Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Vivienda > Compra

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Comprar una vivienda, misión difícil : Los créditos hipotecarios baratos son cosa del pasado

La compra de vivienda es el objetivo prioritario y la decisión económica más importante de millones de personas, ya que afectará a su calidad de vida y a su bolsillo durante diez, quince o más años.

Abismales diferencias en los precios

El precio del metro cuadrado de vivienda en nuestro país subió de media el año pasado un 11% respecto a 1998, muy por encima del IPC (índice de precios al consumo) y de los sueldos. Esta subida ha sido desigual en cada comunidad autónoma. En algunas, el importe se ha incrementado el año pasado más del 20% (en Baleares, el 29%, y en País Vasco, un 20%), y en otras, como Castilla La Mancha, Murcia, Extremadura tan sólo aumentó el 5%.

El precio medio por metro cuadrado de vivienda nueva en España se situó en 1999, según Tinsa (Sociedad de Tasaciones Inmobiliarias), en 192.700 pesetas, aunque las diferencias entre ciudades son abismales: Vitoria es la ciudad más cara, con su metro cuadrado a 481.000 pesetas. Le siguen San Sebastián, con 477.000 pesetas, y Bilbao, a 320.000 pesetas de media el metro cuadrado (datos del último trimestre de 1999, facilitados por el Gobierno Vasco. Tinsa no los tiene disponibles en el Pais Vasco). Las siguientes poblaciones que en este ranking se ubican por encima de las 192.700 pesetas por metro cuadrado ( media de todo el país) son Madrid y Barcelona con precios en torno a las 250.000 pesetas por metro cuadrado. Burgos es la quinta ciudad con precios más altos, con 235.000 pesetas, seguida de Santander (216.000 pesetas) y Oviedo (208.000 pesetas). Pamplona y Sevilla presentan valores por metro cuadrado de alrededor de las 200.000 pesetas. Las ciudades españolas con pisos más económicos son Badajoz, Lugo y Cáceres, con precios medios en torno a las 110.000 pesetas.

Cosa muy diferente debería ser el precio de la vivienda usada, pero a menudo compensará adquirir (si hay oferta, naturalmente) vivienda nueva. El precio por metro cuadrado de vivienda usada en San Sebastián se sitúa en 525.000 pesetas, en Vitoria en 425.000 pesetas y en Bilbao, 236.000 pesetas (datos del último trimestre de 1999). Las ciudades con los pisos usados más asequibles son Badajoz, Castellón y Lugo, en las que el metro cuadrado oscila entre 76.000 y 83.000 pesetas.

También los créditos suben

Al coste de la vivienda hay que añadir, en la mayoría de los casos, el crédito, tanto su importe como los intereses. Tras cinco años de abaratamiento, la época de tipos bajos y préstamos hipotecarios baratos ha finalizado. La subida del precio oficial del dinero, decidida en marzo por el Banco Central Europeo (BCE), confirmó la tendencia alcista de los tipos de interés en Europa. En menos de un año, el Euribor, índice de referencia del mercado hipotecario, ha pasado del 2,6% al 4,11%. Los expertos pronostican que este tipo se situará en torno al 4,5% a finales de este año, y la Asociación Hipotecaria Española trabaja con la hipótesis de un Mibor en el 4,75% (actualmente es del 4%).

En junio del año pasado, los índices de los préstamos hipotecarios a tipo variable -más del 90% de los tres millones de hipotecas contratadas en España- alcanzaron los niveles más bajos de la historia.

El Mibor, que se utiliza en el 60% de las hipotecas variables, y el Euribor, índice europeo que sustituirá al Mibor, descendieron en 1999 hasta el 2,6%, que sumado al diferencial de beneficio que aplican las entidades de crédito, situaba los tipos de interés entre el 3,75% y el 4,25%. Este precio suponía, en un préstamo de 12 millones de pesetas a 15 años, una cuota mensual de 87.264 pesetas en 1999. Pero si se cumplen las previsiones, el precio de esa hipoteca ascenderá este año hasta el 5,75%, con una cuota mensual de 99.648 pesetas, lo que supone un encarecimiento del 14%, y de casi 12.500 pesetas mensuales. Los sueldos han aumentado este año entre un 2% y un 3%, por lo que el esfuerzo económico de muchas familias será considerable.

De todos modos, los expertos en economía descartan del todo situaciones como las de hace 4 años, cuando el precio del dinero alcanzaba en España el 9% y los créditos hipotecarios volaban por el 10%-12%. Al parecer, esos tipos de interés no se repetirán gracias a que el euro y el Banco Central Europeo obligan a la economía española a evitar desequilibrios en la inflación y el déficit.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones