Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Economía doméstica > Finanzas

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

CONSUMER EROSKI analiza 350 cajeros automáticos de 16 entidades bancarias, y encuesta a 1.753 usuarios : Los cajeros automáticos siguen fallando en seguridad y accesibilidad para discapacitados

Las terminales ofrecen más operaciones y servicios, así como más información al usuario. Sin embargo, la accesibilidad para discapacitados es deficiente y las comisiones por uso de otras redes llegan a los 3,01 euros

Información al usuario sobre la comisión

Hace cuatro años entró en vigor la norma que establece que los cajeros automáticos deben informar sobre las comisiones que comporta cada gestión y ofrecer a los usuarios la posibilidad de cancelar la operación. Cuando el técnico fue a sacar dinero a un cajero de cuya entidad no era cliente (a 159 en total), en todos informaron de la comisión. Antes de empezar a operar es recomendable saber si el usuario puede hacerlo con su tarjeta. Sin embargo, en dos de cada diez los técnicos no vieron información alguna al respecto. En tres de cada cuatro cajeros tampoco se informaba de los cajeros más próximos, ni tampoco lo hacían en ocho de cada diez del teléfono de cancelación de tarjetas de la entidad emisora ni de la red. Sin embargo, en casi siete de cada diez sí ofrecían un teléfono al que dirigirse en caso de incidencias.

En el 38% de los tickets se indicaba el disponible diario tras haber sacado dinero (en la totalidad de las terminales de la Caja Vital pero en ninguna de CAN o Ibercaja). Respecto al saldo que queda en la cuenta, el 44% de los tickets retirados en los reintegros no contaba con este dato, de manera que el usuario no puede saber si la máquina ha descontado la cantidad correctamente.

Consulta de últimos movimientos y de saldo

Si el usuario deseara consultar los últimos movimientos, en tres de cada cuatro cajeros no podría elegir las fechas porque venían predeterminadas por la máquina (en ninguno de la BBK, BSCH, Caixa Galicia, Caja Laboral, Caja Madrid, Caja Vital, Cajasol, CAN, Ibercaja y Unicaja). Tanto al pedir información sobre las últimas transacciones registradas en la cuenta como del saldo disponible casi siempre fue posible obtener el comprobante (en el 97% y en el 98% de los casos, respectivamente). Resalta Caja Madrid porque en uno de cada cuatro cajeros no se dispensó el resguardo a pesar de que se solicitó, y se avisó al usuario a través de un mensaje en la pantalla. Una vez terminadas las dos operaciones de consulta, en el 93% de los cajeros se podía seguir operando sin necesidad de introducir de nuevo la tarjeta y marcar el PIN. La excepción: en ninguna de las terminales de Caixa Galicia se preguntó al cliente si quería realizar otra operación.

El cajero automático del futuro

Desde que hace cuarenta años se pusiera en funcionamiento en Londres el primer cajero automático del mundo, estas máquinas han evolucionado sin pausa. Pero aún queda mucho por hacer.

  • Uno de los cambios más inminentes en los cajeros automáticos de España va a consistir en adaptar estas máquinas al uso del DNI electrónico.
  • El usuario tendrá la posibilidad de elegir el diseño de la pantalla y de personalizar el menú. Este diseño se respetará siempre que ese usuario utilice cualquier cajero.
  • Los cajeros automáticos admitirán y dispensarán monedas. En Alemania y Bélgica ya están en funcionamiento este tipo de máquinas.
  • Los cajeros del futuro utilizarán los mismos billetes que ingresen los clientes y controlarán la calidad del papel moneda.
  • En un futuro será posible sacar dinero en moneda extranjera en los cajeros automáticos, así como ingresarlo y contabilizarlo.
  • La cumplimentación de documentos digitales y solicitudes a través de los cajeros será una práctica habitual en los próximos años. Incluso, estarán preparados para el reconocimiento de la firma digital.
  • En el futuro ya no será necesario portar tarjetas para realizar las operaciones en los cajeros automáticos, dado que se han desarrollado sistemas mediante los que las máquinas pueden reconocer a la persona por las huellas dactilares, el iris, el rostro, la palma de la mano, la oreja o incluso la voz (se conoce como biometría).

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones