Las cadenas de comida rápida pueden mejorar la higiene