Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Economía doméstica > Finanzas

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizados 287 productos financieros de ahorro de 32 entidades financieras : Las entidades recomiendan depósitos, pagarés y fondos para los pequeños ahorradores

El pagaré es un producto floreciente debido a la necesidad de capital de bancos y cajas

Las ciudades, una a una (II)

Murcia

Analizados 287 productos financieros de ahorro de 32 entidades financieras, 17 en las 5 visitas realizadas en Murcia

Bancos y cajas de Murcia recomiendan los depósitos y los fondos de inversión para los pequeños ahorradores

El pagaré es un producto floreciente debido a la necesidad de capital de las entidades bancarias

En Murcia, se realizaron un total de cinco visitas a las siguientes entidades financieras: Caja Murcia, Catalunya Caixa, BBVA, Sabadell y Bankinter. En ellas, se ofrecieron un total de 17 productos de ahorro: 7 depósitos, 6 fondos de inversión, 3 pagarés y 1 plan de ahorro. De ellos, los vendedores de cada caja o banco recomendaron: dos depósitos en Sabadell y Caja Murcia, dos fondos de inversión en Bankinter y BBVA y un pagaré en Catalunya Caixa.

Así, los depósitos y los fondos de inversión son el producto de ahorro más recomendado en las cinco entidades visitadas en Murcia. Por un lado, el primero es un tipo de producto de ahorro más seguro: garantiza la inversión, incluso si el banco o caja quebrara. Si esto ocurriera, sería el Fondo de Garantía de Depósitos el responsable, hasta un límite de 100.000 euros. En segundo lugar, en los fondos de inversión existe en general una gran diversidad (de renta fija, de renta variable y mixtos), y en el estudio, la mitad de los ofrecidos en las entidades visitadas eran conservadores, por suponer más seguridad para la inversión del consumidor.

Disponibilidad y penalizaciones de los productos ofertados

¿Se puede disponer del capital invertido antes de finalizar el plazo de vigencia del producto? En Murcia, en diez de los 17 productos ofrecidos había completa disponibilidad del capital invertido y también en dos más, aunque en estos últimos (eran fondos de inversión) no garantizaban que el consumidor recuperase el 100% del dinero. En cinco, sin embargo, no se permitía sacarlo antes de plazo. Eran en dos depósitos (de Bankinter y Sabadell) y en tres pagarés (todos de Catalunya Caixa).

Y en los casos en que sí se puede disponer del dinero, ¿ello implica alguna penalización? Sí, en casi todos los depósitos en los que se permitía sacar el capital (excepto uno de BBVA y otro de Catalunya Caixa). Hay que advertir que en los depósitos se puede acceder a su rescate, parcial o totalmente, aunque en la mayoría de las ocasiones bajo una tasa de penalización, que oscila en función de cada producto, entre 0,50% y 2%.

Plazos, rentabilidad y fiscalidad de los productos ofertados

Teniendo en cuenta el perfil creado por EROSKI CONSUMER (una persona con un ahorro de 6.000 euros), los pagarés ofrecidos en Murcia se enfocaron a más corto plazo: concretamente a un periodo de hasta año y medio. Sin embargo, el periodo de vigencia de los depósitos podía llegar hasta a 5 años y el del plan de ahorro era indefinido.

Por supuesto, uno de los datos más importantes y en el que debe fijarse el consumidor a la hora de contratar un producto u otro es la rentabilidad. En el estudio, del total de productos ofertados (287), la de los depósitos variaba entre el 1,19% y el 4,55%, en casi cuatro de cada cinco pagarés no superaba el 4% y en los fondos de inversión de renta fija (el 82% del total ofrecido) variaban entre el 1,37% y el 4,5%. Y ¿cuándo pagan estos intereses? En Murcia, era habitual que el propio consumidor eligiese el plazo o diesen la opción de hacerlo al vencimiento.

Por supuesto, Hacienda también interviene en los ahorros de los consumidores. La base imponible del ahorro se grava al 21%, con independencia de la cuantía, en los periodos impositivos de 2012 y 2013. Sin embargo, en las cinco visitas no informaron sobre dicha proporción.

Cuidado con las comisiones

Las comisiones implican un gasto añadido para el consumidor que, muchas veces, desconoce. En Murcia, la mayor parte de los productos que ofertaron no tienen comisiones, tal y como informaron durante las visitas. Sí decían aplicarlas en dos fondo de inversión de Bankinter y Sabadell.

En este sentido, es importante saber que ningún depósito o IPF (imposición a plazo fijo) tiene comisiones. Eso sí, pueden tenerlas productos vinculados o asociados, ya que es habitual que la entidad requiera una cuenta corriente para liquidar periódicamente los intereses que haya generado el capital (como ocurría en todas las visitas realizadas a las cinco entidades financieras de Murcia). Además, los contratos de depósito a plazo suelen permitir cancelarlo anticipadamente, a cambio de una comisión establecida por la entidad o de una penalización.

Por su parte, invertir en fondos de inversión supone tener que pagar tres tipos de comisiones: las depositarias (es la cantidad que cobra la entidad depositaria de los activos adquiridos por el fondo de inversión), de gestión (es lo que cobra la gestora por realizar la gestión del capital invertido en el fondo) y de reembolso y/o suscripción (por la compra venta).

Oviedo

Analizados 287 productos financieros de ahorro de 32 entidades financieras, 21 en las 5 visitas realizadas en Oviedo

Bancos y cajas de Oviedo recomiendan los depósitos para los pequeños ahorradores

Es el tipo de producto más seguro que garantiza la inversión, incluso si la entidad bancaria quebrara

En Oviedo, se realizaron un total de cinco visitas a las siguientes entidades financieras: Banco Popular, BBVA, Caixa Galicia (Novacaixagalicia), Cajastur y Banco Herrero (Sabadell). En ellas, se ofrecieron un total de 21 productos de ahorro: 11 depósitos, 4 depósitos combinados, 3 pagarés, 2 fondos y 1 cuenta de ahorro. De ellos, los vendedores de cada caja o banco recomendaron: tres depósitos, en BBVA, Cajastur y Banco Herrero; 2 depósitos combinados en el Banco Popular y en Caixa Galicia.

Así, los depósitos son el producto de ahorro más recomendado en las cinco entidades visitadas en Oviedo. Y es que se trata de un tipo de producto de ahorro más seguro: garantiza la inversión, incluso si el banco o caja quebrara. Si esto ocurriera, sería el Fondo de Garantía de Depósitos el responsable, hasta un límite de 100.000 euros.

Disponibilidad y penalizaciones de los productos ofertados

¿Se puede disponer del capital invertido antes de finalizar el plazo de vigencia del producto? En Oviedo, en 18 de los 21 productos ofrecidos había completa disponibilidad del capital invertido. En tres, sin embargo, no se permitía sacarlo antes de plazo. Eran tres pagarés, dos de Caixa Galicia y uno de Banco Herrero.

Y en los casos en que sí se puede disponer del dinero, ¿ello implica alguna penalización? Sí, en todos los depósitos en los que se permitía sacar el capital. Hay que advertir que se puede acceder a su rescate, parcial o totalmente, aunque en la mayoría de las ocasiones bajo una tasa de penalización, que oscila en función de cada producto, entre 0,50% y 2%.

Plazos, rentabilidad y fiscalidad de los productos ofertados

Teniendo en cuenta el perfil creado por EROSKI CONSUMER (una persona con un ahorro de 6.000 euros), los depósitos ofrecidos en Oviedo se enfocaron a más corto plazo: concretamente a un periodo de hasta dos años de vigencia.

Por supuesto, uno de los datos más importantes y en el que debe fijarse el consumidor a la hora de contratar un producto u otro es la rentabilidad. En el estudio, del total de productos ofertados (287), la de los depósitos variaba entre el 1,19% y el 4,55%, en casi cuatro de cada cinco pagarés no superaba el 4% y en los fondos de inversión de renta fija (el 82% del total ofrecido) variaban entre el 1,37% y el 4,5%. Y ¿cuándo pagan estos intereses? En Oviedo, la forma más habitual era cuando vencía el plazo de vigencia.

Por supuesto, Hacienda también interviene en los ahorros de los consumidores. La base imponible del ahorro se grava al 21%, con independencia de la cuantía, en los periodos impositivos de 2012 y 2013. Sin embargo, en 1 de las entidades bancarias visitadas en Oviedo dieron este dato de forma errónea, ya que indicaron que se trata de un 19% (el tipo impositivo de 2011).

Cuidado con las comisiones

Las comisiones implican un gasto añadido para el consumidor que, muchas veces, desconoce. En Oviedo, los productos que ofertaron no tienen comisiones, tal y como informaron durante las visitas, salvo el caso de una cuenta de ahorro del BBVA.

En este sentido, es importante saber que ningún depósito o IPF (imposición a plazo fijo) tiene comisiones. Eso sí, pueden tenerlas productos vinculados o asociados, ya que es habitual que la entidad requiera una cuenta corriente para liquidar periódicamente los intereses que haya generado el capital (como ocurría en todas las visitas realizadas a las cinco entidades financieras de Oviedo). Además, los contratos de depósito a plazo suelen permitir cancelarlo anticipadamente, a cambio de una comisión establecida por la entidad o de una penalización.

Por su parte, invertir en fondos de inversión supone tener que pagar tres tipos de comisiones: las depositarias (es la cantidad que cobra la entidad depositaria de los activos adquiridos por el fondo de inversión), de gestión (es lo que cobra la gestora por realizar la gestión del capital invertido en el fondo) y de reembolso y/o suscripción (por la compra venta).

Pamplona

Analizados 287 productos financieros de ahorro de 32 entidades financieras, 11 en las 5 visitas realizadas en Pamplona

Bancos y cajas de Pamplona recomiendan los depósitos para los pequeños ahorradores

Es el tipo de producto más seguro que garantiza la inversión, incluso si la entidad bancaria quebrara

En Pamplona, se realizaron un total de cinco visitas a las siguientes entidades financieras: CAN (Banca Cívica), Caja Rural de Navarra, Sabadell, Banco Santander y BBVA. En ellas, se ofrecieron un total de 11 productos de ahorro: 6 depósitos, 3 fondos de inversión, 1 pagaré y 1 plan de ahorro. De ellos, los vendedores de cada caja o banco recomendaron: dos depósitos en la CAN y en Caja Rural de Navarra, un fondo de inversión en Sabadell, un pagaré en el Banco Santander y un plan de ahorro del BBVA.

Así, los depósitos son el producto de ahorro más recomendado en las cinco entidades visitadas en Pamplona. Y es que se trata de un tipo de producto de ahorro más seguro: garantiza la inversión, incluso si el banco o caja quebrara. Si esto ocurriera, sería el Fondo de Garantía de Depósitos el responsable, hasta un límite de 100.000 euros.

Disponibilidad y penalizaciones de los productos ofertados

¿Se puede disponer del capital invertido antes de finalizar el plazo de vigencia del producto? En Pamplona, en nueve de los 11 productos ofrecidos había completa disponibilidad del capital invertido y en uno también (era un fondo de inversión) aunque no garantizaban el cien por cien del dinero invertido. En otro, sin embargo, no se permitía sacarlo antes de plazo: se trataba de un pagaré (del Banco Santander).

Y en los casos en que sí se puede disponer del dinero, ¿ello implica alguna penalización? Sí, en todos los depósitos en los que se permitía sacar el capital. Hay que advertir que en los depósitos se puede acceder a su rescate, parcial o totalmente, aunque en la mayoría de las ocasiones bajo una tasa de penalización, que oscila en función de cada producto, entre 0,50% y 2%.

Plazos, rentabilidad y fiscalidad de los productos ofertados

Teniendo en cuenta el perfil creado por EROSKI CONSUMER (una persona con un ahorro de 6.000 euros), los depósitos y los pagarés ofrecidos en Pamplona se enfocaron a más corto plazo: concretamente a un periodo de hasta un año y medio. Sin embargo el fondo de inversión están orientados a más largo plazo: tienen un periodo de vigencia de hasta 3 años.

Por supuesto, uno de los datos más importantes y en el que debe fijarse el consumidor a la hora de contratar un producto u otro es la rentabilidad. En el estudio, del total de productos ofertados (287), la de los depósitos variaba entre el 1,19% y el 4,55%, en casi cuatro de cada cinco pagarés no superaba el 4% y en los fondos de inversión de renta fija (el 82% del total ofrecido) variaban entre el 1,37% y el 4,5%. Y ¿cuándo pagan estos intereses? En Pamplona, la forma más habitual era cuando vencía el plazo de vigencia.

Por supuesto, Hacienda también interviene en los ahorros de los consumidores. La base imponible del ahorro se grava al 21%, con independencia de la cuantía, en los periodos impositivos de 2012 y 2013. Sin embargo, en todas las visitas dieron el dato de manera errónea e indicaron que se trataba de un 19% (el tipo impositivo de 2011).

Cuidado con las comisiones

Las comisiones implican un gasto añadido para el consumidor que, muchas veces, desconoce. En Pamplona, todos los productos que se ofertaron no tenían comisiones, o al menos eso se dijo a los técnicos de la revista durante las visitas.

En este sentido, es importante saber que ningún depósito o IPF (imposición a plazo fijo) tiene comisiones. Eso sí, pueden tenerlas productos vinculados o asociados, ya que es habitual que la entidad requiera una cuenta corriente para liquidar periódicamente los intereses que haya generado el capital (como ocurría en todos las visitas realizadas a las cinco entidades financieras de Pamplona). Además, los contratos de depósito a plazo suelen permitir cancelarlo anticipadamente, a cambio de una comisión establecida por la entidad o de una penalización.

Por su parte, invertir en fondos de inversión supone tener que pagar tres tipos de comisiones: las depositarias (es la cantidad que cobra la entidad depositaria de los activos adquiridos por el fondo de inversión), de gestión (es lo que cobra la gestora por realizar la gestión del capital invertido en el fondo) y de reembolso y/o suscripción (por la compra venta).

San Sebastián

Analizados 287 productos financieros de ahorro de 32 entidades financieras, 15 en las 5 visitas realizadas en Donostia-San Sebastián

Bancos y cajas de Donostia recomiendan los fondos de inversión para los pequeños ahorradores

La mayoría son de renta fija y suponen mayor seguridad en la inversión realizada

En Donostia-San Sebastián, se realizaron un total de cinco visitas a las siguientes entidades financieras: Banco Santander, Bankoa (Crédit Agricole), Sabadell, Banco Guipuzcoano (Sabadell) y Kutxa (Kutxabank). En ellas, se ofrecieron un total de 15 productos de ahorro: 11 depósitos, 4 depósitos combinados, 3 pagarés, 2 fondos y 1 cuenta especial. De ellos, los vendedores de cada caja o banco recomendaron: tres depósitos, en BBVA, Cajastur y Banco Herrero; 1 fondo de inversión en Caixa Galicia y 1 depósito combinado en el Banco Popular.

Los fondos de inversión fueron uno de los productos más recomendados en las 5 entidades visitadas en Donostia. Se trata de una opción para captar capital. En general, existe una gran diversidad (de renta fija, de renta variable y mixtos), aunque en el estudio, el 82% de los ofrecidos en las entidades visitadas eran conservadores, por suponer más seguridad para la inversión del consumidor. Sin embargo, también se aconsejaron los depósitos (además de ser el más ofrecido). Y es que se trata de un tipo de producto de ahorro más seguro: garantiza la inversión, incluso si el banco o caja quebrara. Si esto ocurriera, sería el Fondo de Garantía de Depósitos el responsable, hasta un límite de 100.000 euros.

Destaca como tercera opción ofrecida el pagaré. Se trata de activos de renta fija que se negocian en el mercado secundario. En los últimos meses, este tipo de producto ha florecido considerablemente, pese a que nada garantiza que el precio de venta sea igual o superior al de la adquisición de los pagarés y su liquidación depende de la situación económica de la entidad, es decir, en caso de quiebra no está respaldado por ningún fondo de garantía.

Disponibilidad y penalizaciones de los productos ofertados

¿Se puede disponer del capital invertido antes de finalizar el plazo de vigencia del producto? En Donostia-San Sebastián, en 10 de los 15 productos ofrecidos había completa disponibilidad del capital invertido. En cinco, sin embargo, no se permitía sacarlo antes de plazo. Eran cuatro depósitos del banco Guipuzcoano, Sabadell y Bankoa, y un fondo de inversión del Banco Guipuzcoano.

Y en los casos en que sí se puede disponer del dinero, ¿ello implica alguna penalización? Sí, en 9 de los 15 productos ofrecidos (4 depósitos, 3 pagarés y 2 fondos de inversión). Hay que advertir que en los depósitos se puede acceder a su rescate, parcial o totalmente, aunque en la mayoría de las ocasiones bajo una tasa de penalización, que oscila en función de cada producto, entre 0,50% y 2%.

Plazos, rentabilidad y fiscalidad de los productos ofertados

Teniendo en cuenta el perfil creado por EROSKI CONSUMER (una persona con un ahorro de 6.000 euros), los depósitos y los pagarés ofrecidos en Donostia-San Sebastián se enfocaron a más corto plazo: concretamente a un periodo de hasta un año y medio de vigencia (solo uno de los depósitos tenía un plazo de 3 años). Mientras que los fondos de inversión, el producto más recomendado, están orientados a un plazo más largo, de entre tres y cuatro años.

Por supuesto, uno de los datos más importantes y en el que debe fijarse el consumidor a la hora de contratar un producto u otro es la rentabilidad. En el estudio, del total de productos ofertados (287), la de los depósitos variaba entre el 1,19% y el 4,55%, en casi cuatro de cada cinco pagarés no superaba el 4% y en los fondos de inversión de renta fija (el 82% del total ofrecido) variaban entre el 1,37% y el 4,5%. Y ¿cuándo pagan estos intereses? En Donostia-San Sebastián, en 7 de los 15 productos se pagaba al vencimiento del plazo.

Por supuesto, Hacienda también interviene en los ahorros de los consumidores. La base imponible del ahorro se grava al 21%, con independencia de la cuantía, en los periodos impositivos de 2012 y 2013. Sin embargo, sólo en una de las visitas informaron de cuál era el tipo de fiscalidad que se aplica al producto financiero que ofrecían.

Cuidado con las comisiones

Las comisiones implican un gasto añadido para el consumidor que, muchas veces, desconoce. En Donostia-San Sebastián, los productos que ofertaron no tienen comisiones, tal y como informaron durante las visitas.

En este sentido, es importante saber que ningún depósito o IPF (imposición a plazo fijo) tiene comisiones. Eso sí, pueden tenerlas productos vinculados o asociados, ya que es habitual que la entidad requiera una cuenta corriente para liquidar periódicamente los intereses que haya generado el capital (como ocurría en todas las visitas realizadas a las cinco entidades financieras de Donostia-San Sebastián). Además, los contratos de depósito a plazo suelen permitir cancelarlo anticipadamente, a cambio de una comisión establecida por la entidad o de una penalización.

Por su parte, invertir en fondos de inversión supone tener que pagar tres tipos de comisiones: las depositarias (es la cantidad que cobra la entidad depositaria de los activos adquiridos por el fondo de inversión), de gestión (es lo que cobra la gestora por realizar la gestión del capital invertido en el fondo) y de reembolso y/o suscripción (por la compra venta).

Santander

Analizados 287 productos financieros de ahorro de 32 entidades financieras, 20 en las 5 visitas realizadas en Santander

Bancos y cajas de Santander recomiendan los depósitos para los pequeños ahorradores

El pagaré es un producto floreciente debido a la necesidad de capital de las entidades bancarias

En Santander, se realizaron un total de cinco visitas a las siguientes entidades financieras: Caja Cantabria, Caja Madrid (Bankia), Sabadell, Banco Santander y BBVA. En ellas, se ofrecieron un total de 20 productos de ahorro: 8 depósitos, 7 pagarés, 1 plan de ahorro, 1 cuenta de ahorro, 1 Bono del Estado, 1 Letra del Tesoro y 1 depósito combinado. De ellos, los vendedores de cada caja o banco recomendaron: tres depósitos en el Banco Santander, BBVA y Sabadell; un depósito combinado en Caja Madrid y un plan de ahorro en Caja Cantabria.

Así, los depósitos son el producto de ahorro más recomendado en las cinco entidades visitadas en Santander. Y es que se trata de un tipo de producto de ahorro más seguro: garantiza la inversión, incluso si el banco o caja quebrara. Si esto ocurriera, sería el Fondo de Garantía de Depósitos el responsable, hasta un límite de 100.000 euros. Sin embargo, también destaca el número de pagarés que se ofrecen. Se trata de activos de renta fija que se negocian en el mercado secundario. En los últimos meses, este tipo de producto ha florecido considerablemente, pese a que nada garantiza que el precio de venta sea igual o superior al de la adquisición de los pagarés y su liquidación depende de la situación económica de la entidad, es decir, en caso de quiebra no está respaldado por ningún fondo de garantía.

Disponibilidad y penalizaciones de los productos ofertados

¿Se puede disponer del capital invertido antes de finalizar el plazo de vigencia del producto? En Santander, en doce de los 20 productos ofrecidos había completa disponibilidad del capital invertido y en uno (un plan de ahorro) también lo hacían aunque no garantizaban el cien por cien de la inversión inicial en el caso de sacar el capital antes de un año. En siete, sin embargo, no se permitía sacarlo antes de plazo, la mayoría eran pagarés de Caja Madrid, Sabadell y Banco Santander.

Y en los casos en que sí se puede disponer del dinero, ¿ello implica alguna penalización? Sí, en todos los depósitos en los que se permitía sacar el capital. Hay que advertir que en los depósitos se puede acceder a su rescate, parcial o totalmente, aunque en la mayoría de las ocasiones bajo una tasa de penalización, que oscila en función de cada producto, entre 0,50% y 2%.

Plazos, rentabilidad y fiscalidad de los productos ofertados

Teniendo en cuenta el perfil creado por EROSKI CONSUMER (una persona con un ahorro de 6.000 euros), los depósitos y pagarés ofrecidos en Santander se enfocaron a más corto plazo: los primeros a un periodo de vigencia de hasta 3 años y los segundos hasta 1 año. Sin embargo, el resto de productos tenía un periodo de vigencia indefinido.

Por supuesto, uno de los datos más importantes y en el que debe fijarse el consumidor a la hora de contratar un producto u otro es la rentabilidad. En el estudio, del total de productos ofertados (287), la de los depósitos variaba entre el 1,19% y el 4,55%, en casi cuatro de cada cinco pagarés no superaba el 4% y en los fondos de inversión de renta fija (el 82% del total ofrecido) variaban entre el 1,37% y el 4,5%. Y ¿cuándo pagan estos intereses? En Santander, la forma más habitual era cuando vencía el plazo de vigencia.

Por supuesto, Hacienda también interviene en los ahorros de los consumidores. La base imponible del ahorro se grava al 21%, con independencia de la cuantía, en los periodos impositivos de 2012 y 2013. Sin embargo, en las cinco visitas no informaron sobre dicha proporción.

Cuidado con las comisiones

Las comisiones implican un gasto añadido para el consumidor que, muchas veces, desconoce. En Santander, la mayor parte de los productos que ofertaron no tienen comisiones, o al menos eso es lo que se dijo a los técnicos de la revista durante las visitas, y en dos ocasiones ni siquiera informaron de ello. Sí decían aplicarlas en los Bonos del Estado del Sabadell.

En este sentido, es importante saber que ningún depósito o IPF (imposición a plazo fijo) tiene comisiones. Eso sí, pueden tenerlas productos vinculados o asociados, ya que es habitual que la entidad requiera una cuenta corriente para liquidar periódicamente los intereses que haya generado el capital (como ocurría en todos las visitas realizadas a las cinco entidades financieras de Santander). Además, los contratos de depósito a plazo suelen permitir cancelarlo anticipadamente, a cambio de una comisión establecida por la entidad o de una penalización.

Por su parte, invertir en fondos de inversión supone tener que pagar tres tipos de comisiones: las depositarias (es la cantidad que cobra la entidad depositaria de los activos adquiridos por el fondo de inversión), de gestión (es lo que cobra la gestora por realizar la gestión del capital invertido en el fondo) y de reembolso y/o suscripción (por la compra venta).

Sevilla

Analizados 287 productos financieros de ahorro de 32 entidades financieras, 21 en las 6 visitas realizadas en Sevilla

Bancos y cajas de Sevilla recomiendan depósitos y pagarés para los pequeños ahorradores

Ante una posible quiebra, los depósitos siempre garantizan la inversión con el Fondo de Garantía de Depósitos mientras que en los pagarés no existe esta figura

En Sevilla, se realizaron un total de seis visitas a las siguientes entidades financieras: Cajasol (Banca Cívica), Unicaja, Caja Madrid (Bankia), Sabadell, Banco Santander y Banco Popular. En ellas, se ofrecieron un total de 21 productos de ahorro: 8 depósitos, 8 pagarés, 2 depósitos combinados, 1 fondo de inversión, 1 cuenta de ahorro y 1 acciones en bolsa. De ellos, los vendedores de cada caja o banco recomendaron: dos depósitos de Caja Madrid y Cajasol, dos pagarés del Banco Santander y Unicaja, un depósito combinado en el Banco Popular y un fondo de inversión en el Sabadell.

Así, los productos de ahorro más recomendados en las seis entidades visitadas en Sevilla son los depósitos y los pagarés. Sin embargo, son dos productos muy diferentes en cuanto a la seguridad que ofrecen. Por un lado, el depósito es el tipo de producto de ahorro más seguro: garantiza la inversión, incluso si el banco o caja quebrara. Si esto ocurriera, sería el Fondo de Garantía de Depósitos el responsable, hasta un límite de 100.000 euros. Pero con el pagaré, un producto floreciente en los últimos meses, nada garantiza que el precio de venta sea igual o superior al de la adquisición de los pagarés y su liquidación depende de la situación económica de la entidad, es decir, en caso de quiebra no está respaldado por ningún fondo de garantía.

Disponibilidad y penalizaciones de los productos ofertados

¿Se puede disponer del capital invertido antes de finalizar el plazo de vigencia del producto? En Sevilla, en 15 de los 21 productos ofrecidos había completa disponibilidad del capital invertido, en tres también la había pero no se garantizaba recuperar el cien por cien de ese capital (eran tres pagarés) y en otro producto combinado había disponibilidad solo en la parte fija. En dos, sin embargo, no se permitía sacarlo antes de plazo. Era un pagaré (de Unicaja).

Y en los casos en que sí se puede disponer del dinero, ¿ello implica alguna penalización? Sí, en casi todos los depósitos en los que se permitía sacar el capital (excepto en dos de Cajasol y Banco Popular). Hay que advertir que en los depósitos se puede acceder a su rescate, parcial o totalmente, aunque en la mayoría de las ocasiones bajo una tasa de penalización, que oscila en función de cada producto, entre 0,50% y 2%.

Plazos, rentabilidad y fiscalidad de los productos ofertados

Teniendo en cuenta el perfil creado por EROSKI CONSUMER (una persona con un ahorro de 6.000 euros), los pagarés ofrecidos en Sevilla se enfocaron a más corto plazo: concretamente a un periodo de hasta un año y medio. Sin embargo, los depósitos y el fondo de inversión están orientados a más largo plazo: tienen un periodo de vigencia de hasta 3 años.

Por supuesto, uno de los datos más importantes y en el que debe fijarse el consumidor a la hora de contratar un producto u otro es la rentabilidad. En el estudio, del total de productos ofertados (287), la de los depósitos variaba entre el 1,19% y el 4,55%, en casi cuatro de cada cinco pagarés no superaba el 4% y en los fondos de inversión de renta fija (el 82% del total ofrecido) variaban entre el 1,37% y el 4,5%. Y ¿cuándo pagan estos intereses? En Sevilla, la forma más habitual era cuando vencía el plazo de vigencia o también de anual o trimestralmente.

Por supuesto, Hacienda también interviene en los ahorros de los consumidores. La base imponible del ahorro se grava al 21%, con independencia de la cuantía, en los periodos impositivos de 2012 y 2013. Pese a todo, el personal de las entidades bancarias apenas informaba de este dato, solo en dos visitas.

Cuidado con las comisiones

Las comisiones implican un gasto añadido para el consumidor que, muchas veces, desconoce. En Sevilla, la mayor parte de los productos que ofertaron no tienen comisiones, tal y como informaron durante las visitas. Sí decían aplicarlas en un fondo de inversión de Sabadell.

En este sentido, es importante saber que ningún depósito o IPF (imposición a plazo fijo) tiene comisiones. Eso sí, pueden tenerlas productos vinculados o asociados, ya que es habitual que la entidad requiera una cuenta corriente para liquidar periódicamente los intereses que haya generado el capital (como ocurría en todas las visitas realizadas a las seis entidades financieras de Sevilla). Además, los contratos de depósito a plazo suelen permitir cancelarlo anticipadamente, a cambio de una comisión establecida por la entidad o de una penalización.

Por su parte, invertir en fondos de inversión supone tener que pagar tres tipos de comisiones: las depositarias (es la cantidad que cobra la entidad depositaria de los activos adquiridos por el fondo de inversión), de gestión (es lo que cobra la gestora por realizar la gestión del capital invertido en el fondo) y de reembolso y/o suscripción (por la compra venta).

Valencia

Analizados 287 productos financieros de ahorro de 32 entidades financieras, 13 en las 6 visitas realizadas en Valencia

Bancos y cajas de Valencia recomiendan los depósitos para los pequeños ahorradores

Es el tipo de producto más seguro que garantiza la inversión, incluso si la entidad bancaria quebrara

En Valencia, se realizaron un total de seis visitas a las siguientes entidades financieras: CAM, Catalunya Caixa, Bancaja (Bankia), BBVA, Banco Santander y Banco Popular. En ellas, se ofrecieron un total de 13 productos de ahorro: 5 depósitos, 5 pagarés, 2 planes de ahorro y 1 depósito combinado. De ellos, los vendedores de cada caja o banco recomendaron: cinco depósitos de CAM, Catalunya Caixa, BBVA, Banco Santander y Banco Popular, y un plan de ahorro de Bancaja.

Así, los depósitos son el producto de ahorro más recomendado en las seis entidades visitadas en Valencia. Y es que se trata de un tipo de producto de ahorro más seguro: garantiza la inversión, incluso si el banco o caja quebrara. Si esto ocurriera, sería el Fondo de Garantía de Depósitos el responsable, hasta un límite de 100.000 euros. Sin embargo, también destaca el número de pagarés que se ofrecen. Se trata de activos de renta fija que se negocian en el mercado secundario. En los últimos meses, este tipo de producto ha florecido considerablemente, pese a que nada garantiza que el precio de venta sea igual o superior al de la adquisición de los pagarés y su liquidación depende de la situación económica de la entidad, es decir, en caso de quiebra no está respaldado por ningún fondo de garantía.

Disponibilidad y penalizaciones de los productos ofertados

¿Se puede disponer del capital invertido antes de finalizar el plazo de vigencia del producto? En Valencia, en 11 de los 13 productos ofrecidos había completa disponibilidad del capital invertido. En dos, sin embargo, no se permitía sacarlo antes de plazo. Eran dos pagarés (del Banco Popular).

Y en los casos en que sí se puede disponer del dinero, ¿ello implica alguna penalización? Sí, en todos los depósitos en los que se permitía sacar el capital. Hay que advertir que en los depósitos se puede acceder a su rescate, parcial o totalmente, aunque en la mayoría de las ocasiones bajo una tasa de penalización, que oscila en función de cada producto, entre 0,50% y 2%.

Plazos, rentabilidad y fiscalidad de los productos ofertados

Teniendo en cuenta el perfil creado por EROSKI CONSUMER (una persona con un ahorro de 6.000 euros), los pagarés y depósitos ofrecidos en Valencia se enfocaron en general a más corto plazo: concretamente a un periodo de hasta un año y medio. Sin embargo, el depósito combinado y el plan de ahorro están orientados a más largo plazo: tienen un periodo de vigencia de hasta 3 años el primero e indefinido el segundo.

Por supuesto, uno de los datos más importantes y en el que debe fijarse el consumidor a la hora de contratar un producto u otro es la rentabilidad. En el estudio, del total de productos ofertados (287), la de los depósitos variaba entre el 1,19% y el 4,55%, en casi cuatro de cada cinco pagarés no superaba el 4% y en los fondos de inversión de renta fija (el 82% del total ofrecido) variaban entre el 1,37% y el 4,5%. Y ¿cuándo pagan estos intereses? En Valencia, la forma más habitual era cuando vencía el plazo de vigencia.

Por supuesto, Hacienda también interviene en los ahorros de los consumidores. La base imponible del ahorro se grava al 21%, con independencia de la cuantía, en los periodos impositivos de 2012 y 2013. Sin embargo, en una visita dieron el dato de manera errónea e indicaron que se trataba de un 19% (el tipo impositivo de 2011).

Cuidado con las comisiones

Las comisiones implican un gasto añadido para el consumidor que, muchas veces, desconoce. En Valencia, la mayor parte de los productos que ofertaron no tienen comisiones, o al menos eso fue lo que se le dijo al técnico de la revista durante las visitas. Sí decían aplicarlas en un producto combinado del Banco Popular.

En este sentido, es importante saber que ningún depósito o IPF (imposición a plazo fijo) tiene comisiones. Eso sí, pueden tenerlas productos vinculados o asociados, ya que es habitual que la entidad requiera una cuenta corriente para liquidar periódicamente los intereses que haya generado el capital (como ocurría en todas las visitas realizadas a las seis entidades financieras de Valencia). Además, los contratos de depósito a plazo suelen permitir cancelarlo anticipadamente, a cambio de una comisión establecida por la entidad o de una penalización.

Por su parte, invertir en fondos de inversión supone tener que pagar tres tipos de comisiones: las depositarias (es la cantidad que cobra la entidad depositaria de los activos adquiridos por el fondo de inversión), de gestión (es lo que cobra la gestora por realizar la gestión del capital invertido en el fondo) y de reembolso y/o suscripción (por la compra venta).

Valladolid

Analizados 287 productos financieros de ahorro de 32 entidades financieras, 17 en las 6 visitas realizadas en Valladolid

Bancos y cajas de Valladolid recomiendan los fondos de inversión para los pequeños ahorradores

En general, son de renta fija por lo que suponen mayor seguridad en la inversión realizada

En Valladolid, se realizaron un total de seis visitas a las siguientes entidades financieras: Caja España-Caja Duero, Caja Círculo, Caja Madrid (Bankia), BBVA, Bankinter y Sabadell. En ellas, se ofrecieron un total de 17 productos de ahorro: 7 depósitos, 5 pagarés, 4 fondos de inversión y 1 cuenta de ahorro. De ellos, los vendedores de cada caja o banco recomendaron: tres fondos de inversión de BBVA, Caja España-Caja Duero y Sabadell; un depósito de Caja Círculo; un pagaré de Caja Madrid; y una cuenta de ahorro de Bankinter.

Los fondos de inversión fueron uno de los productos más recomendados en las 6 entidades visitadas en Valladolid. Se trata de una opción para captar capital. En general, existe en general una gran diversidad (de renta fija, de renta variable y mixtos), aunque en el estudio, el 82% de los ofrecidos en las entidades visitadas eran conservadores, por suponer más seguridad para la inversión del consumidor. Sin embargo, también se ofrecieron especialmente depósitos (además de ser el más ofrecido). Y es que se trata de un tipo de producto de ahorro más seguro: garantiza la inversión, incluso si el banco o caja quebrara. Si esto ocurriera, sería el Fondo de Garantía de Depósitos el responsable, hasta un límite de 100.000 euros.

Destaca como tercera opción ofrecida el pagaré. Se trata de activos de renta fija que se negocian en el mercado secundario. En los últimos meses, este tipo de producto ha florecido considerablemente, pese a que nada garantiza que el precio de venta sea igual o superior al de la adquisición de los pagarés y su liquidación depende de la situación económica de la entidad, es decir, en caso de quiebra no está respaldado por ningún fondo de garantía.

Disponibilidad y penalizaciones de los productos ofertados

¿Se puede disponer del capital invertido antes de finalizar el plazo de vigencia del producto? En Valladolid, solo en 6 de los 17 productos ofrecidos había completa disponibilidad del capital invertido. En once, sin embargo, no se permitía sacarlo antes de plazo.

Y en los casos en que sí se puede disponer del dinero, ¿ello implica alguna penalización? Sí, en todos los depósitos en los que se permitía sacar el capital. Hay que advertir que en los depósitos se puede acceder a su rescate, parcial o totalmente, aunque en la mayoría de las ocasiones bajo una tasa de penalización, que oscila en función de cada producto, entre 0,50% y 2%.

Plazos, rentabilidad y fiscalidad de los productos ofertados

Teniendo en cuenta el perfil creado por EROSKI CONSUMER (una persona con un ahorro de 6.000 euros), los pagarés ofrecidos en Valladolid se enfocaron en general a más corto plazo: concretamente a un periodo de hasta un año. Sin embargo, el depósito y los fondos de inversión están orientados a más largo plazo: tienen un periodo de vigencia de hasta 3 años.

Por supuesto, uno de los datos más importantes y en el que debe fijarse el consumidor a la hora de contratar un producto u otro es la rentabilidad. En el estudio, del total de productos ofertados (287), la de los depósitos variaba entre el 1,19% y el 4,55%, en casi cuatro de cada cinco pagarés no superaba el 4% y en los fondos de inversión de renta fija (el 82% del total ofrecido) variaban entre el 1,37% y el 4,5%. Y ¿cuándo pagan estos intereses? En Valladolid, la forma más habitual era cuando vencía el plazo de vigencia.

Por supuesto, Hacienda también interviene en los ahorros de los consumidores. La base imponible del ahorro se grava al 21%, con independencia de la cuantía, en los periodos impositivos de 2012 y 2013. Sin embargo, en una visita dieron el dato de manera errónea e indicaron que se trataba de un 19% (el tipo impositivo de 2011).

Cuidado con las comisiones

Las comisiones implican un gasto añadido para el consumidor que, muchas veces, desconoce. En Valladolid, la mayor parte de los productos que ofertaron no tienen comisiones, tal y como informaron durante las visitas. Sí decían aplicarlas en tres fondos de inversión del BBVA, Bankinter y Sabadell.

En este sentido, es importante saber que ningún depósito o IPF (imposición a plazo fijo) tiene comisiones. Eso sí, pueden tenerlas productos vinculados o asociados, ya que es habitual que la entidad requiera una cuenta corriente para liquidar periódicamente los intereses que haya generado el capital (como ocurría en todas las visitas realizadas a las seis entidades financieras de Valladolid). Además, los contratos de depósito a plazo suelen permitir cancelarlo anticipadamente, a cambio de una comisión establecida por la entidad o de una penalización.

Por su parte, invertir en fondos de inversión supone tener que pagar tres tipos de comisiones: las depositarias (es la cantidad que cobra la entidad depositaria de los activos adquiridos por el fondo de inversión), de gestión (es lo que cobra la gestora por realizar la gestión del capital invertido en el fondo) y de reembolso y/o suscripción (por la compra venta).

Vitoria

Analizados 287 productos financieros de ahorro de 32 entidades financieras, 18 en las 5 visitas realizadas en Vitoria

Bancos y cajas de Vitoria recomiendan los depósitos para los pequeños ahorradores

El pagaré es un producto floreciente debido a la necesidad de capital de las entidades bancarias

En Vitoria-Gasteiz, se realizaron un total de cinco visitas a las siguientes entidades financieras: Caja Vital (Kutxabank), ING Direct, Bankinter, Banco Santander y BBVA. En ellas, se ofrecieron un total de 18 productos de ahorro: 7 depósitos, 3 pagarés, 3 fondos de inversión, 3 cuentas de ahorro, 1 plan de ahorro y 1 acciones del banco. De ellos, los vendedores de cada caja o banco recomendaron: dos depósitos en Bankinter y Caja Vital, un fondo de inversión del BBVA, una cuenta de ahorro de ING Direct y acciones en el Banco Santander.

Así, los depósitos son el producto de ahorro más recomendado en las cinco entidades visitadas en Vitoria. Y es que se trata de un tipo de producto de ahorro más seguro: garantiza la inversión, incluso si el banco o caja quebrara. Si esto ocurriera, sería el Fondo de Garantía de Depósitos el responsable, hasta un límite de 100.000 euros. Sin embargo, también destaca el número de pagarés que se ofrecen. Se trata de activos de renta fija que se negocian en el mercado secundario. En los últimos meses, este tipo de producto ha florecido considerablemente, pese a que nada garantiza que el precio de venta sea igual o superior al de la adquisición de los pagarés y su liquidación depende de la situación económica de la entidad, es decir, en caso de quiebra no está respaldado por ningún fondo de garantía.

Disponibilidad y penalizaciones de los productos ofertados

¿Se puede disponer del capital invertido antes de finalizar el plazo de vigencia del producto? En Vitoria-Gasteiz, en 13 de los 18 productos ofrecidos había completa disponibilidad del capital invertido y en cinco también, pero no garantizaban recuperar el cien por cien de lo invertido (tres pagarés, un fondo de inversión y unas acciones).

Y en los casos en que sí se puede disponer del dinero, ¿ello implica alguna penalización? Sí, en todos los depósitos en los que se permitía sacar el capital. Hay que advertir que en los depósitos se puede acceder a su rescate, parcial o totalmente, aunque en la mayoría de las ocasiones bajo una tasa de penalización, que oscila en función de cada producto, entre 0,50% y 2%.

Plazos, rentabilidad y fiscalidad de los productos ofertados

Teniendo en cuenta el perfil creado por EROSKI CONSUMER (una persona con un ahorro de 6.000 euros), los pagarés ofrecidos en Vitoria se enfocaron a más corto plazo: los primeros a un periodo de vigencia de hasta año y medio. Sin embargo, el los depósitos y fondos de inversión tenían un periodo de vigencia más largo: hasta 3 años los primeros e indefinido los segundos.

Por supuesto, uno de los datos más importantes y en el que debe fijarse el consumidor a la hora de contratar un producto u otro es la rentabilidad. En el estudio, del total de productos ofertados (287), la de los depósitos variaba entre el 1,19% y el 4,55%, en casi cuatro de cada cinco pagarés no superaba el 4% y en los fondos de inversión de renta fija (el 82% del total ofrecido) variaban entre el 1,37% y el 4,5%. Y ¿cuándo pagan estos intereses? En Vitoria, la forma más habitual era cuando vencía el plazo de vigencia.

Por supuesto, Hacienda también interviene en los ahorros de los consumidores. La base imponible del ahorro se grava al 21%, con independencia de la cuantía, en los periodos impositivos de 2012 y 2013. Sin embargo, en las cinco visitas apenas informaron sobre dicha proporción y cuando en una ocasión lo hicieron, dieron de manera errónea el dato e indicaron que se trataba de un 19% (el tipo impositivo de 2011).

Cuidado con las comisiones

Las comisiones implican un gasto añadido para el consumidor que, muchas veces, desconoce. En Vitoria, la mayor parte de los productos que ofertaron no tienen comisiones, tal y como informaron durante las visitas. Sí decían aplicarlas en dos depósitos del BBVA y en otros dos fondos de inversión de BBVA y de ING Direct.

En este sentido, es importante saber que ningún depósito o IPF (imposición a plazo fijo) tiene comisiones. Eso sí, pueden tenerlas productos vinculados o asociados, ya que es habitual que la entidad requiera una cuenta corriente para liquidar periódicamente los intereses que haya generado el capital (como ocurría en todas las visitas realizadas a las cinco entidades financieras de Vitoria). Además, los contratos de depósito a plazo suelen permitir cancelarlo anticipadamente, a cambio de una comisión establecida por la entidad o de una penalización.

Por su parte, invertir en fondos de inversión supone tener que pagar tres tipos de comisiones: las depositarias (es la cantidad que cobra la entidad depositaria de los activos adquiridos por el fondo de inversión), de gestión (es lo que cobra la gestora por realizar la gestión del capital invertido en el fondo) y de reembolso y/o suscripción (por la compra venta).

Zaragoza

Analizados 287 productos financieros de ahorro de 32 entidades financieras, 14 en las 6 visitas realizadas en Zaragoza

Bancos y cajas de Zaragoza recomiendan los depósitos para los pequeños ahorradores

Es el tipo de producto más seguro que garantiza la inversión, incluso si la entidad bancaria quebrara

En Zaragoza, se realizaron un total de seis visitas a las siguientes entidades financieras: Ibercaja, CAI, Caja Madrid (Bankia), BBVA, Bankinter y Banco Popular. En ellas, se ofrecieron un total de 14 productos de ahorro: 7 depósitos, 2 planes de ahorro, 1 fondo de inversión, 1 pagaré, 1 cuenta de ahorro, 1 plan de pensiones y 1 depósito combinado. De ellos, los vendedores de cada caja o banco recomendaron: cuatro depósitos en Ibercaja, Caja Madrid, BBVA y Banco Popular; una cuenta de ahorro en Bankinter y un plan de ahorro en CAI.

Así, los depósitos son el producto de ahorro más recomendado en las seis entidades visitadas en Zaragoza. Y es que se trata de un tipo de producto de ahorro más seguro: garantiza la inversión, incluso si el banco o caja quebrara. Si esto ocurriera, sería el Fondo de Garantía de Depósitos el responsable, hasta un límite de 100.000 euros.

Disponibilidad y penalizaciones de los productos ofertados

¿Se puede disponer del capital invertido antes de finalizar el plazo de vigencia del producto? En Zaragoza, solo en 12 de los 14 productos ofrecidos había completa disponibilidad del capital invertido y en otro producto combinado también la había en la parte de renta fija. En uno, sin embargo, no se permitía sacarlo antes de plazo. Era un plan de pensiones del Banco Popular.

Y en los casos en que sí se puede disponer del dinero, ¿ello implica alguna penalización? Sí, en casi todos los depósitos en los que se permitía sacar el capital. Hay que advertir que en los depósitos se puede acceder a su rescate, parcial o totalmente, aunque en la mayoría de las ocasiones bajo una tasa de penalización, que oscila en función de cada producto, entre 0,50% y 2%.

Plazos, rentabilidad y fiscalidad de los productos ofertados

Teniendo en cuenta el perfil creado por EROSKI CONSUMER (una persona con un ahorro de 6.000 euros), los depósitos ofrecidos en Zaragoza se enfocaron en general a más corto plazo: concretamente a un periodo de hasta un año. Solo uno tenía un periodo de vigencia de 3 años.

Por supuesto, uno de los datos más importantes y en el que debe fijarse el consumidor a la hora de contratar un producto u otro es la rentabilidad. En el estudio, del total de productos ofertados (287), la de los depósitos variaba entre el 1,19% y el 4,55%, en casi cuatro de cada cinco pagarés no superaba el 4% y en los fondos de inversión de renta fija (el 82% del total ofrecido) variaban entre el 1,37% y el 4,5%. Y ¿cuándo pagan estos intereses? En Zaragoza, la forma más habitual era cuando vencía el plazo de vigencia o de forma semestral.

Por supuesto, Hacienda también interviene en los ahorros de los consumidores. La base imponible del ahorro se grava al 21%, con independencia de la cuantía, en los periodos impositivos de 2012 y 2013.

Cuidado con las comisiones

Las comisiones implican un gasto añadido para el consumidor que, muchas veces, desconoce. En Zaragoza, la mayor parte de los productos que ofertaron no tienen comisiones, tal y como informaron durante las visitas. Sí decían aplicarlas en un fondo de inversión de Bankinter.

En este sentido, es importante saber que ningún depósito o IPF (imposición a plazo fijo) tiene comisiones. Eso sí, pueden tenerlas productos vinculados o asociados, ya que es habitual que la entidad requiera una cuenta corriente para liquidar periódicamente los intereses que haya generado el capital (como ocurría en todas las visitas realizadas a las seis entidades financieras de Zaragoza). Además, los contratos de depósito a plazo suelen permitir cancelarlo anticipadamente, a cambio de una comisión establecida por la entidad o de una penalización.

Por su parte, invertir en fondos de inversión supone tener que pagar tres tipos de comisiones: las depositarias (es la cantidad que cobra la entidad depositaria de los activos adquiridos por el fondo de inversión), de gestión (es lo que cobra la gestora por realizar la gestión del capital invertido en el fondo) y de reembolso y/o suscripción (por la compra venta).

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones