Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Encuestados 1.335 usuarios de www.consumer.es sobre el littering o el abandono intencionado de residuos en espacios públicos : Littering: un problema de educación y poco civismo

Los encuestados perciben que el principal responsable de este comportamiento incívico es el ciudadano

Responsables

Culpables

Los encuestados son categóricos a la hora de encontrar al principal culpable de la generación de basura abandonada en espacios públicos: el propio ciudadano. Según ellos, es él quien al fin y al cabo deposita sus residuos en los espacios que no han sido diseñados para ese fin. Después, están las empresas y las administraciones públicas.

Teniendo al ciudadano como principal responsable, los entrevistados creen que la mejor forma de evitar el littering es invertir en información y sensibilización al ciudadano, así como sancionar a quienes abandonan basura. Asimismo, opinan que también convendría mejorar los sistemas de gestión de residuos e implantar unos nuevos.

La contradicción

La mayoría de los participantes de la encuesta afirma no tirar casi nunca basura en espacios públicos. Incluso, cuando se les pregunta por objetos concretos (cuerdas, chicles, botellas, tapones, alimentos, bolsas de plástico, colillas o embalajes de papel, entre otros), aseguran que no es habitual que los desechen de esa forma. Asimismo, la mayor parte de los entrevistados declara no tirar residuos de envases en las vías públicas y, de hacerlo en alguna ocasión, los dejan en la calle en mayor medida que en otros lugares, como playas, jardines y parques.

Con todo, estas declaraciones resultan contradictorias, ya que consideran al ciudadano como el principal responsable de la existencia del littering y mencionaron las bolsas de plástico y las botellas o los botes de plástico como los tipos de residuos más frecuentes en las vías públicas.

Eso sí, en cuanto a la reacción de los encuestados cuando encuentran un envase en el suelo, solo un 25% dijo que lo recogería y lo depositaría en un contenedor o en una papelera. Otro 37% solo lo haría si ese contenedor o papelera estuvieran cerca y el 35% no haría nada.

Consecuencias y soluciones

Los entrevistados creen que las consecuencias más graves del littering son la contaminación del agua y los problemas en la fauna. Después, consideran importantes otras como la contaminación del suelo, un mayor gasto en los servicios de limpieza, la contaminación del aire, las plagas y la proliferación de enfermedades.

La solución mejor valorada por los encuestados ha sido la educación y concienciación ciudadana (logra una puntuación media de 9 en una escala donde 1 es la peor valoración y 10 la mejor), seguida muy de cerca por multas o sanciones económicas (8,7 puntos de media). Nuevamente el aumento del mobiliario es la última opción planteada por los encuestados.

Envases domésticos

La realidad socioeconómica actual ha provocado que el envase doméstico haya aumentado su producción y consumo en los últimos años. Según los datos del INE, los envases mixtos y los embalajes mezclados ocupan un 14% del total de residuos urbanos que se recogieron en 2013.

En este sentido, los ciudadanos consultados perciben que los envases domésticos suponen una gran parte de la basura que se abandona intencionadamente en espacios públicos. De hecho, el 77% de ellos cree que constituyen más del 50% de esos residuos. Solo un 22% de los encuestados la sitúa por debajo.

Por zonas geográficas, quienes en mayor medida consideran que los envases domésticos suponen más de la mitad de los residuos de littering residen en el centro sur (un 80% de los participantes en la encuesta) y en la costa mediterránea (el 79%).

Sin embargo, esta percepción es errónea y está alejada de la realidad. En lo que respecta a la basura continental, hay pocos datos, pero la media de diversos estudios realizados en la Unión Europea sitúa el porcentaje de envases en las basuras abandonadas intencionadamente en espacios públicos en torno a un 28%. A escala global los envases en el littering terrestre son aproximadamente del 18%.

Además, según los datos recientes del MAGRAMA sobre el littering en zonas costeras, el porcentaje de envases en el total de residuos caracterizados (es decir, tapas, tapones, bolsas de aperitivos, envoltorios de chucherías y helados, botellas y garrafas de bebidas y bolsas de plástico) es de un 12% en la costa mediterránea, de un 15% en la noratlántica, de un 20% en la demarcación Canaria y de un 31% en la demarcación sudatlántica.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto