galato de propilo). Adiciona también colorantes (naturales).
  • En cata logró 6,3 puntos, el segundo que más, y fue uno de los dos más preferidos. Gusta por su "sabor" y "color", pero es criticado por su "poca consistencia".

Avecrem (Gallina Blanca) "Caldo de pollo, producto deshidratado"

  • 12 pastillas, 120 gramos.
  • El litro de caldo (dos pastillas) sale a 0,24euros.
  • Se ha encontrado gluten y no lo declara, aunque lo contiene en una cantidad tan ínfima que su consumo no repercutiría en la salud de las personas celiacas.
  • Tiene más sal (el 1%) que la mayoría de los demás caldos, y menos proteína (el 0,2%). En sodio (0,4%), de los que más. Usa almidón de trigo y de maíz como ingrediente espesante. Añade aromas.
  • Aditivos: sólo uno, el potenciador de sabor glutamato, en cantidad -0,11 g/100 ml- diez veces inferior a la admitida.
  • En cata logró 5,6 puntos. No fue elogiado ni criticado en ningún parámetro de los estudiados.

Caldos líquidos en tetrabrik Knorr "Caldo de la abuela, pollo con verduras"

  • Alegaciones nutricionales: "Menos grasa más sabor", "Este caldo mantiene todo el sabor y aroma sin ayuda de conservantes y colorantes".
  • Brik de 1 litro. Cuesta 1,48 euros, el más barato de los caldos líquidos. La mejor elección para quien prefiere el caldo líquido.
  • Etiquetado conforme a norma, pero mejorable: la alegación "menos grasa" confunde, ya que ninguno de estos caldos es graso: el que más tiene un 0,6% de grasa, y Knorr llega al 0,5%, cuando cinco de los otros seis tienen menos del 0,5% y uno se queda en el 0,1%; además, la etiqueta destaca el aceite de virgen extra con imágenes, cuando este ingrediente, lo dice la etiqueta, representa sólo el 0,2% del producto.
  • Es el de más proteína (1%, lo que puede equivaler a que es el que más carne de pollo incorpora a su producto) y uno de los de más grasa (0,5%). En sal (0,9%) y sodio (0,3%), es similar a la mayoría de los demás. Añade azúcar.
  • Usa almidón de trigo y extracto de levadura como espesante (pero, a tenor de su 0,1% de hidratos, en poca cantidad). Añade aromas.
  • Sin aditivos, al igual que los otros tres caldos líquidos.
  • En cata logró 5,9 puntos. Gusta por su "sabor natural".

Gallina Blanca "El caldo de pollo"

  • Alegaciones nutricionales: "Bajo en grasas", "Contiene sólo 0,3% de materia grasa".
  • Brik de 1 litro. Cuesta 1,71 euros.
  • Etiquetado incorrecto: destaca sus ingredientes con imágenes pero no indica sus cantidades, cuando la norma obliga a hacerlo.
  • Es uno de los dos con más sal (1,1%), el de menos proteína (0,2%) y el de más grasa (0,6%). Y el único que usa manteca de cerdo.
  • Usa extracto de levadura como espesante (pero, a tenor de ese 0,1% de hidratos, en poca cantidad). Añade aromas.
  • Sin aditivos, al igual que los otros tres caldos líquidos.
  • En cata recibe 5,2 puntos: gusta por su "olor" y "viscosidad" pero es criticado por el "color".

Aneto "Caldo de pollo"

  • Dice no contener gluten, y se comprobó que no lo tenía.
  • Brik de 1 litro. Cuesta 3,30 euros, el más caro, y con mucha diferencia. Es el más natural, pero en la cata resultó mediocre.
  • De los de más proteína (0,8%) y de los de menos sal (0,7%).
  • El único que no emplea espesantes (su contenido en hidratos de carbono es 0) ni aromas.
  • Sin aditivos, al igual que los otros tres caldos líquidos.
  • En cata logró 5,3 puntos: gusta por su "olor" pero es criticado por su "color pálido".

Don Simón "Caldo de pollo con jamón de jabugo"

  • Alegación nutricional: "Bajo en grasa"
  • Brik de 1 litro. Cuesta 1,59 euros.
  • Etiquetado incorrecto: destaca sus ingredientes con imágenes, pero no indica sus cantidades, cuando la norma obliga a hacerlo. Y no indica en el mismo campo visual denominación de venta, peso neto y fecha de consumo preferente. La etiqueta destaca el aceite de oliva, cuando este ingrediente tiene un contenido sólo testimonial.
  • Destaca por su poca proteína (sólo el 0,3%, a pesar de que dice usar jamón Jabugo) y en que tiene un 1% de hidratos de carbono cuando los otros tres caldos líquidos no superan el 0,1%. Contenido en sal intermedio (0,9%).
  • Usa fécula de maíz como espesante (y bastante: basta con fijarse en su 1% de hidratos de carbono). Añade también aromas.
  • Sin aditivos, al igual que los otros tres caldos líquidos.
  • En cata recibe 3,7 puntos, el peor: gusta por su "olor" pero es criticado por "poco sabor".

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones