Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Economía doméstica > Servicios y Hogar

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Seguridad en casa durante el verano : Los cacos no cierran por vacaciones

El 40% de los robos en los hogares se producen en verano, por lo que conviene tomar las debidas precauciones para disfrutar de un descanso sin sobresaltos

Alarmas, protección electrónica

La solicitud de alarmas se ha disparado en los últimos meses ante la oleada de asaltos perpetrados por bandas organizadas, especialmente en las urbanizaciones catalanas. Este fenómeno ha hecho que las llamadas a las compañías de seguridad para pedir sistemas de protección se incrementaran entre un 50 y un 80% durante el pasado mes de mayo./imgs/20060701/img.informe.03.jpg

Uno de los elementos que más disuaden a los intrusos que pretenden robar en un hogar son los sistemas de alarma conectados a una Central Receptora de Alarmas (CRA). En el mercado se pueden encontrar productos que se adaptan a las peculiaridades de cada vivienda. Los paquetes estándar incluyen dos o tres detectores de movimiento-intercambiables por detectores de roturas de puertas o cristales, según el tipo de inmueble. El kit se completa con sirena, pegatina exterior, conexión a una central receptora conectada con la policía, y equipo anticorte telefónico, que emite señales vía radio, mensajes similares a los de un teléfono móvil.

El precio fluctúa según las exigencias del hogar, aunque la instalación básica cuesta entre 150 y 600 euros

El precio fluctúa según las exigencias del hogar, aunque la instalación básica cuesta entre 150 y 600 euros, más cuotas mensuales de mantenimiento de entre 18 y 30 euros. La mayor parte de estos sistemas incluyen servicios adicionales como el de asistencia inmediata, en el que un vigilante se presentará en su domicilio, previa comunicación a la policía, una vez salte la señal de alarma.

Precauciones a tener en cuenta para evitar visitas desagradables

  • Siempre hay que hacer uso de todas las medidas de seguridad de que disponga, aunque se vaya a ausentar por poco tiempo.
  • En las casas con jardín, hay que podar los árboles y arbustos que puedan ocultar o facilitar el acceso al interior de la casa de los ladrones.
  • También hay que verificar que en la puerta principal de la vivienda no existe hueco entre el suelo y la puerta, así evitaremos que los ladrones puedan hacer palanca e introducirse con mayor facilidad.
  • Conviene simular que la casa está habitada. Ropa tendida, persianas a medio bajar, o temporizadores que conecten a ratos la luz, la televisión o la radio, son golpes de efecto para disuadir al delincuente.
  • Marcar, catalogar y fotografiar los objetos de valor facilita su identificación en caso de que sean recuperados, y hace más difícil que, posteriormente, el ladrón pueda comercializar con la mercancía robada.
  • Un lápiz marcador ultravioleta es una herramienta barata y efectiva, de fácil aplicación sobre cualquier tipo de material (metal, tela, plástico, etc.). Su único inconveniente es que se borra con el tiempo y ha de repetirse la operación de vez en cuando.

/imgs/20060701/img.informe.04.jpg

  • El DNI o la matrícula del automóvil son datos muy personales y adecuados para grabar en los objetos de valor.
  • Es recomendable revisar el telefonillo, el buzón y el marco de la puerta en busca de marcas (líneas verticales y horizontales) que suelen hacer los ladrones para distinguir los pisos en los que pueden entrar a robar. Si detectamos alguna de estas señales hay que intentar borrarla para que sea ilegible por los ladrones.

Tomás del Hierro, Director de seguridad Ciudadana y de la Policía municipal de Bilbao

¿Qué debemos hacer si al llegar a casa nos encontramos con la puerta o una ventana forzadas?

Lo primero que debemos hacer es cerciorarnos de que se trata de un robo y comprobar el estado de las habitaciones, si falta algo. Una vez hecho esto, debemos llamar a la policía, o bien al 112 o al 092, explicándoles lo sucedido. No tocar nada y esperar a que la Policía llegue son otras dos pautas básicas.

¿Y cómo debemos actuar si nos encontramos, en el interior de la vivienda, cara a cara con el ladrón?

Si esto ocurre, no hay que hacerle frente. Procuraremos fijarnos en sus rasgos físicos o de indumentaria, para poder facilitar a la policía algún dato para su posterior identificación. Por ejemplo, la existencia de cicatrices, marcas, tatuajes, estatura, color de pelo, si lo lleva largo o teñido, etc. Pero una vez más, lo más importante es no enfrentarse al ladrón bajo ninguna circunstancia. Hay que tener en cuenta que estas personas, en esos momentos están sometidas a una gran tensión, y las reacciones pueden ser impredecibles y peligrosas. Últimamente, además, en ciertos tipos de robos se están dando casos de un gran despliegue de violencia.

¿Y si oímos que alguien ha entrado en nuestra casa, estando nosotros en ella? En este caso, los consejos son similares a los anteriores: confirmar si ha entrado alguien, y en caso afirmativo, llamar a la policía.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones