Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

: Las edades de la nutrición, de 0 a 3 años: los cimientos de la salud

El periodo lácteo –así llamado por ser la leche el único alimento con el que se nutre el bebé– resulta de vital importancia para la salud y posterior desarrollo del niño. Sea leche materna o artificial, conocer a fondo ambas posibilidades definirá su óptimo aprovechamiento.

La alimentación de la madre

Al igual que en el periodo de gestación, durante el tiempo que estén dando el pecho, las mamás deben cuidar al máximo lo que comen. Tanto es así que nutricionistas como Eduard Baladia, miembro de la Academia Española de Nutrición y Dietética, recomiendan que los hábitos alimenticios de la mujer “se rijan exactamente por los mismos principios saludables que siguieron en el embarazo”. Hay que tener en cuenta que, en esta ocasión, tampoco se debe comer por dos, ya que los requerimientos nutricionales que la madre precisa para producir leche no se traducen en una necesidad de aumentar la ingesta.

Nutrientes que no deben faltar

Según apunta la Organización Mundial de la Salud, una dieta sana es aquella que contiene una cantidad equilibrada de energía, proteínas, vitaminas y minerales obtenidos mediante el consumo de diversos alimentos. “Es decir, una dieta saludable rica en frutas y hortalizas, legumbres, cereales de grano entero, aceite de oliva, lácteos, huevos, pescado, carnes magras”, apunta Baladia. “Esta rutina se adapta a los requerimientos ligeramente aumentados en esta etapa de lactancia de forma natural, a través de los reflejos de apetito y saciedad de la madre, de la misma forma que ocurría durante su embarazo”.

El dietista-nutricionista recomienda “dar prioridad a alimentos poco procesados, limitar la ingesta de alimentos ultraprocesados o, mejor aún, favorecer el acceso a alimentos saludables y limitar el acceso a aquellos poco saludables (como bollería industrial y bebidas azucaradas), es decir, productos con un elevado número de calorías que llenan, pero no nutren”. También hay que reducir significativamente la ingesta de cafeína. Y, conviene recordar que hay que eliminar o, al menos, reducir al máximo el consumo de tabaco. ¿Producto prohibido? Sin duda, el alcohol. “Aunque es cierto que el traspaso al bebé sería en poca cantidad, creo que deberíamos tenerlo como sustancia a evitar”, precisa el experto de la Academia Española de Nutrición y Dietética.

¿Son convenientes los suplementos?

De forma sistemática, no. Los expertos están de acuerdo en que a veces es imposible obtener, solo a través de la alimentación, las cantidades necesarias de ciertos nutrientes aumentadas en el periodo de lactancia; no obstante, es fundamental consultar con el médico antes de tomar cualquier vitamina o mineral. “Las pruebas apuntan a suplementación cuando se necesite; o sea, cuando se detecten estados carenciales o se diagnostique una deficiencia abierta. Eso sí, siempre prescrita por el especialista”, concluye Baladia.

¿Y las dietas para perder peso?

A diferencia del embarazo, donde los planes de adelgazamiento están terminantemente prohibidos, en la lactancia sí se pueden iniciar dietas restrictivas en energía sin poner en riesgo al bebé, tal como señala Eduard Baladia: “Cuando la lactancia materna esté establecida, las madres con exceso de peso pueden ayudar a la pérdida de kilos alargando la lactancia y empezando una restricción energética; es decir, dieta de adelgazamiento moderada, sin que por ello se vea afectada la producción de leche ni su calidad”. Eso sí, siempre bajo la supervisión de un médico o un dietista-nutricionista y, por su puesto, sin tomar por su cuenta productos adelgazantes sin el control de un profesional de la salud.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones