Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Vivienda > Comunidades de vecinos, seguros y legislación

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Cascos históricos urbanos: Analizadas 144 calles de las zonas antiguas de 18 ciudades para comprobar su habitabilidad : Los cascos históricos suspenden en servicios e infraestructuras

Sólo Zaragoza, Valladolid, Pamplona, Madrid y Barcelona logran un "bien". Las mayores deficiencias se hallaron en A Coruña, Alicante, Córdoba, Murcia, Oviedo y Valencia

Limpieza y mantenimiento de viviendas y pavimento

/imgs/20080601/tema-portada.02.jpg La limpieza y el mantenimiento de las viviendas y el pavimento de los cascos históricos es una tarea fundamental para preservar su belleza y habitabilidad. Sin embargo, los técnicos de esta revista observaron el abandono y dejadez que sufren estos lugares en muchas ciudades, en especial en la zona antigua de Valencia (‘mal’). En algunas de las calles visitadas en A Coruña, Logroño, Murcia, Málaga y Vitoria (todas ellas reciben un ‘regular’) también se hallaron viviendas en un estado de conservación pésimo, al contrario que Pamplona y Zaragoza, en los que la mayor parte de los inmuebles tienen muy buen aspecto. Madrid, Valladolid, Alicante y Sevilla comparten con las dos anteriores la valoración de ‘bien’.

En A Coruña, la mayor parte de las fachadas de aquellos edificios con síntomas evidentes de abandono estaban ennegrecidas. Las halladas en Málaga tenían los cables de la luz en mal estado o descolgados, las cañerías estaban rotas y las fachadas sufrían humedades. En las calles visitadas en Murcia observaron puertas de portales deterioradas y tejas rotas a punto de caerse, así como otros elementos en los balcones que podrían desprenderse en cualquier momento.

Además, en el 30% de los casos estudiados en el informe se hallaron solares abandonados, aunque la mayor parte de ellos no resultaban un peligro y estaban correctamente vallados. Sin embargo, de nuevo Málaga vuelve a destacar por la suciedad y la falta de vallado del solar que se visitó.

En cuanto al pavimento, su estado era deficiente en algunas vías de Valencia, Málaga y Murcia. Por el contrario, en Pamplona y Sevilla las calles se encontraban en un estado óptimo y sin elementos (como basura, gravilla, arena, etc.) que representaran un riesgo para el viandante. No obstante, en el 22% de las calles estudiadas el pavimento era deslizante y en ninguna de ellas se observó alguna señal que lo indicase para evitar caídas.

Movilidad: escasez de paradas de autobús o de taxi

La mejora de las conexiones entre el casco antiguo y el resto de zonas es una de las tareas pendientes en muchas ciudades, aunque las diferencias entre las 18 analizadas son notables: del ‘muy bien’ de Zaragoza o el ‘bien de Pamplona, Valladolid, Madrid, Málaga y Barcelona, a los suspensos en Valencia, Oviedo, Murcia y A Coruña con un ‘regular’. El resto recibió un ‘aceptable’.

La prioridad en los cascos históricos de las ciudades corresponde al peatón. De las 144 calles estudiadas, 89 eran de uso exclusivo para los viandantes. Esto explicaría que en el 86% no se hallaran paradas de autobuses, y sólo en un 5% se encontraran de taxis. Ninguna de las calles estudiadas disponía de carril-bici y sólo el 6% contaba con aparca-bicis (son Barcelona, Córdoba, Pamplona, Sevilla, Valladolid y Zaragoza).

Uno de los problemas más acuciantes en la sociedad actual es la falta de aparcamientos en las ciudades. Sólo una de cada dos calles no peatonales estudiadas disponía de aparcamientos. Las carencias se agudizaban en Alicante, Córdoba, Valencia y Vitoria porque además ninguna de ellas contaba con parking subterráneos alternativos.

La señalización de las 55 vías transitables tampoco era la deseada, puesto que casi una de cada tres no estaban equipadas con la necesaria señal del sentido de circulación (las peores: Alicante, Córdoba, Málaga y Vitoria) y en el 86% de los casos ni siquiera se indicaba la velocidad máxima permitida (de nuevo, fallaban Alicante, Córdoba, Granada, Málaga, Oviedo, Sevilla, Valencia, Valladolid y Vitoria).

Por último, las calles transitables analizadas suspendían en accesibilidad, puesto que el 77% de ellas no contaban con plazas para personas con algún tipo de discapacidad. En materia de accesibilidad, ninguna de las 144 calles incluidas en el informe disponían de algún sistema mecánico para ayudar a los peatones a salvar los posibles desniveles.

Sólo se encontraron rampas mecánicas en una calle de Vitoria. Pese a estar en funcionamiento, tener barandillas de cristal o chapa metálica a modo de protección o contar con carteles de señalización, su estado de limpieza y mantenimiento no puede pasar por bueno (había cristales rotos, suciedad, pintadas…).

Las calles estudiadas en Madrid y Valladolid son las que tienen los bordillos más altos; mientras que las aceras de Córdoba son las más estrechas, por lo que no pueden cruzar dos personas al mismo tiempo.

Sólo disponían de jardines once de las 144 calles visitadas (en Alicante, Granada, Vitoria, Madrid, Pamplona y Valencia) y en ninguna de las calles visitadas en A Coruña, Bilbao y San Sebastián se halló un solo árbol (estas dos últimas ciudades, al igual que Vitoria, tampoco disponen de jardineras en estas calles, como ocurre en Pamplona, Murcia y Granada). Árboles no faltaban en las calles visitadas en Valencia, pero su estado de conservación y limpieza, al igual que el de la mitad de sus jardineras, era deficiente.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones