Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Motor > Mantenimiento del automóvil

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Robos de vehículos : La prudencia, el mejor sistema de alarma

La oferta de medios para evitar el robo de vehículos crece cada año, pero la precaución del propietario del coche, la moto o la autocaravana es clave

Sistemas antirrobo

  • Antirrobos mecánicos. Los modelos son muy diversos, y el precio va de los 12 a los 80 euros:
    • Sistemas que unen y bloquean los pedales con el volante
    • Sistemas que bloquean la rotación del volante mediante una barra que hace de tope con el panel de mandos, el asiento o las piernas del conductor
    • Sistemas que unen y bloquean la palanca de cambios con el freno de mano
    • Sistemas que bloquean cualquier movimiento de los pedales
  • Inmovilizador electrónico. Este sistema hace necesaria una intervención expresa del conductor para poder arrancar el vehículo, ya sea de forma manual en un teclado, mediante una clave, con un mando a distancia o con una llave con transmisor. Cuando se utiliza una llave de contacto no autorizada el inmovilizador bloquea el arranque del vehículo. Casi todos los automóviles modernos equipan este dispositivo de serie.
  • Alternativas económicas. Una opción barata (las hay desde 1 euro) para disuadir a los ladrones es poner una pegatina de aviso de alarma en los cristales como elemento disuasorio. Otra posibilidad es colocar un diodo lead intermitente, que imite al de una alarma, en el salpicadero. Algunos coches incorporan este sistema de serie, pero se puede hacer con uno por unos 5 euros.

Cómo proteger las motos

  • Aunque vaya a realizar una gestión de cinco minutos, no se limite a bloquear el manillar, coloque siempre el sistema antirrobo. Una moto sin candado y sin bloqueo de dirección se puede robar mientras su dueño compra el pan.
  • Átela siempre a algún elemento fijo con candados en forma de U. Entre dos o tres personas pueden cargarla con rapidez y meterla en una furgoneta a pesar de que esté bloqueada la dirección y con un candado articulado o de disco. Esta acción es imposible de realizar si la moto está sujeta a una farola, valla o árbol.
  • Ancle la moto por el chasis, o por algún punto que sea difícil de desmontar (los escapes y amortiguadores se desmontan con facilidad). Si no llega con un candado, utilice dos. Intente que la cerradura quede a desmano para dificultar su manipulación. Si la moto tiene bloqueo de dirección, utilícelo.
  • Si dispone de una plaza de garaje, fije una argolla al suelo o a la pared, ya que como ocurre en la calle, si la moto no esta anclada de poco sirven todos candados que se le coloquen.
  • Si va al cine, discoteca o similares, no aparque junto al local donde vaya a pasar unas horas, deje la moto un poco retirada.

Antirrobos y alarmas para motos

  • De disco. Bloquean el disco de freno. Inmovilizan la moto, pero como no está anclada a ningún elemento fijo, siempre puede levantarse, con el riesgo que eso supone. Es recomendable utilizarlo en combinación con algún otro complemento. En concreto, hay un sistema que abraza el disco y lo bloquea en su parte interior y otro compuesto por dos piezas con cierre frontal. El efecto que se consigue es el mismo.
    Precio. Entre 20 y 180 euros.
  • Las “U”. Arco de acero de alta resistencia en forma de U que va acompañado por un mecanismo de cierre blindado. Para aumentar su efectividad es recomendable ponerla por encima del disco de freno y abrazando las barras de la horquilla.
    Precio. Entre 30 y 250 euros.
  • Los sistemas articulados (pitón). Cables de acero con rótulas de acero cementado, con sistema de cierre blindado y preparado para el ataque con ganzúas o taladros.
    Precio. Entre 10 y 100 euros.
  • Cadenas. Fue el primer sistema antirrobo. En la actualidad los eslabones son más gruesos y de mayor resistencia.
    Precio. Entre 25 y 200 euros.
  • Alarmas. Se activan cuando la moto se mueve y bloquean el motor.
    Precio. Entre 20 y 200 euros.

Consejos de uso

  • Elija un antirrobo que sea lo suficientemente largo para atar la moto a un punto fijo. Tenga en cuenta las características de su vehículo: anchura de los cilindros de horquilla, diámetro de los discos de freno, presencia de puntos fijos cerca del posible lugar de estacionamiento, presencia de un punto de amarre en la moto, etc.
  • Ate la moto a un punto fijo. No se limite a pasar el antirrobo por un radio de la rueda o en un brazo de la horquilla. En la rueda delantera, lo ideal es coger los dos brazos de la horquilla, un radio de la rueda y pasar el conjunto por encima de los estribos de los frenos. En la rueda trasera, hay que coger el basculante y un radio, o al menos pasarlo por la cadena o el disco de freno. Colocarlo sin más en la rueda no sirve para nada, pues se puede mover la moto.
  • Nunca transporte el antirrobo en la mochila o en el bolsillo. En caso de caída o choque, su peso y rigidez pueden producir daños importantes en la columna vertebral. Utilice soportes atornillados a la moto en algún sitio resistente, atado debajo de la parrilla, o en la maleta.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones