Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Economía doméstica > Finanzas

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

CONSUMER EROSKI analiza 350 cajeros automáticos de 16 entidades bancarias, y encuesta a 1.753 usuarios : Los cajeros automáticos siguen fallando en seguridad y accesibilidad para discapacitados

Las terminales ofrecen más operaciones y servicios, así como más información al usuario. Sin embargo, la accesibilidad para discapacitados es deficiente y las comisiones por uso de otras redes llegan a los 3,01 euros

Accesibilidad en entredicho

Buena parte de los cajeros son interiores. Para que todas las personas puedan acceder a ellos, la entrada debe estar adaptada, algo que no ocurría en uno de cada tres cajeros analizados. Sólo un 8% de los cajeros disponía de puertas automáticas, las más recomendables para personas con movilidad reducida. La presencia es mayor en las terminales de CAN, Bankinter y Caja Madrid (en todas ellas alrededor del 30%), así como en las de CAM (20%). El resto se hallaron en terminales de BBVA e Ibercaja (en el 9% y el 6%). En cuanto a la altura del cajero. sólo seis de cada diez terminales estaban situados a una altura adaptada para personas en sillas de ruedas.

También se comprobó que sólo uno de cada tres cajeros tenía pantalla táctil (las órdenes se ejecutan pulsando con el dedo sobre las instrucciones que aparecen en ella), especialmente útil para personas con dificultades de visión y de movilidad. Todas las pantallas de BBK y Caja Laboral eran táctiles, así como la mayoría de Caja Sol y tres de cada cuatro de La Caixa. Un escaso 25% de los cajeros contaban con teclados en braille (el 95% de los de BBK y el 82% de los de La Caixa).

En todos los cajeros se prestó atención al impacto del sol. La instalación de viseras, toldos, etc…. ayuda a evitar estas incomodidades. Únicamente el 18% de los cajeros tenía toldo. Similar es la proporción de cajeros que contaba con visera (pestaña ubicada en la parte superior de la pantalla que evita los deslumbramientos). Las terminales de CAN sobresalen en este aspecto (incluyen estos elementos ocho de cada diez).

Para guiar a los usuarios ciegos o con deficiencias visuales en la realización de las operaciones son de gran utilidad los sistemas sonoros, que funcionan principalmente con auriculares. El 12% de las terminales ya había implantado este tipo de medida (en el 68% de los de Ibercaja, en la mitad de los de la CAM, aunque en ninguno de los visitados de BBK, Caixa Galicia, Caja Laboral, Caja Vital y CAN).

Consejos útiles para los usuarios de cajeros automáticos

  1. Asegúrese de que el cajero pertenece a la misma entidad de la que usted es cliente o de que por lo menos opera con la misma red. Es un detalle importante si no quiere que le cobren una comisión adicional por la operación que desea realizar.
  2. Compruebe que la tarjeta con la que desea operar es compatible con el cajero. En la misma tarjeta aparece un logotipo que indica que tipo de tarjeta es (Mastercard, Maestro, Visa, Visa Electrón, etc.) y en los cajeros hay distintivos que informan sobre qué tarjetas es posible utilizar.
  3. Si el cajero es interior, procure cerrar la puerta, si es posible, para que ninguna persona del exterior pueda acceder.
  4. Cerciórese de que mientras marca la clave de la tarjeta usted está solo. Incluso es recomendable que con una mano marque el PIN y que con la otra tape el teclado, de manera que ninguna microcámara pueda captar la imagen mientras usted pulsa las teclas.
  5. Memorice su número personal, nunca lo anote y mucho menos lo lleve consigo. Además, evite siempre tener una clave relativa a datos de su vida personal (fecha de nacimiento, comienzo o final de DNI…) o una muy sencilla.
  6. Solicite siempre el comprobante de las operaciones que haya realizado en el cajero hasta cotejarlo con su libreta o su extracto mensual. Es la forma de poder demostrar un fraude y poder reclamar las incidencias que puedan acontecer.
  7. En caso de robo de la tarjeta contacte con su banco o caja lo más rápidamente posible. Guarde el teléfono al que debe llamar para poder anularla (aparece en la web de cada entidad o en la propia tarjeta). Ponga una denuncia para que quede constancia de este hecho. De este modo, en el caso de que haya habido movimientos no autorizados en la cuenta tendrá pruebas con las que podrá reclamar.
  8. Elija un cajero seguro. Es conveniente que esté iluminado, que se ubique en un habitáculo en el que se pueda encerrar… Además, es importante que si se percata de alguna actividad sospechosa alrededor cancele inmediatamente la operación. En caso de que realice un reintegro es mejor que no cuente el dinero mientras esté en el cajero automático, espere a estar en un lugar seguro.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones